El Cenote Sagrado del 24 de enero: Jóvenes y niños, policías comunitarios; Europa y sus iglesias; Sheinbaum, los homicidios y los robos en CDMX; La caminata por la paz, la verdad y la justicia de Javier Sicilia; Las monjas y los abusos sexuales
El Cenote Sagrado del 24 de enero: Jóvenes y niños, policías comunitarios; Europa y sus iglesias; Sheinbaum, los homicidios y los robos en CDMX; La caminata por la paz, la verdad y la justicia de Javier Sicilia; Las monjas y los abusos sexuales

Europa y sus iglesias

Ya no es noticia escuchar que una Iglesia en Holanda se ha convertido en una “disco”, un museo, una biblioteca, un restaurante… En fin, un declive de lo religioso que no tiene parangón. Es cierto que el mundo está en un continuo cambio y aunque el tema es fascinante, no es el momento de hacer un análisis de la situación y menos del fenómeno religioso. Lo cierto es que, en Europa, más concretamente en los Países Bajos, se está dando un fenómeno  de concentración y por otro lado, de cierre de templos por la casi nula asistencia de los fieles a los actos litúrgicos. Resulta curioso que en un informe en una de las diócesis de Holanda, la gente proteste por el cierre de los templos. Claro está que les responden que si quieren que permanezcan abiertos que los apoyen económicamente y que asistan a ellos con regularidad. No sabemos la respuesta y el impacto que habrá tenido en los fieles tal llamado. Desde este lado del Atlántico, nosotros podemos decir, que poco o nada nos incumbe. Pero haciendo eco del refrán: “Cuando las barbas de tus vecino veras pelar, pon las tuyas a remojar”, no estamos muy lejos de que en un futuro, nos suceda lo que allí hoy están viviendo.

El Cardenal Carlos Aguiar Retes, en la Ciudad de México, comienza a hablar entre sus sacerdotes de la necesidad de concentrarse y unirse para responder mejor a los retos que hoy se nos presentan en la sociedad y  por tanto en las familias. Ha comenzado a crear, lo que les llaman: “Unidades Pastorales”, es decir, la concentración de tres o cuatro parroquias de una misma zona para que los sacerdotes, viviendo en una sola casa, puedan atender mejor a sus feligreses y los mismos fieles puedan concurrir a la Iglesia que mejor les convenga para hacer sus trámites sin que tengan que acceder a tanta burocracia que a veces se le impone. En fin, todo un cambio que no todos entienden, pero que la realidad, poco a poco, les irá haciendo entrar en razón. Veamos hacia el futuro para que no nos atrape el pasado.

TE PUEDE INTERESAR: Situar a la persona en el centro de las políticas pública, pide el Papa a participantes en el foro de Davos

Las monjas y los abusos sexuales

EL Cardenal brasileño, Joao Braz de Aviz nos ha sorprendido con una noticia, que si bien en algunos círculos era de sobra conocida, no así a la opinión pública. Un verdadero escándalo. Nos ha dicho que ha habido “casos de prostitución de ex religiosas para poder mantenerse”. ¡Todo una bomba! Por otro lado, ha dicho que el Papa ha abierto una casa para estas ex religiosas que una vez dejaron la Congregación y que viven en situación de pobreza, que fueron abandonadas por sus hermanas de religión. Para rematar el tema, llega a informar que en una sola comunidad religiosa se han denunciado 9 casos de abandono. Así como en los casos de abusos a menores, piden estas ex religiosas  que se establezcan “líneas guía” para que se conozcan las obligaciones, pero también los derechos de las religiosas en sus lugares de trabajo. Hasta aquí la noticia que nos llega. Es triste que suceda esto en ambientes donde se dice vivir la caridad y fraternidad. El testimonio que nos dan, no es alentador. Es cierto como hoy, también ayer sucedían estos atropellos. No se daban a conocer. Hoy no se pueden ocultar. Nuestra sociedad está enferma y necesita un cambio de rumbo con urgencia en todo ámbito, también en la vida religiosa y en la Iglesia. Celebramos que esto salga a la luz pública para que  se den las soluciones correctas.

