Cenote Sagrado 29 de diciembre. La familia hoy
Cenote Sagrado 29 de diciembre. La familia hoy

La familia hoy

Cuando mencionamos la palabra familia, suelen venir a nuestra mente muchos pensamientos. Nos podemos referir a la familia “carnal”, padre, hijos, primos etc. Pero también nos pude venir a la mente grupos delictivos, como puede ser la “Familia michoacana”. Y tiempos atrás, la “Gran familia siciliana”, que cometía todo tipo de actos delictivos y atropellos. Lo curioso que en torno a la familia se integran un grupo de personas que se sienten protegidas. Si hablamos de familia “carnal”, ¿quien no se siente dentro de ella y defendido por ella en los momentos más difíciles que nos haya tocado vivir? También, los que se agrupan en los grupos delictivos, se sienten protegidos por los que ahora forman su nueva familia. Es decir, la familia la necesitamos todos. Lo que cuesta entender es que en estos tiempos modernos cada vez más las políticas públicas de los gobiernos están enfocadas a socavar los valores tradicionales familiares que son los que nos dan sustento en esta vida mientas pasamos por ella. Los nuevos políticos se atreven a decir que hay que “romper” esos lazos familiares que no nos dejan progresar y que impiden todo desarrollo científico. En poco tiempo veremos una sociedad más violenta y menos comprometida con  las causas de la humanidad. Nos dirán que esto es muy pesimista, pero echemos una mirada a países que ya están de vuelta y tuvieron que reconocer sus errores  utilizando políticas públicas que en lugar de favorecer, contribuyeron a la desintegración familiar. Estamos a tiempo de no cometer los mismo errores.

LEE TAMBIÉN: La Sagrada Familia y nuestras familias

Joven mata a sacerdote que abusó de él

Es terrible leer estas noticias. En los último años no se han dejado de escuchar los escándalos de pederastia en la Iglesia. Es lo más espantoso que podemos oír. En Francia, un joven víctima de abuso ahogó al sacerdote introduciéndole un crucifijo en la boca. Una muerte espantosa. Lo curioso de todo esto es que solo salen las noticias de abuso sexual en las Iglesias. ¿No es un poco raro? Sabemos de buena fuente que dentro de los abusos de este tipo, en un porcentaje más o menos, corresponde a las Iglesias un 3.5%. Es cierto que el hecho de darse en la vida religiosa tiene un mayor agravante por los todos aspectos morales y religiosos que la misma Institución eclesial predica. Es tiempo de que todos pongamos manos a la obra y tomemos conciencia de la necesidad de un cambio de mentalidad y desde ahí comenzar a prevenir todo tipo de abusos en los menores. Esto no es únicamente tarea de los gobiernos, es tarea de todos y el comienzo, una vez más está en la familia. No desaprovechemos la ocasión para fomentar y crear nuevas actitudes.

 El Papa Francisco y este año que termina

Durante todo este año Francisco no ha descansado con sus infatigables viajes y también con muchos encuentros personales. Y siempre con un mismo objetivo: dar buenas noticias de la misericordia de Dios. Sus reflexiones, sus “chascarrillos”, sus improvisaciones, han hecho de este Papa un hombre a la altura del pueblo, de la gente sencilla que le entiende y le quiere. A diferencia de los que tiene cerca, es decir, los curiales, aunque no todos. Pero una gran mayoría de los que están en el Vaticano, no lo quieren porque dicen que ha rebajado el Papado casi a lo “vulgar”. ¡Qué disparate!

Francisco nos ha insistido en fortalecer nuestra fe, liberándola de cosas innecesarias, para que así adoremos a verdadero Dios, Uno y Trino dentro de una sociedad que cada día parece más pagana. No deja de urgirnos para que tomemos como tarea el anuncio del Evangelio. Según los datos que tenemos a mano, realizó 41 audiencias generales, 56 Ángelus y Regina Coeli, más de 60 homilías públicas y 44 homilías en Santa Marta. Su residencia habitual. En verdad que tenemos a un gran hombre y como siempre dice: “recen por mi”. ¡Que nos dure mucho tiempo!

TE PUEDE INETERESAR: El Papa Francisco acepta las renuncias de otros dos obispos chilenos

Hablando de víctimas…

Nuestro país hermano chileno no deja de ser noticia. Ayer el papa Francisco nombró arzobispo de Santiago  a Celestino Aós. Y claro, como en la “feria”, unos ríen y otros “lloran”, unos ganan y otros pierden. El caso no es estar contentos con nada.  Para la víctimas, la decisión del Vaticano es un premio para Fernando Ramos que fue nombrado también arzobispo de  Puerto Montt y también para Celestino Aós. Según ellos han encubierto a abusadores. Ni estamos a favor ni en contra de estos nombramientos. Pero lo curioso es que las víctimas no dan detalles de estos hombres como encubridores de los que abusaron. Es un tema complejo y como ya hemos dicho en otras ocasiones parece que hay un afán de ensuciar a la Institución y que la religión se convierta más en un ámbito privado que público. Esto lo vemos día a día, no solo en Chile, también en nuestro México. Para algunos la religión estorba y dicen que se mete en política impidiendo el desarrollo científico y social de la humanidad. Estas mentes, creemos, que son cortas de miras y solo buscan su propio interés. Se habla de tolerancia y nos hemos vuelto intolerantes. Se habla de solidaridad y nos hemos convertido en ciudadanos aislados y torpes. Sí, busquemos la verdad, pero donde todos sean escuchados y no de forma arbitraria y desde un solo punto de vista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here