La cita es del 1 al 25 de marzo

En 1984, un grupo de emprendedores culturales, encabezados por Francesca von Wuthenau de Saldívar, fundaron un encuentro para llenar de arte los recintos del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Así nació el festival que además de ser espacio para las artes promueve en todo el mundo los edificios, patios, plazas, templos, museos y teatros del Centro Histórico.

Solo tres años después, la zona fue declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en reconocimiento a que cuenta con vestigios de los cinco templos aztecas localizados hasta ahora, posee la catedral más grande del continente y hermosos edificios públicos de los siglos XIX y XX, como el Palacio de Bellas Artes.

Entre sus atractivos están el Zócalo, la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el Palacio de Correos, el Palacio de Minería, el Palacio de Medicina, la Alameda Central, la Torre Latinoamericana, el Museo Nacional de Arte, la Plaza Garibaldi, el Templo de San Hipólito, el Templo de San Fernando, el Museo de la Ciudad de México, el Antiguo Palacio del Arzobispado y la Academia de San Carlos.

A partir del 1 de marzo esa infraestructura se convertirá en escenario para recitales, conciertos (habrá góspel, jazz, ritmos latinoamericanos o afrogitanos, música clásica y contemporánea) espectáculos de danza, literatura, teatro, gastronomía, artes visuales y escénicas, a los que asistirán todo tipo de público.

Como parte del festival, que este año celebra su 34 edición, se otorgará la Medalla al Mérito al Teatro de la Ciudad (que cumple su centenario), y a Antonio del Valle por su compromiso en la restauración y recuperación como espacio cultural del Hotel de Cortés.

El programa

La inauguración tendrá lugar en el Templo de Santo Domingo, con la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata que interpretará la obra Stabat Mater, del compositor italiano Gioachino Rossini. Se trata de una ópera en forma de secuencia litúgica sobre unos versos tradicionales católicos del siglo XIII atribuidos al papa Inocencio III o al fraile franciscano Jacopone da Todi, que fue estrenada en la iglesia del Convento de San Felipe del Real, en Madrid, el Viernes Santo de 1833.

Ese mismo día, desde las 20 y hasta las 22 horas, habrá cada 15 minutos un espectáculo de danza en el patio del Palacio de Medicina. El público podrá disfrutar de ballet, hip hop, tango, flamenco y danza folclórica de Veracruz.

El viernes 2 de marzo tendrá lugar uno de los actos más importantes del festival: En la Catedral Metropolitana se presentará la Orquesta Sinfónica Nacional para interpretar la Misa número 6 en mi bemol de Franz Schubert.

Aunque el compositor austriaco se caracterizó por producir obras breves para voz y piano, creó más de media docena de misas, un Requiem y diversas adaptaciones de textos sacros. Sin duda la más importante de ésta es la Misa número 6, que fue estrenada de manera póstuma, bajo la dirección de su hermano Ferdinand.

Para los amantes del arte sacro, otro acto imperdible es el del 8 de marzo en el Templo de la Enseñanza (o de Nuestra Señora del Pilar), donde el Coro de Niños del Centro Histórico, dirigidos Por Renata Rueda y acompañados por la pianista Sara Vélez, interpretarán ocho obra, entre ellas Gloria, de Antonio Vivaldi; Ave María, de Franz Schubert; Ave Verum Corpus (Salve cuerpo verdadero), de Mozart, y Jesus bleibet meine Freude (Jesús vive mi alegría) de Johann Sebastian Bach.

Si de niños se trata, sin duda uno de los actos más significativos será el concierto que tendrá lugar en el auditorio Simón Bolívar en honor de Francisco Gabilondo Soler, Cri Cri.

En la fiesta cultural también participará la Compañía Nacional de Teatro, que del 21 al 24 de marzo presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris la obra Latir, de la dramaturga mexicana Bárbara Colio. Es una historia sobre dos personas (Corazón y Vladimir) que se conocieron a los 16 años y ahora que tienen 80 se reencuentran en el asilo. Aunque no recuerdan bien, van saltando de una época a otra sabiendo que nunca es tarde para sentirse vivo.

También habrá exposiciones, como La ciudad de los palacios en el Museo Franz Mayer, exposiciones como El juego y el arte de la miniatura, en honor a la bibliofilia de Carlos Monsiváis, y visitas guiadas.

La clausura tendrá lugar el domingo 25 de marzo en el Zócalo, con conciertos de la Orquesta Filarmónica Juvenil de la Ciudad de México y de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México.

Este marzo, pues, la Ciudad se pondrá de manteles largos y todos estamos invitados a la fiesta.

El programa completo lo puedes consultar en el sitio oficial del festival

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here