La Arquidiócesis de México respondió a los señalamientos de Jesusa Rodríguez, senadora del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien afirmó que la mayoría de las católicas no son inteligentes.

TE PUEDE INTERESAR: CEM presenta plan para atender y prevenir pederastia clerical

“Al querer igualar la confesión de una fe con la ineptitud o la falta de inteligencia, sencillamente esta servidora pública mostró que no ha acabado de entender su propia misión”, señaló la Arquidiócesis en el editorial del semanario Desde la fe.

La semana pasada en la entrega del reconocimiento Elvia Carrillo Puerto 2019 a María Consuelo Mejía Piñeros, directora de Católicas por el Derecho a Decidir y defensora de los derechos humanos sexuales y reproductivos de las mujeres, la senadora morenista afirmó: “Por eso celebro, festejo, que una mujer como María Consuelo Mejía, quien, además de ser católica es inteligente, cosa que no es muy común”.

“Políticos que no entienden su misión”, tituló el semanario su editorial sobre los dichos de la senadora Rodríguez. “Nadie está exento de hacer el bien a sus semejantes, y quienes han sido elegidos como representantes de un grupo o quienes han recibido un mandato cívico o político o quienes han tenido la oportunidad de una capacitación para el servicio deben empeñarse doblemente en ello”, agregó.

Abundó: “Es muy contrastante que un hombre o una mujer, sobre todo si tiene un cargo público, tenga como consigna denostar o cancelar la buena acción, la inteligencia, la libertad de quien no piensa de manera igual a la suya.

“En el Congreso de la Unión, y en muchos otros ambientes, lamentablemente se ha hecho más común que a base de gritos o protestas, que a base de calumnias o fáciles desacreditaciones se pretenda tener la razón”.

Enfatizó que “cancelar al otro porque no piensa como yo, simplemente es una necedad. Tal parece que esa es la competencia que desarrollan cuantos ya están acostumbrados a la protesta, que están en contra de todo. Parecería que llegan a las instituciones públicas sencillamente para seguir destruyendo, para seguir ejercitándose en una protesta de oficio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here