En la columna El Cenote Sagrado del 29 de junio de 2020: Liderazgos que no se pueden olvidar; Sistema penal acusatorio; Los contrapesos, sí operan; En la fiesta de San Pedro y San Pablo
En la columna El Cenote Sagrado del 29 de junio de 2020: Liderazgos que no se pueden olvidar; Sistema penal acusatorio; Los contrapesos, sí operan; En la fiesta de San Pedro y San Pablo

Liderazgos que no se pueden olvidar

No hay medio impreso, digital o tv que no hablen del atentado de Omar García Harfusch el viernes pasado en el Paseo de la Reforma. La verdad que fue casi un milagro que saliera vivo el director de la policía capitalina. Con tantos impactos de bala en la camioneta y las armas que utilizaron los sicarios, difícilmente  hubiera salido vivo de un atentado como el que sufrió Omar García. La lamentable pérdida de vidas de algunos elementos que resguardaban la seguridad del susodicho y también, por qué no decirlo, la pericia de los policías, hizo que las cosas no fueran peores. Suficientes análisis se han hecho ya del actuar de este joven policía, llamado Omar García Harfusch. Hijo y nieto de renombrados hombres de la política y de la seguridad. Según se han informado era nieto de Marcelino García Barragán, quien fuera Secretario de Defensa en la época de Díaz Ordaz; su padre, Javier García Paniagua, también metido en seguridad en la Secretaría de Gobernación allá por los años 70. Por si fuera poco, nuestro Director de Policía capitalino, formado en temas de seguridad en diferentes instituciones tanto públicas como privadas, nacionales e internacionales.  Desde que llegó al equipo de Sheinbaum, ha sido un hombre que no ha ocupado grandes reflectores de medios. Solo cuando ha dado golpes certeros a los grupos delictivos en esta Ciudad capital. En otras palabras, Omar García es a todas luces un líder nato que poco habla, pero sí actúa. No sobresale entre figuras públicas, pero siempre está presente cuando debe estar. Los frutos de su trabajo, ahí están y no cabe la menor duda que la delincuencia de grupos gansteriles ha disminuido, aunque algunos digan lo contrario. En definitiva y sin subirlo a los “altares” de la fama,  un ejemplo para otros muchos directores de seguridad en las diferentes Estados del país. No dudamos que la situación por la que le ha tocado pasar, redunde en beneficio de la ciudanía y cada vez  se logre más paz y tranquilar en las familias que tanta zozobra pasan estos días.

Sistema penal acusatorio

No nos vamos a meter en ese tema de análisis que tiene mucha “tela” donde cortar y que hasta ahora no ha dado los resultados esperados en los juzgados. Sin embargo, queremos referirnos a un caso muy concreto de lo que ha pasado estos días en Guanajuato. Iban por “El Morro” y no lo consiguieron. Detuvieron a su madre, hermana y prima y alguno más, pero la juez encargada de juzgarlos los suelta por “defecto de forma”, es decir, porque en las averiguaciones previas, se integraron mal los expedientes. Se culpa a los jueves de soltar a los delincuentes, pero los impartidores de justicia alegan que si las denuncias que les presentan están mal integradas, no les queda otra que darle suelta a los maleantes, de lo contrario, los mismos jueces, pueden salir “bailando” por no ceñirse a la letra de la ley. El caso es que los detenidos en el asunto de Guanajuato salen liberados y lo más triste de todo esto es que el gobierno no ha hecho nada para presentar cargos contra este grupo de “huachicoleros” del cartel de Santa Rosa de Lima. Algunas mentes “iluminadas” y con lenguas “saltarinas”, dicen que se buscan desacreditar al máximo al Gobernador del Estado y de ahí tener la posibilidad de intervenir desde el Centro para hacer un cambio de poderes. ¿Será? “Pero cuando el río suena, agua lleva”, reza el refrán. Sería una pena que se utilicen esas argucias para imponer estructuras gubernamentales que estamos seguros la población ni las quiere, ni les interesa. Dicen que las comparaciones son “odiosas”, pero que tomen de ejemplo la ciudad de México que “callandito” las autoridades van desarmando, una por una, las bandas delictivas. Claro está que para eso se necesita colaboración e inteligencia de los Tres poderes de la Unión, además de revisar, una vez, el Sistema Acusatorio.

Los contrapesos, sí operan

En la Cámara de Diputados sucedió algo inesperado, mejor dicho, muchos esperaban lo contrario. No habrá Período extraordinario de sesiones para aprobar las leyes reglamentarias referentes al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá. Por una cosa o por otra, el coordinador del grupo morenista en el Congreso, no logró el consenso de la Oposición para llevar a cabo tan extraordinaria sesión. Uno de los puntos candentes era el tema de la ley de Propiedad Intelectual relacionada con las patentes farmacéuticas. Las farmacéuticas multinacionales querían aumentar de 20 a 30 años el plazo de las medicinas de patente. Esto iría en detrimento de los así llamados “genéricos”, es decir, medicina de calidad que se vende a precios mucho más bajos que los de las firmas farmacéuticas conocidas. Nos extraña que el partido mayoritario, Morena que se jacta apoyar la economía de las familias, estuviera a favor de una iniciativa que lo único que iba a hacer, era afectar a los bolsillos de los mexicanos. Nos congratulamos con el “Bloque de Contención” como así le llaman porque impidió un atropello que nos hubiera causado dolor y malestar a la hora de comprar una medicina que por su precio, sería inalcanzable los ingresos de muchas familias mexicanas.

En la fiesta de San Pedro y San Pablo

Como es tradición en esta fecha tan importante para la Iglesia católica, el Papa bendice los “Palios” de los que han sido nombrados nuevos arzobispos en la Iglesia. El palio, es un “collarín” tejido en lana por unas religiosas que se entrega a los arzobispos metropolitanos en señal de autoridad sobre su iglesia local y también de las diócesis sufragáneas en las cuales el nuevo arzobispo tiene jurisdicción en el ámbito doctrinal. Pero es también en esta fecha, en la que el Papa aprovecha para remarcar algún tema que él considera de importancia. Esta ocasión, no fue la excepción. Aprovechando la coyuntura, dijo el Papa que “no se habla mal” de Pedro, en este caso el Papa, ni “a sus espaldas”, sino que se “reza por él”. Incluso se pregunta, ¿qué pasaría si rezáramos más y murmuráramos menos? Y para remachar también señaló entre otras muchas cosas: “es inútil e incluso molesto que los cristianos pierdan el tiempo quejándose del mundo, de la sociedad, de lo que está mal. Las quejas no cambian nada”.

Siempre tan atinado y concreto el papa Francisco. Desde que llegó a la silla de Pedro, no ha dejado de ser criticado por unos y por otros. Unos lo acusan de ser demasiado conservador porque no se atreve a hacer cambios relevantes en la estructura de la Iglesia. Otros, por el contrario, lo acusan de liberal porque habla de todos los temas que le preocupan a la gente, como es la ecología, los migrantes, los descartados, etc. En fin, que a nadie tiene contento. Sin embargo, Francisco bien sabe a dónde quiere llegar. Algo que no saben los que lo critican. Cuando tienes claro el destino, las críticas no te asustan. Cuando dudas, toda crítica la conviertes en ataque. Son tiempos difíciles para las religiones, sobre todo para aquellas que se quedaron ancladas en el pasado sin adaptar su doctrina a los nuevos tiempos que corre la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here