Jóvenes y niños, policías comunitarios

Estos días estamos viendo y escuchando noticias donde  nos muestran a un grupo de jovencitos cargando armas largas en alguna de las comunidades de la sierra de Guerrero. Esto es alarmante. No sabemos si las imágenes vistas estuvieron bien montadas para llamar la atención o, de verdad, sea una práctica que se esté dando ante tanta inseguridad y conflictos que se viven en esas latitudes. Lo que llama la atención es que nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, salga muy ufano a decir que al apoyar a los jóvenes con becas y ofrecerles otras oportunidades, los sicarios, es decir, los amos del crimen, ahora tienen que reclutar a niños porque ya los jóvenes no quieren alistarse en sus filas. Su declaración nos parece muy temeraria. Unas criaturas, seguro que muchos de ellos, huérfanos, ¿han de ser presa de las bandas delictivas? No. No puede ser. Estos niños merecen otra vida, una oportunidad de ser alguien en la vida y no unos delincuentes. La sociedad ha caído muy baja cuando permitimos estos atropellos. Tomemos conciencia de estas y otras realidades que si bien, no podemos hacer mucho, al menos que sepamos que esto sucede y si está en nosotros hacer algo, no dejarlo de lado.

Sheinbaum, los homicidios y los robos en CDMX

Cada día nos sorprenden más y más con las noticias de robos a transeúntes, a casa habitación, a clientes que retiran dinero de sus bancos… En fin, un letanía de asuntos que podríamos llenar varias páginas. La Jefa de gobierno nos dice que la delincuencia ha ido a la baja y que se dan casos estacionales. No sabemos cuáles, pero ayer circuló por las redes sociales unos videos donde a plena luz del día y por el rumbo de Perisur, unos pillos con pistola en mano asaltaban a algunos vehículos. Hoy es fácil grabar un video y subirlo a las redes para que todo el mundo se entere lo que está sucediendo. Parece que nos hemos convertido de reporteros de calle porque, quien más quien menos, todos llevamos en celular en la mano y a la menor de cambio, estamos tomando una foto o video. Algo bueno deberían tener las redes sociales porque ante tal evidencia, las autoridades no pueden ocultar lo que antes se hacía con mucha frecuencia, o al menos se manipulaba. Ante esta realidad, la percepción de la gente es que en la Ciudad de México la delincuencia va en aumento. Los datos que tienen las autoridades no corresponden a la realidad. Todos sabemos que la mayoría de los robos no se denuncian porque es una tortura presentarte en los Ministerios Públicos para hacer cualquier tiempo de denuncia. La burocracia y en su mayoría, el trato  que le dan a las personas, deja mucho qué desear. Por eso, la gente y, sabiendo que poco o nada va a recuperar, toma la decisión de no denunciar. Pedimos a las autoridades que sean más humildes y tomen en cuenta a la sociedad. Unidos, gobierno y población, nadie nos vencerá. Si la ciudadanía no es parte de la solución al problema, difícilmente el gobierno solo, podrá resolverlo.

La caminata por la paz, la verdad y la justicia de Javier Sicilia

Por fin  llegaron a la Ciudad de México estos peregrinos que no se cansan de gritar a “cuatro vientos” la necesidad de encontrar paz, verdad y justicia. Algunos dirán que lo único que les gusta es exhibirse ante la gente y que no buscan lo que tanto pregonan. Otros en cambio, los apoyan para que sigan estas marchas y la gente tome conciencia de un hecho que tanto nos preocupa. Sea lo que sea, aquí están los “marchistas” y tendrán muchas actividades a lo largo de este fin de semana. Paseo de la Reforma se convertirá en escenario de actos culturales donde se leerá poesía, discursos y se recordará ante, los así llamados “anti-monumentos”, a casos que todavía no se han resuelto o están a medias de resolverse como el caso de los niños que murieron quemados en la Guardería ABC o el caso de los 43 de Ayotzinapa.  En fin, apoyemos estas causas nobles que nos hacen tomar conciencia de una realidad que nunca nos hubiera gustado vivir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here