El Cenote Sagrado del 15 de enero: Los gobernadores y el sello de la paz; La Iglesia pide eliminar la prescripción del delito sexual; El metro y sus escaleras; Los bancos y los robos a clientes a medida
El Cenote Sagrado del 15 de enero: Los gobernadores y el sello de la paz; La Iglesia pide eliminar la prescripción del delito sexual; El metro y sus escaleras; Los bancos y los robos a clientes a medida

Los gobernadores y el sello de la paz

Parece que con la comida en Palacio Nacional con los Gobernadores de los Estados, quedaron sepultados todos los vientos de guerra  que amenazaban con derribar las paredes de los castillos construidos en torno al tan manoseado Insabi. Como diría nuestro Presidente de la 4T: “Paz y bien”. Lema franciscano para desear lo más anhelado de todos los seres humanos. No cabe la menor duda que una buena comida, estilo tabasqueño con “pejelagarto” incluido, puede cambiar los rumbos de la política nacional. Siempre será muy importante el diálogo y saber ceder cuando haya que ceder, sin claudicar en lo esencial que cada uno puede traer. El Presidente, prácticamente le había echado en cara a los Gobernadores su falta de asistencia a las reuniones de seguridad; aquellos le reviraban diciendo que tales reuniones no servían para nada y que preferían estar en sus puestos de trabajo atendiendo los asuntos del día a día. Total que, aquello parecía una guerra sin cuartel y nos congratulamos que hoy se lleguen a tomar acuerdos que beneficien a la población. ¡Felicidades!

TE PUEDE INTERESAR: La Iglesia Católica en México reconoce abusos sexuales

La Iglesia pide eliminar la prescripción del delito sexual

El arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera LópezPresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), nos ha sorprendido pidiendo la eliminación de la prescripción del delito sexual. ¡Albricias! Por fin, parece que los obispos se están poniendo las “pilas” para eliminar de una vez por todas esta lacra que ha venido azotando a la institución eclesial y que no se veía por dónde darle salida. No es fácil porque una cosa es decirlo en una rueda de prensa y otra es llevar a cabo acciones concretas donde se castigue no, únicamente con la retirada de las “licencias” ministeriales para celebrar los sacramentos, sino que se lleve a estos “pillos” a la justicia civil por haber abusado de menores utilizando su investidura. Nos decían que habían investigado a más de 500 sacerdotes con antecedentes y que de estos 271 habían sido retirados de sus cargos como clérigos. Queremos ver cómo le van a hacer para que se castiguen civilmente a los que han cometido estos delitos y que las víctimas reciban la ayuda que necesitan. Señores Obispos, los felicitamos, pero no “bajen la guardia” porque todavía no estamos viendo “la luz al final de túnel” en este y otros temas tan espinosos.

El metro y sus escaleras

El metro de la ciudad de México siempre ha sido un problema por falta de mantenimiento. Nos dicen que debe ser subsidiado y que no hay recursos para su mantenimiento. Esa postura es temeraria porque lo que deben hacer las autoridades es buscar la seguridad de los usuarios del transporte público y en el caso del metro, no son pocos los ciudadanos que lo utilizan, más de seis millones al día. Lo que nos llama la atención que la autoridad encargada de vigilar las instalaciones, en concreto, las escaleras eléctricas, nos digan que al darle mantenimiento a las mismas, han encontrado que en su mayoría se han deteriorado porque algunos “ciudadanos” se orinan en las mismas y que eso corroe las bandas y los engranajes de las escaleras generando desperfectos e incluso problemas insalubres.  Esto parece la trama de una novela surrealista. Nunca nos hubiéramos creído que  sucediera algo similar. Además de poca educación, poca ética y civismo, es una falta de respeto a la ciudadanía. Ahí las autoridades deben tomar medidas drásticas y en su caso, consignar a todos aquellos que hagan mal uso de los servicios de transporte. En cualquier país civilizado a estos “pillos” les pondrían severas sanciones. Aquí con la “cantaleta” de que son “jóvenes” que van jugando, que son pobres y toda una serie de excusas, no se hace nada contra los que delinquen. Necesitamos educación con acción.

TE PUEDE INTERESAR: Benedicto XVI pide retirar su nombre del polémico libro

Los bancos y los robos a clientes a medida

En los últimos días hemos escuchado que algunos clientes de bancos después de haber retirado una cantidad determinada de dinero, al salir e incluso yendo ya en su vehículo, los han asaltado y les han pedido, exactamente, la cantidad que habían retirado del banco. Bueno, a eso se le llama, colusión. No es posible que alguien que va a retirar dinero por una cantidad, si el cajero no esta coludido con alguien que está fuera, le pueda pedir la cantidad que acaba de sacar de la sucursal bancaria. Estamos mal. Cada día podemos confiar menos en la institución que debería ser garante de los dineros que lo clientes les ponemos en sus entidades. Algo anda mal en este mundo caótico que estamos creando. Pareciera que los bancos les da igual porque lo único que buscan es que los clientes cada vez pisen menos la sucursal. Ahora nos obligan a hacer todo en la maquinas porque si uno quiere utilizar los servicios de ventanilla, debes pagar una comisión a la hora de hacer pagos. Es cierto que debemos modernizarnos, pero también hace falta educarnos y la educación no se lleva a base de “trancazos” con asaltos y otras formas de intimidación que cada vez más nos hacen estar a la expectativa porque nunca sabes por dónde te van a atacar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here