México-EU y las negociaciones reservadas · La prueba PISA y la educación · La Ley Olimpia para protección de la mujer · El Papa Francisco y los “enciclopedistas” teólogos
México-EU y las negociaciones reservadas · La prueba PISA y la educación · La Ley Olimpia para protección de la mujer · El Papa Francisco y los “enciclopedistas” teólogos

México-EU y las negociaciones reservadas

En la columna de Carlos Loret de Mola, en El Universal, leemos que: “no extrañaría que para lograr la ratificación del TMEC, el gobierno federal estuviera aceptando cesión de soberanía”. Bueno, ¿qué nos extraña? Siempre estamos con el doble discurso de la soberanía y de la “intromisión”, pero luego nos enteramos que en lo “oscurito” se negocian cosas que no salen a la luz pública, y cuando salen, las desmentimos. Parece que los empresarios se enteraron y dieron la voz de alerta antes de cometerse el “crimen del siglo”. Mancillar la soberanía de México enviado desde USA inspectores a las empresas mexicanas para saber si se cumplirían los tratados firmados en el TMEC sobre el tema laboral. ¡Qué afrenta! ¿No es absurdo que la izquierda estuviera dispuesta a ceder soberanía? ¡Algo insólito! Nuestros vecinos del Norte, seguro que estarían felices de ver cómo trabajamos, cómo nos comportamos y qué nos gusta hacer y deshacer. ¡Uh, de lo que nos libramos, tener al vecino en la cocina de la casa! O, ¿no es que ya estaba? Es pregunta.

TE PUEDE INTERESAR: Allanan en la Santa Sede oficinas de información financiera por denuncias del Banco Vaticano

La prueba PISA y la educación

Ayer nos enteramos de los resultados de la prueba PISA, esa donde se evalúa a nuestros estudiantes en algunas disciplinas escolares. ¡Ninguna sorpresa! ¿Qué esperaban?, diría nuestro tío Antonio. No hemos adelantado nada en un año. Más bien, estamos peor en algunos rubros. Para colmo y poco consuelo, el Secretario de Educación nos sale ahora que también en las dependencias de la SEP se da el así llamado “huachicol educativo”. Solo nos faltaba ese punto y aparte para terminar la novela. ¿No que el “huachicol” solo era para PEMEX? ¡Lo que hay que ver y oír! Y para más “inri”, nuestras autoridades nos dan excusas diciendo que es un consuelo que también en otros países es notorio el deterioro. Parece que aquí ese aplica el refrán: “mal de muchos, consuelo de…” La solución no es quedarnos de brazos cruzados. Las causas de los precarios resultados pueden ser muchas y muy diferentes. ¡Busquemos soluciones y no nos quedemos en justificaciones!

La Ley Olimpia para protección de la mujer

¡Albricias! Por fin nuestros representantes locales en el Congreso se pusieron de acuerdo unánimemente para sacar una ley que castigue con prisión a quien comparta imágenes íntimas con contenido sexual de otra persona sin su consentimiento. Si fueron capaces de ponerse de acuerdo en algo tan fundamental como es la protección de la mujer, ¿por qué no entenderse en otros muchos asuntos que ayudarían a los ciudadanos a vivir mejor y más tranquilos? Sres. Legisladores de la Asamblea, los ciudadanos queremos más resultados que nos saquen de tantos problemas que nos toca vivir en el día a día en esta gran urbe. ¡Queremos abrazos, no trancazos!

TE PUEDE INTERESAR: El arzobispo Carlos Garfias llama al clero a no ser indiferente ante la violencia

El Papa Francisco y los “enciclopedistas” teólogos.

El Papa Francisco siempre será una buena sorpresa. Ayer no fue la excepción. Celebrando la Santa Misa en la capilla de Santa Marta, su residencia, nos sorprende al decirnos que los teólogos, es decir, los que interpretan los temas de la Biblia sobre Dios y la Revelación, son “enciclopedistas”: “lo saben todo pero son incapaces de hacer teología. Son palabras muy duras para un público, mejor dicho, “casta” que en la mayoría de los casos “desprecia” las opiniones de los que no pertenecen a su “gueto” . Por eso, el Papa les dice que la “teología”, es decir, la ciencia sobre Dios, “se hace de rodillas, haciéndonos pequeños”. En otras palabras: solo aquel que reconoce su pobreza, su sencillez y tiene confianza absoluta en Dios, dejándose guiar por su Espíritu, puede hablar y decir cosas sabias sobre Dios. Los soberbios no caben dentro de la dinámica divina. Bien lo dijo la Virgen María en el canto del Magnificat: “Derribó a los potentados de sus tronos y encumbró a los humildes”. Este pensamiento no es únicamente para los que escriben cosas sobre Dios , a todos nos viene el “saco” porque nos sobra soberbia y nos falta humildad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here