Las dos marchas; Brozo y sus comentarios; Comienza el Adviento, llega Navidad
Las dos marchas; Brozo y sus comentarios; Comienza el Adviento, llega Navidad

Las dos marchas

Así como hay gustos para todos, así también hay opiniones para todos. Pero hay algo que llama la atención y que varios analistas vienen comentando en diferentes espacios, tanto en el mundo de la prensa como de las comunicaciones. México está dividido en dos partes. Algunos, a una de estas partes le llaman: “fifís”, que a decir verdad, poco significa, sino más bien para denostar a aquellos que tienen dinero y presumen de lo que muchas veces no tienen. Otros, llaman “chairos” a la gente de clase baja y de pocos recursos y además “incultos”. Antes no se había utilizado un lenguaje tan discriminatorio como este, hasta llegada del Presidente de la 4T. Por cierto, él mismo “eternizó” estos términos que hoy ya se han vuelto parte de la jerga popular entre unos y otros. ¡Qué lástima! Lo cierto es que hemos visto hoy un México dividido. Unos apoyando a AMLO y otros denostándolo. Una concentración en Zócalo escuchando lo que querían oír y otros protestando contra las políticas públicas que están sangrando a muchas familias. Las columnas políticas de hoy darán gusto a unos y otros: los a “favor y los de contra”. Las redes, de un lado se dedicarán a criticar y, si se presta la situación, a insultar al que se oponga a AMLO; de otra parte, también comenzarán los “dimes y diretes” en contra de los que “critican a los que critican”. En fin, esto parece un “parlamento” donde nadie quiere ponerse de acuerdo. Al final, todo salimos perdiendo. Dos marchas que nos indican lo polarizada que está la población. Nunca antes habíamos visto cosa igual. Todos queríamos un cambio, ahí está: ¡un país dividido!

TE PUEDE INTERESAR: “Gracias por permitir la libertad religiosa”: Papa Francisco al patriarca supremo de los Budistas

Brozo y sus comentarios

Dice el dicho popular que “más vale salir a tiempo que te corran del lugar”. No sabemos exactamente cómo fue la salida de este comunicador en forma de “payaso” que decía muchas verdades que nadie se atrevía a decir. En una de esas dijo: “dos payasos no caben en el mismo lugar”. Claro, uno él y el otro “payaso” hacía referencia al Presidente de la 4T. Duro, muy duro. Es cierto que este hombre no dejaba -como se suele decir- “títere con cabeza”. A unos alegraba con sus “chascarrillos”, a otros irritaba con sus comentarios. Sea lo que fuera, hoy ya no lo tenemos en el “aire”. ¡Es una pena! Si salió por presión, mal andamos. ¿Dónde queda la libertad de expresión? ¿Vamos camino de convertirnos en una sola opinión? Por los hechos que estamos viendo, no nos extrañaría que poco a poco vayan saliendo de escena los que no “comulgan” con los planteamientos de la 4T. Brozo dijo: “Al poder se le revisa, no se le aplaude, se le exigen cuentas…” Es una verdad de “perogullo”, aunque nos cuesta aceptarla. Parece que los que nos gobiernan hoy, solo quieren “aplausos” y no exigencias y revisiones, es decir, dar cuentas y resultados; con menos “cuentos” y mayores soluciones a los problemas de inseguridad, empleo, corrupción, etc. Solo los regímenes autoritarios llegan a reprimir a los que no piensan como el gobernante de turno. No es nuestro caso, claro está, pero debemos estar atentos para que nunca llegue tal situación. ¡Te extrañaremos Brozo!

LEE TAMBIÉN: Aborto “si”, aborto “no” ¿cuál solución?

Comienza el Adviento, llega Navidad

Terminadas las “fiestas” del Día de Muertos, de inmediato las tiendas nos metieron en la Navidad. Incluso, en algunas tiendas se escuchaban “Villancicos navideños” y otras notas musicales de la época. ¡A lo que hemos llegado! Decía doña “Chonita”. “Ya no le dan a uno tiempo de guardar la “pena” recordando a los “fieles difuntos” y nos meten en las fiestas navideñas”. ¡Es una osadía! La verdad que todo el espíritu, la mística y el clima de Navidad, se está viniendo abajo, como una casa en ruinas. ¿Es que la religión cada vez cuenta menos en la vida de la gente y por consiguiente en la de las familias? La Navidad, ya escribiremos sobre ello, se está convirtiendo en un tiempo de comprar y agasajar a aquellos con los que tenemos alguna relación estrecha, bien sean familiares o amigos. La Navidad, ya no es Navidad. Se nos ha olvidado lo esencial. Que “Dios vino al mundo en un “niño” y para más señas, “en un pesebre porque no había lugar para él en la posada”. Lo más triste que este niño que nos quiso enseñar a ser humanos, lo rechazaron entonces y lo rechazamos hoy. La religión lo ha convertido en un objeto de culto y de rituales vacíos de humanidad que poco o casi nada dicen hoy las personas que viven retos muy diferentes de los que se vivieron “ayer”. Adviento significa “venida”. Es decir, recordamos que un día, hace más de dos mil años, Dios se hizo humano para que nosotros nos acercáramos a la divinidad. Y ser humano es ser generoso, bondadoso, honesto, servicial, solidario, comprensivo, sencillo, humilde… Nuestro Presidente nos habla mucho de estas actitudes de la persona. Nos reímos de él y le decimos que está mezclando la religión con la política. Ni lo alabamos ni lo criticamos. Pero si de veras creyéramos que Jesús, el niño nacido en Belén no nos vino a enseñar una religión, sino a vivir como humanos y como Dios quiere, entonces la vida sería deferente. En dos mil años no lo hemos conseguido, tampoco es excusa para no seguir luchando por un mundo mejor. Si cada uno aportáramos nuestro “granito de arena”, las cosas serían diferentes. Regala cariño, amistad, comprensión y solidaridad, te lo agradecerán más que regalar “pongos”. Porque cuando te regalan algo enseguida dices: ¡dónde lo “pongo”!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here