En la noche del viernes 29 de julio, durante la tradicional rueda prensa durante el vuelo de regreso desde Canadá a Roma, el papa Francisco dijo que “la puerta ( de su retiro) está abierta”, pero que por ahora no lo considera le responde a Phoebe Nathanson de ABC News.

Reiteró que, llegado el caso, no tendría ningún problema en renunciar. Y como hizo recientemente en algunas entrevistas, destacó que no lo haría en este momento.

Precisó que en efecto, “La puerta está abierta es una opción normal, pero hasta hoy no he llamado a esta puerta, no he dicho que voy a esta habitación, no he escuchado pensar en esta posibilidad. Pero eso no significa que pasado mañana no me ponga a pensar, dijo..

-Podría retirarse como los jesuitas?-, le pregunta Caroline Pigozzi de Paris Match.

– Sí, sí. Es una vocación, respondió.

-¿De ser Papa o de ser jesuita?, le inquiere..

-Que el Señor diga. El jesuita intenta -intenta, no lo hace siempre, no puede- hacer la voluntad del Señor. También el Papa jesuita debe hacer lo mismo. Cuando el Señor habla, si el Señor te dice adelante, va hacia adelante, si el Señor dice ve a la esquina, vas a la esquina. Es el Señor quien enseña, dijo Francisco.

Que cada quien interprete su respuesta.

De hecho fueron varios los reporteros que le insistieron en el tema de la renuncia,  la primera fue Valentina Alazraki.

A ello se suma, lo que se ha especulado en las últimas semanas, a un dimisión del líder religioso después de que convocó a un consistorio – al octavo de su pontificado-, para crear 21 nuevos cardenales; como sabemos la fecha programada es a finales de agosto, un día antes, viajará a la ciudad italiana de L’Aquila (El Aguila), para la celebración del Perdón en la basílica de Santa Maria di Collemaggio con el rito de apertura de la Puerta Santa.

Y cómo en esa ciudad se encuentra la tumba de Pietro Angeleri di Murrone más conocido como Celestino V, el papa que renunció al pontificado en 1294: además, mucho se comenta que  Benedicto XVI fue a rezar en ese lugar poco antes de renunciar, el 11 de febrero de 2013.

¿Mensaje subliminal?

¡Nada que ver!

Celestino V tuvo un pontificado corto – cinco meses y nueve días- ; Benedicto XVI gobernó poco menos de 8 años y renunció bajo el argumento de falta de vigor “tanto del cuerpo como del espíritu” y Francisco tiene 9 años cuatro meses en el pontificado.

En lo personal, creo que Francisco se retirará en vida como lo hizo su predecesor, pero en su momento, como dice Eclesiastés; La frase “pasado mañana” pueden ser dos o cuatro años

Además, tiene agenda pendiente, quiere ir a Ucrania, a Kazajztán, a Sudán del Sur, al Congo, viaje que tiene comprometido con el arzobispo anglicano de Canterbury y con el obispo de la Iglesia de Escocia y que piensa hacer en el 2023.

Seguramente le bajará a su estilo, andará mas en silla de ruedas “a lo mejor cambia un poco el estilo, disminuir, pagar las deudas de los viajes que se deben hacer todavía, resistir… Pero será el Señor el que lo decida. Pero la puerta está abierta, esto es verdad, dijo.

Hay papa para rato.