En la columna El Cenote Sagrado del 3 de febrero: Miedo, temor y contagio del …; ¡Ay morena, morena mía!; Un mal tufo sale de la UNAM; La boda de la hija del chapo y la amnesia del obispo de Culiacán.
En la columna El Cenote Sagrado del 3 de febrero: Miedo, temor y contagio del …; ¡Ay morena, morena mía!; Un mal tufo sale de la UNAM; La boda de la hija del chapo y la amnesia del obispo de Culiacán.

Miedo, temor y contagio del …

No pasan “dos” minutos que no escuchemos algo del tan traído y llevado coronavirus. Recibimos todo tipo de información. Noticias principalmente de China y otros muchos países donde se ha extendido, la ya, pandemia. Sin embargo, hay voces y, no son pocas, que nos dicen que lo que está pasando es crear pánico en la población y desviar la atención de otros muchos problemas que tienen los países, principalmente del mundo desarrollado o, los así llamados, países de Occidente y con una renta per cápita más alta que países, llamados del Tercer Mudo. Sea lo que sea, hoy casi todos hablamos del tema donde quiera que nos encontremos. Como se suele decir, “el miedo no anda en burro”. Es decir, las cosas se están poniendo cada vez peor y hasta ahora no nos han dicho que haya una vacuna para atajar el virus que muta con rapidez. En nuestro país, parece, hasta ahora, todo tranquilo porque y, aunque ha habido alarmas que luego no fueron ciertas, las autoridades no deben estar muy tranquilas por lo que pudiera pasar aquí y más con el desabasto de medicinas y con todo el “tinglado” que han armado con el tema del Insabi. Temor, hay y que nos podemos contagiar, también puede suceder y no dudamos que muy pronto se puedan escuchar noticias que lo tenemos a la “puerta”. ¡Que Dios nos libre de semejante zozobra! Mientras, seguiremos las recomendaciones de las autoridades de Salud y de otras Instituciones que nos recomiendan tomar vitamina C y estar hidratados. ¡Hagamos caso a las indicaciones!

¡Ay morena, morena mía!

Así decía una antigua canción que sonaba bonito en aquellos tiempos donde lo digital y otras modernidades ni se imaginaban que pudieran llegar. Pero no. No nos referimos a la canción popular, aunque tiene mucho que ver con el Movimiento de Regeneración Nacional, o como mejor le conocemos: Morena. Partido fundado por Andrés Manuel López Obrador, hoy, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. Partido que lo llevó a ganar en las elecciones presidenciales y que arrasó con una amplia mayoría en las Cámaras, tanto del Senado como de los Diputados. Hoy este partido es un desastre. Dos presidentes del partido y sin ver una solución a corto plazo. En definitiva, una catástrofe . Los iluminados, ya lo veían venir desde hace mucho tiempo. El resultado ahí está. El mismo Presidente de la 4T ha dicho que si se corrompe el partido de Morena, él se sale y, no en vano, el muy conocido Nico, inseparable de AMLO está formando una organización que en su caso, se podría convertir en partido político. Es una desgracia. Muchos, muchos mexicanos habían puesto la esperanza de que todo cambiaría en México con este nuevo partido surgido como las “esporas”. Rápido y con fuerza. No furioso, aunque pronto le salió la furia. Señores dirigentes de Morena, hagan caso a las enseñanzas bíblicas que tanto predica su líder: “un reino dividido, no se mantendrá en pie mucho tiempo”. Si quieren sobrevivir, mejor que estén unidos porque el 2021 está a la vuelta de la esquina y aunque la oposición está más mustia que una planta en el desierto, pronto les pueden quitar esa amplia mayoría de la que hoy disfrutan en el Legislativo.

Un mal tufo sale de la UNAM

Así como el coronavirus se expande por doquier y todos estamos con el miedo de que nos llegue, así se expanden las huelgas en la dependencias de la Máxima Casa de Estudios. Muchos se preguntan, ¿qué está pasando en la UNAM? Las respuestas son variopintas, pero ninguna acertada para buscar una solución justa para conjurar todo cierre de planteles que tanto mal hace a la educación. Unos dicen que los radicales de izquierda quieren forzar la salida del Rector, el doctor Graue. No nos extraña porque así como fue elegido con amplia mayoría, otros buscan intereses de otro tipo y que no sabemos el qué. También se alega el tema del acoso sexual y otras muchas razones que no viene al caso enunciar. Sea lo que sea, el asunto es que según información recibida,  hay nueve instancias de la universidad cerradas. ¿Llegarán a un paro total, como antaño donde la universidad estuvo cerrada por meses? Sería una pena tanto para los estudiantes como para a imagen de esta magna Casa de Estudios. Estamos seguros que si se hiciera una votación entre el alumnado, la gran mayoría votaría por encontrar una solución pacífica y no cerrar las instalaciones académicas. Autoridades y manifestantes, dialoguen y busquen acuerdos satisfactorios para ambas partes sin ideologizar y adoctrinar un movimiento que solo causará pobreza educativa y retroceso en los planes de estudio.

La boda de la hija del chapo y la amnesia del obispo de Culiacán

Todos supimos que la hija del Chapo se había casado el sábado en la catedral de Culiacán. Una boda más, una boda menos, eso… ¿a quién le preocupa? Si cada vez hay menos bodas en las Iglesias. Pero esta boda no era una boda cualquiera, era la hija de uno de los más famosos  narcotraficantes que haya tenido México y hoy preso en EU. La historia de este hombre, es de sobra conocida y un tanto rocambolesca por sus fugas y un sinfín de novedades que a todos nos han sorprendido. Lo que llamó la atención ha sido que se cerrara la catedral de Culiacán para dicho evento, algo que no es de extrañar porque “alguien”  les podía haber amargado la fiesta de saber la importancia del personaje. Pero, más llama la atención que le preguntaron al obispo de esa diócesis, el Sr. Jonás Guerrero y dijo que no sabía nada de tal celebración. ¿Ustedes le creen? Nosotros, no. ¿Creen que el cura que celebró la misa no le habría informado a su Obispo de la boda? Sr. Obispo, no nos quiera dar “atole con el dedo”. Tarde o temprano se sabrá y el que quedará mal será usted. No se engañe. La verdad es lenta, pero llega a la meta. La mentira corre rápido, pero pronto se descubre su intención. Al fin, ¡qué más da!  Todo mundo entiende que tratándose de quien se trataba el matrimonio, tendrían que tomar las medidas para cuidar a sus invitados. Pero no nos hagan ver lo que a simple vista está a nuestros ojos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here