AMLO y la economia

Leíamos en una encuesta del periódico El Universal que el 48% de los mexicanos dice estar mejor que hace un año. El 51% que sus ingresos son suficientes para vivir sencillamente. Pero a continuación y hablando de la calidad de vida, se da una calificación de 7.66, menor que la que se otorgaba en la anterior medición. Bueno…¿quién los entiende? ¿Estamos mejor o estamos peor? El susurro de los “angelitos” en los grandes pasillos de la ciudad, parece no pensar así. Por todos lados se oyen quejas: “que si la vida está muy cara”, “que si el dinero no alcanza para nada”, “que los sueldos que dan, son una miseria? ¿No queríamos un cambio? Pues, no hay otra, más que asumir las consecuencias de la austeridad republicana que tanto le gusta presumir a nuestro Presidente. Como él tiene “otros datos”, no se preocupen. Todo irá bien, ¡pero bien amolado!, como diría doña Chonita. Aprendamos a ahorrar y vivir con más sencillez, claro que esto, sí nos cuesta: porque… “de estar casi en el Cielo a pasar al Purgatorio”, hay un abismo que no nos gusta saltar. “Sin llorar y a trabajar”

El Embajador ante el Vaticano

No sabemos si el Sr. Embajador ante el Vaticano, Alberto Barranco Chavarría o, está muy aburrido de asistir a tantos actos religiosos allá o el “diablo” lo está tentando para que a través de su cuenta “personal” de Twitter, dice él, se ponga a opinar sobre el reclamo que hace el INE por el recorte que le han dado a su presupuesto. Sr. Barranco, ¡qué necesidad…” como diría el otro, de meterse en “camisa de once varas”! Hay tanto que hacer en Roma que, ni en quince años terminaría uno de ver tantas “piedras” e historias sin fin de la eterna ciudad. Ahora sí, le han “tupido”  en las redes sociales por sus innecesarios comentarios. Díganos, ¿con quién quería quedar bien? ¿Con los legisladores que recortaron el presupuesto al INE ó con los “chairos” de la 4T que se “frotan las manos” y abren una sonrisa  de lado a lado porque los “fifís” se enojan por ver restringidos sus recursos? Solo es pregunta.

TE PUEDE INTERESAR: Alberto Barranco Chavarría, nuevo embajador de México en el Vaticano

Elba Esther y sus Redes Sociales Progresistas

Parece que a la Maestra desde que quedó libre de su inmerecido cautiverio, las coas no le están saliendo como ella quisiera. Algunas asambleas que llevado a cabo en diferentes ciudades para recibir la constancia del INE no han tenido tanto éxito. ¡Qué malos y desagradecidos son todos aquellos que recibieron “muchos, muchos beneficios en aquellos años gloriosos”. La vida se los “cobrará” y como dice el refrán: “el hombre propone, Dios dispone y viene el Diablo y todo lo descompone”. ¡Uh, qué horror! Tanto esfuerzo, para nada. Tal vez la Maestra deba someterse a una “limpia” con hojas de pirúl que dicen que son buenas para espantar los demonios. O tal vez, deba leer aquellos versículos de la Biblia  donde dice Jesús que a “vino nuevo, odres nuevos, porque no se puede echar un vino nuevo en odres viejos ya que estos reventarían” ¿No será eso lo que le esté pasando al nuevo partido que intenta crear la Maestra y su yerno?

El Papa y las armas atómicas

El Papa Francisco llegó a Japón y no paró de hablar, como suele hacer casi siempre. Esta vez la “filípica”, es decir, el regaño le cayó a las potencias nucleares del mundo sobre el uso y la posesión de las armas atómicas como algo inmoral. Una expresión fuerte y cuestionante del Papa: “Todavía hoy se sigue escuchando fuerte el grito de los que ya no están” Recordando aquel trágico 6 de agosto de 1945 donde saltó por los aires la ciudad de Hiroshima con más de 80 mil muertos. Y para rematar, una de las supervivientes de aquella tragedia dijo: “nadie en este mundo puede imaginarse semejante imagen de infierno”. Ojalá que la voz del papa Francisco que se hace escuchar en muchas latitudes, llegue a los gobiernos y a los que tienen el poder y manejan a sus antojo los “hilos que mueven este misterioso mundo. Sin ser pesimista, las palabras del Papa, me suenan como las llamadas a misa, todos alrededor las escuchan, pero solo va el que quiere. Que no sea tarde cuando queramos poner remedio a lo que ya no tiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here