En la columna El Cenote Sagrado del 27 de febrero: El Partido Verde y la “muerte”; Las preocupaciones de Hacienda; AMLO y el feminismo; Satanás y sus trampas. Foto: Captura de fotograma de YouTube
En la columna El Cenote Sagrado del 27 de febrero: El Partido Verde y la “muerte”; Las preocupaciones de Hacienda; AMLO y el feminismo; Satanás y sus trampas. Foto: Captura de fotograma de YouTube

El Partido Verde y la “muerte”

No es la primera vez que escuchamos de alguno de nuestros representantes políticos iniciativas que no sabemos si lo hacen para dar nota periodística o porque les nace del corazón. Pero el Verde ecologista  por medio de su coordinador en la Cámara de Diputados, presenta una iniciativa para elevar la pena de muerte a nivel constitucional. ¡Qué barbaridad! No sabemos qué estarían pensando con tal ocurrencia. Solo se puede ver como un oportunismo a raíz de los casos de feminicidio y en concreto, el la niña Fátima. Lo curioso del caso es que se sumaron, según ha llegado la información, algunos legisladores del partido de Morena. ¿Dónde quedaron los famosos postulados de la así llamada izquierda progresista? o, ¿se volvieron radicales y rigoristas? Es solo pregunta. Señores diputados, la solución no está en imponer penas de muerte o cadena perpetua, aunque desde la “vísceras” humanas nos gustaría que a los que  cometieron tan horrendos crímenes, les hicieran otro tanto. Pero la solución no está en aplicar la ley del “talión”: “ojo por ojo, diente por diente”. Esta ley surgió en épocas antiguas para evitar el exterminio de familias enteras en tiempos donde las venganzas estaban a flor de piel. No son nuestros tiempos y los crímenes disminuirán cuando tengamos en nuestro país un verdadero y auténtico Estado de Derecho. Donde la impunidad se erradique de raíz y a los pillos, además de castigarlos, resarzan el daño moral que han cometido, o bien a los individuos o a las Instituciones. Entonces, no hará falta elucubrar con “pena de muerte” y otros castigos severos.

TE PUEDE INTERESAR: Legionarios reconocen “ceguera y omisión” ante quienes denunciaron a Marcial Maciel

Las preocupaciones de Hacienda

A nuestro Secretario de Hacienda le preocupa la economía nacional al encontrarse en franca recesión y por eso busca una salida rápida para salir lo más pronto posible de ella. Y, ¿a quién no le preocupa la economía? La nacional también, pero principalmente la de los “bolsillos”. Cada vez se escucha más en labios de la gente: “nada alcanza”. Y no solo lo dicen los pobres, que poco tienen, también los ricos que estaban acostumbrados a abrir la chequera, mejor dicho, la tarjeta de crédito para comprar según su antojo. Sigue diciendo el Sr. Arturo Herrera Gutiérrez que “le preocupa que la economía no crezca porque esto genera desempleo y la gente carece de mejores condiciones de vida”. También dice que se han sentado las bases para crecer, pero no nos dice el cómo. Si el Gobierno no gasta, la economía no se mueve o, lo hace muy lento. Nos dicen que el presupuesto para infraestructura se está ejerciendo, pero no se nota. Si a esto se juntan otros males endémicos que venimos padeciendo de tiempo atrás, las perspectivas de crecimiento y generación de empleos se esfumarán. Como hemos dicho en otro momento, que el Manto de la Virgen nos cobije para que no nos llegue el coronavirus a México, porque, y aunque nos digan las autoridades sanitarias que tenemos la experiencia de la influenza  H1N1 de 2009, no basta si no se tienen medicamentos suficientes para afrontar, lo que pudiera ser, una “negra realidad”. ¡Prevenir es acertar!

AMLO y el feminismo

Reza el refrán: “Si lo que vas a decir no es mejor que el silencio, quédate callado”. Creemos que alguien debe decirle al Sr. Presidente de la 4T que en algunos temas, mejor debería estar callado. Porque cada vez que habla, en este caso, de los feminicidios y la marcha de las mujeres en marzo, enreda tanto las cosas y dice semejantes exabruptos, que en lugar de caer bien y hacer gracia, lo que le sucede que cada día caiga más en desgracia. Las encuestas, aunque no confiemos mucho en ellas, no dejan de ser un termómetro para medir, tanto la popularidad como la aceptación. En este caso, va a la baja. Pero la expresión que dijo hoy, no tiene pierde: “disfrazarse de feminista es inmoral”. Y esto lo dijo en referencia a los que él llama conservadores porque dice que están utilizando el movimiento de las mujeres para criticar a su gobierno. Recordó  que él es de izquierdas y pregunta que dónde están los “machistas” y quienes discriminan. Él mismo se responde diciendo que son los conservadores y que su gobierno no es machista. Una acusación así, es temeraria. Habrá diferentes formas de pensar, pero querer dividir a los mexicanos entere conservadores y liberales, entre buenos y malos, creemos que es una aberración. Eso no se puede. Muchos han dicho que Andrés Manuel ha polarizado al país. No lo creemos, pero si sigue insistiendo, al final le vamos a creer. Eso sería terrible. Sr. Presidente, entienda que el problema de los feminicidios viene de tiempos remotos, pero debemos tomar acciones de inmediato en esta sociedad moderna para parar esta lacra que a todos nos lastima. Acciones que vienen de la mano entre el Gobierno y la sociedad.

TE PUEDE INETERESAR: La CEM se suma a #UnDíaSinNosotras

Satanás y sus trampas

Un sacerdote de Monterrey, llamado Ernesto María Coro, declaró que el “movimiento feminista es una trampa de Satanás”. Para rematar, criticó el paro nacional de 9 de marzo que se llevará a cabo para protestar por la situación de maltrato y de feminicidios. Sr. Cura, o usted está ausente de este mundo o, como dicen los chavos de ahora, ¡qué fumó! Aseveraciones como esta, no sabemos si llorar o reír, mejor gozamos un poco con sus  ideas porque parecen que han salido de ultratumba y no tienen “ni pies ni cabeza”. Es lamentable que un sacerdote, que dice estar preparado, salga con estas “barrabasadas”. Lo que hace es confundir a la gente porque al decir eso, muchos pensarán que marchar, reclamar y exigir justicia es cosa del diablo. Nada más lejos de la realidad que eso. No confundamos una realidad “espiritual” con la realidad cotidiana que nos encontramos cada día escuchando en las noticias, muertes, secuestros y torturas de mujeres que “ni la temían ni la debían”, como popularmente se suele decir. Es tiempo de poner un alto y decir: ¡basta!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here