Tilma de San Juan Diego en la Basílica de Guadalupe, Ciudad de México. Foto: Juan Carlos Fonseca Mata. wikipedia-commons.
Tilma de San Juan Diego en la Basílica de Guadalupe, Ciudad de México. Foto: Juan Carlos Fonseca Mata. wikipedia-commons.

La Virgen de Guadalupe y los mexicanos

Era el mes de diciembre de 1531, diez años después de la conquista de Tenochtitlan por los españoles, cuando la santísima Virgen se apareció al indígena Juan Diego en el cerro del Tepeyac. Lo nombró su embajador ante el obispo, fray Juan de Zumárraga, para que le construyera un templo. La prueba de que las palabras de Juan Diego eran ciertas fueron las rosas que llevó en su tilma y la preciosa imagen que apareció dibujada en ella. Cuando Juan Diego le pone inconvenientes a la misión que le encomienda y alega que su tío Bernardino está enfermo y debe verlo, María le dice: “¿No estoy yo aquí que soy tu madre? Como diciéndole, no te preocupes, yo te resuelvo tus problemas. Y así fue. Por eso, la fe mueve montañas.

Hoy estamos celebrando una año más de las apariciones de Guadalupe. Parece que los peregrinos no dejan de llegar al Santuario. Según cálculos, previo a la festividad y en el mismo día, tendremos una afluencia ente ocho y diez millones. El año pasado se hablaba de cinco millones, parece que vamos en aumento. México no se entendería sin Guadalupe y Guadalupe sin México. Nos recuerda el mundo judío, por raza etc., todos son judíos, aunque pocos practicantes de la religión. México es guadalupano, aunque poco evangelizado y sí muy proclive a las prácticas de piedad popular y por qué no, también con cierta inclinación a ritos de magia y adivinación. Los peregrinos llegan al Tepeyac con “mil y una súplicas”, eso sí, con una fe férrea en María de Guadalupe.

TE PUEDE INTERESAR: San Juan Diego, el vidente de la Virgen

Senado de la República y la Ley de Asociaciones Religiosas

Ayer se presentó una iniciativa por parte del grupo Morena donde la Senadora María Soledad Luévano Cantú, del mismo grupo, leyó el proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. El camino no será sencillo porque en estos y otros temas hay muchas opiniones y mentes retorcidas que no entienden el significado de la Libertad Religiosa como un Derecho Humano Fundamental. Solo lo ven como algo relacionado con el culto público donde los gobiernos de turno regulan con normativas y de acuerdo a sus propios intereses, algo que es esencial e intrínseco a la persona. Esperemos que en este caminar se vayan despejando muchos aspectos que todavía no están claros tanto en los legisladores como en la misma sociedad. Con estas modificaciones algunos piensan que se les están dando privilegios a las Iglesias. Otros piensan que modificando y ampliando la Ley de Asociaciones Religiosas, con esto se entrometerán en los asuntos públicos induciendo y contraviniendo la modernidad del país. Los que así piensan, no dejan de ser cortos de miras y solo suelen ver, como dice el dicho, “moros con trinchetes”. Apoyemos iniciativas como esta para llegar a una auténtica libertad religiosa.

TE PUEDE INTERESAR: Cinco conceptos básicos en relación a la libertad religiosa

AMLO y su cierre de año

Después de tantas “malas” noticias, parece que nuestro Presidente comienza a “sacar la cabeza debajo del agua”. ¡Y mira que sí la ha tenido mucho tiempo metida! Pero como dice el dicho: “no hay mal que dure cien años ni nadie que lo resista”. Las alabanzas del Sr. Trump hacia Andrés Manuel López Obrador, la firma del TMEC por parte de los tres gobiernos, la captura de García Luna… Bueno, ¿qué más puede pedir Sr. Presidente? Casi todo en un día. Como en el billar, carambola tras carambola. De todos modos falta mucho camino por recorrer en tantos temas que pronto se puede ver opacada la buena racha que ha tenido estos días el gobierno. No nos cabe la menor duda que el USA está metido hasta la “cocina” en nuestros asuntos internos. Los hecho hablan por sí solos. Solo falta que el Sr. Trump se meta a decir que los narcotraficantes son “terroristas” y los persigan hasta su alcoba. No tardaremos mucho en escuchar esos cantos de sirena que tanto nos gustan y disgustan. Mientras, disfrutemos el puente Gaudalupe-Reyes.

Los Legionarios de Cristo no aprenden

De nueva cuenta saltan las “alarmas” de los abusos. Todo tiene que ver con el caso del sacerdote Fernando Martínez Suárez que abusó sexualmente de algunas niñas en el Instituto Cumbres de Cancún en la década de los años 90. La Conferencia del Episcopado Mexicano salió con un duro comunicado exigiendo justicia. Llama la atención la forma que la CEM emitió dicho comunicado. Todo hace suponer que con anterioridad hubo encuentros por el caso y al final no se cumplieron los acuerdos. Porque sí nos extraña la vehemencia del escrito. Parece “amenaza”. Los Legionarios de Cristo que son muy listos, no han dicho más que “estudiarán” el contenido antes de contestar. Es una pena que estos hombres, que no dudamos que han hecho y están haciendo mucho bien, se cierren a hacer justicia a estos casos que “claman al cielo”. Si ya están bien salpicados por el caso Maciel, lo que menos deberían hacer es ponerse de “pechito” para que les sigan dando donde más le duele. Han tenido suerte porque, entre el TMEC , García Luna y los festejos guadalupanos, no se ha aireado tanto este caso tanto en lo medios. Pero estamos seguros que este caso y otros más, seguirán dando qué hablar.

TE PUEDE INTERESAR: La CEM a Legionarios: aún no hay justicia para las víctimas de Fernando Martínez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here