En la columna El Cenote Sagrado del 17 de junio de 2020: China y los nuevos brotes de contagio; El secuestro y la pobreza; El PAN y sus iniciativas; Gobernación y los protocolos para abrir los templos
En la columna El Cenote Sagrado del 17 de junio de 2020: China y los nuevos brotes de contagio; El secuestro y la pobreza; El PAN y sus iniciativas; Gobernación y los protocolos para abrir los templos

China y los nuevos brotes de contagio

Era de esperarse. Nadie lo dudaba que en algún momento el “endemoniado virus” volviera a resurgir en cualquier punto del planeta. Tuvo que ser de nueva cuenta, China. De China salió del virus, según los conocedores del tema y China vuelve a ser el centro de la noticia por este rebrote del virus. Todos confiamos que esta vez y, después de la experiencia pasada, puedan, primero, pararlo y en segundo lugar que no lo expandan por otras latitudes. Siendo la misma versión, todo puede funcionar bien, pero si resulta una versión avanzada del mismo, como en el mundo digital, estamos fritos. La experiencia vivida después de todas las malas noticias de contagios y muertos  que hemos escuchado,  nos han hecho más sensibles a cualquier síntoma que aparece en nuestro cuerpo, sea covid-19 o cualquier otro malestar. De ahora en adelante, ya no seremos igual. Quien más quien menos, estamos temerosos a las noticias que nos llegan de aquí y de allá anunciando catástrofes y otras enfermedades incurables.  Muchas veces, son noticias falsas o como las llaman hoy: “Fake News”. Lo que sí estamos seguros  que de ahora en adelante nos acecharán todo tipo de enfermedades que, si bien, ya antes existían, no nos habíamos percatado de ellas. El ritmo de vida que llevamos, el desenfreno y el consumo excesivo  de los recursos materiales, nos están llevando a un acelerado deterioro de la propia de la propia vida y de la misma naturaleza. Estamos aún en tiempo de corregir nuestros hábitos de consumo y actitudes ante la vida para salvar lo que queda de este deteriorado universo que cada día nos revela sorpresas y, muchas no muy dignas de anunciar.

El secuestro y la pobreza

Un video que ayer circuló como pólvora en un cañaveral, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador hablaba del secuestro. En una primera versión que circuló decía más o menos estas palabras: “ El secuestro no se da en los pobres, solo en los ricos, por eso hagamos una sociedad pobre”. Claro que las críticas no se hicieron esperar y muchos nos alarmamos con tal noticia que luego resultó ser un video editado por algún opositor al Presidente. Ya en versión oficial lo que dijo AMLO no fue que todos tendríamos que ser pobres para evitar ser secuestrado, sino que necesitamos crear una sociedad justa e igualitaria. Sea lo que sea, muchos interpretaron esas palabras como si el comunismo se fuera a implantar en México. Ya conocemos el discurso del Presidente: “primero los pobres”.  Discurso que no ha dudado igualar a las palabras del papa Francisco que habla de atender a los pobres y refugiados antes que nada. Las palabras dichas por un líder siempre pueden ser interpretados en un sentido u otro. Todos sabemos que AMLO no tolera las diferencias abismales entre unos archimillonarios mexicanos y otros extremadamente pobres. Su discurso es tachado de populista y en algunos casos, como ya hemos referido, de comunista. No dudamos de las buenas intenciones del Presidente que conoce la situación de pobreza en México como la palma de su mano. Tal vez de ahí, vea la necesidad de  trabajar arduo y conciso para, en un primer término, solventar la pobreza extrema y por otro, buscar caminos para elevar el nivel de vida de los más desprotegidos. Por eso, condenamos toda información sesgada, venga de donde venga, como es caso del video al que nos hemos referido. Ya lo hemos mencionado  en otras ocasiones: “Un país dividido, va a la ruina”. Si lo que pretende el Presidente es dividir, muy pronto lo que hace se volverá contra él. Si lo que hacen sus opositores es desprestigiar por desprestigiar, llegarán poco lejos. Seamos sensatos y busquemos, no el bien individual o grupal, sino el bien de todos los mexicanos.

El PAN y sus iniciativas

Marko Cortés, líder de Acción Nacional se adelantó con una iniciativa de cara al proceso electoral del próximo año. Propuso ir en coalición con Movimiento Ciudadano y lo que queda del PRD para que en algunos distritos pudieran ir coaligados y de este modo hacerle frente  Morena.  Sin embargo, el presidente de Movimiento Ciudadano comentó que era muy temprano para hablar de coaliciones cuando estamos todavía metidos en un problema mucho más grave como es el tema de la pandemia y los efectos desastrosos en la economía y en la vida de las familias. No dudamos de la buenas iniciativas de Marko Cortés que necesita  reivindicarse después de tantos descalabros y no nos referimos tanto a procesos electorales, sino al mismo actuar del partido que bien se podría decir que “está partido”.  Es cierto que si la oposición no se une, difícilmente podrá arrebatarle  la mayoría a Morena en el Congreso y en otras elecciones que se llevan a cabo en diferentes estados del país. Se mire por donde se mire, Morena lleva la delantera por muchas razones. Primero su discurso. Cuando habla Andrés Manuel, sus palabras llegan a la gente. Como se dice hoy, tiene una narrativa que encaja muy bien con lo que la gente necesita y quiere oír. La oposición, en esta época lo único que ha hecho, o mejor dicho, lo que le venimos escuchando, es una crítica amarga a la manera de gobernar de esta administración. Así, poco lejos van a llegar. Hasta ahora no hemos escuchado propuestas que nos lleven a entusiasmar. En pocas, palabras, “es más de lo mismo”. Con lo dicho, no quiere decir que estemos a favor del Presidente y sus políticas, no es eso. Necesitamos propuestas valiosas que encajen con la problemática familiar y con el vivir cotidiano de los retos que enfrenta todo ciudadano y, que hoy por hoy, no ve solución alguno a sus problemas.

Gobernación y los protocolos para abrir los templos

Ya habíamos hecho referencia a esta situación. Sin embargo, fue hasta ayer cuando la Secretaría de Gobernación por medio de su titular, dio el visto bueno a la apertura de los locales habilitados para el culto, es decir, los templos. Nada nuevo que no se supiera a las propuestas que la misma Iglesia católica había anunciado con anterioridad. Llama la atención que en dicho protocolo se menciona que los ministros de culto mayores de 65 años no podrán participar o ser celebrantes de los actos de culto. Vemos un problema grande. El promedio de edad del clero, en el caso de la Arquidiócesis de México está muy cercano a esa edad mencionada en el protocolo. Lo que significaría que la mitad de los templos no podrían tener culto porque los ministros tendrían la edad o incluso la rebasarían. La edad de retiro de los sacerdotes está en los 75 años. El Cardenal Aguiar acaba de cumplir 70, lo que significaría que ni él mismo podría celebrar la misa del domingo por ser persona vulnerable. Entendemos que se cuiden a aquellas personas que tienen dificultades o padecen alguna enfermedad para no exponerlos o contagiarse ellos mismos. Sin embargo, también se tendrá que considerar que otros muchos ministros con la edad mencionada  están en plena actividad y salud para llevar a cabo las tareas pastorales que sus superiores les encomienden. Como reza el refrán: “Ni tanto que meque al santo, ni tanto que no le alumbre”. Es decir, buscar siempre el justo medio y el bien de la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here