En la columna El Cenote Sagrado del 21 de febrero: El secreto de confesión y la pederastia; Una oposición que se esfuma; “A niño ahogado, se tapa el pozo”; Migrantes y asociaciones religiosas
En la columna El Cenote Sagrado del 21 de febrero: El secreto de confesión y la pederastia; Una oposición que se esfuma; “A niño ahogado, se tapa el pozo”; Migrantes y asociaciones religiosas

El secreto de confesión y la pederastia

En Australia se aprobó una ley en septiembre pasado que ayer entró en vigor y  está relacionada con el secreto de confesión. En pocas palabras: cualquier persona perteneciente a un ministerio religioso se considerarán “informantes obligados”, es decir que tienen la obligación de denunciar, aún en confesión, a alguien que haya cometido tal delito y luego lo confiese con un sacerdote, este no podrá ampararse en el privilegio del secreto de confesión para eludir tal denuncia. Pero si consideramos que el Derecho Canónico prevé la pena de excomunión para cualquier sacerdote que revele alguna cosa oída en confesión, entonces, los sacerdotes se verán en el dilema de callar y arriesgarse a ir a la cárcel o denunciarlo y quedar automáticamente excomulgado por violar el secreto de confesión. Creemos que muchos sacerdotes, preferirían ir a la cárcel antes de hacer la denuncia. El problema se podría dar y dado que la sociedad australiana se ha visto muy activa con la condena del cardenal Pell, que alguien fingiera  ante el sacerdote el tema de la pederastia con el fin de incriminar al sacerdote y no denunciarlo. Todo es posible en un grupo de personas que enardecidas por el tema y, anticlericales, quisieran “embarrar” a la Iglesia con otro caso y de este modo hacerse conocidos y famosos. Pero no debemos olvidar que en esta vida, todo se paga. Si haces el bien, con el bien; si  haces el mal, con el mal.

TE PUEDE INTERESAR: Fijan fecha para audiencia de apelación del cardenal Pell

Una oposición que se esfuma

Cada día que pasa oímos, poco o casi nada, de los partidos de oposición.  El PRI, por medio de su presidente, Alejandro Moreno reconociendo los errores del pasado y pidiendo disculpas por tales errores. El PAN, con la desbandada de sus militantes, hasta puede correr el peligro de perder el registro. Movimiento Ciudadano, tampoco “canta mal las rancheras”. En la Cámara de Diputados, apenas, si patalean como niños que no consiguieron lo que habían pedido. La gente se pregunta, ¿dónde está nuestra oposición? Un país avanza en la medida que los Poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, tienen la autonomía suficiente para equilibrar los excesos que alguno de estos Poderes pudiera cometer. Al ritmo que vamos, dentro de muy poco quedarán anulados y con ellos todos los que tenían la esperanza para ver un México representado por sus diferentes grupos, ideas y formas de pensar con el fin de avanzar cada día, más y más, haciendo de nuestra nación un lugar de convivencia donde nadie sea discriminado por sexo, raza o religión. Es un ideal, pero a él debemos tender y luchar. Parte esa lucha la deben hacer nuestros representantes en las Cámaras. Ya vivimos el partido único por muchas décadas, no queremos volver a tiempos pasados, pensando que fueron mejores que lo que hoy nos toca vivir. Lo pasado, pasado, el hoy es lo que nos afrontar y ver el futuro con esperanza, a pesar de los grandes “nubarrones” que opacan el cielo mexicano.

“A niño ahogado, se tapa el pozo”

El caso Fátima ha dado mucho que hablar y nos ha conmovido a todos por la brutalidad que se cometió con una criatura indefensa y con la ingenuidad infantil  que caracteriza a todo niño-niña. A raíz de este lamentable suceso, las escuelas y a petición de las mismas autoridades educativas, comenzaron a aplicar protocolos, que en la mayoría de los casos, ya existían pero que nunca se ponían en práctica. Nos gusta suponer todo y somos muy espontáneos en muchas cosas. Cuando no se dan, nos “rasgamos las vestiduras” como viles hipócritas que no supimos ver los peligros que nos acechaban por no aplicar las normas que en los documentos suenan muy bien, pero en la práctica, nulidad absoluta. Nos enteremos que Colima, Chihuahua y Jalisco se unen, junto a la Ciudad de México, al endurecimiento de los protocolos de seguridad para proteger a los alumnos a la hora de la salida de sus escuelas. ¡Felicidades! Pero, ¿dónde quedaron los  otros Estados de la República? Es pregunta. Debemos ser más coherentes en nuestro actuar diario y no ser tan “barcos” a la hora de aplicar las leyes que nos deben proteger a todos de males peores. Por desgracia, únicamente sabemos aplicarnos cuando nos suceden desgracias que nos conmocionan. Sabemos que es más importante prevenir que remediar, como bien dice el refrán.

TE PUEDE INTERESAR: Los migrantes nunca deben ser moneda de cambio: CEM

Migrantes y asociaciones religiosas

Después de la llegada de las oleadas de migrantes, con el fin de alcanzar la frontera Norte y pasar al país vecino, principalmente de Centro América, México se ha visto desbordado por tal cantidad de hombres, mujeres y niños que, poco o nada se ha podido hacer por ellos y menos con las amenazas del Sr. Trump hacia México si no detenía a tiempo el paso de las caravanas hacia la frontera Norte. De ahí que  el Instituto Nacional de Migración y la Conferencia del Episcopado Mexicano, emprendieran acciones conjuntas para atender  a las personas extranjeras que llegan a nuestro  país. Solo la Iglesia católica tiene a lo largo del país, más de 170 albergues para dar cobijo en su paso por el territorio nacional a estas oleadas de gente. La tarea no es fácil, pero cuando hay voluntad y somos capaces de motivar a nuestros connacionales, todo resulta más cómodo. Lo que no se puede aceptar que el gobierno se lave las manos y deje la tarea a las Organizaciones sociales y las Iglesias. La tarea es de todos y a todos nos afecta. El fenómeno de la migración es mundial y como tal, los países deben busca soluciones a este y otros problemas. La gente no emigra por ganas, lo hace por necesidad, hambre, guerras… Y todos tenemos algo que ver. ¡No hagamos oídos sordos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here