En la columna El Cenote Sagrado del 4 de mayo de 2020: Un drama, un hospital y una familia; AMLO y sus luces; Noticias, noticias, todo es Covid; El Papa emérito y su “silencio”
En la columna El Cenote Sagrado del 4 de mayo de 2020: Un drama, un hospital y una familia; AMLO y sus luces; Noticias, noticias, todo es Covid; El Papa emérito y su “silencio”

Un drama, un hospital y una familia

Todo empezó al ir al hospital con síntomas del coronavirus. La gente está asustada y al menor atisbo de pensar que pudieras tener en “bicho”, como así le llaman, corres al nosocomio más cercano para que te atiendan. Hasta aquí todo normal. El problema empieza cuando te dicen que debes quedarte internado. Y es ahí donde comienzan las dudas y los temores. Esto parece que sucedió en el Hospital de las Américas de Ecatepec con una persona que fue internada con tales síntomas y luego por las razones que los médicos dan, murió de semejante covid-19. La familia comenzó a inquietarse porque no recibía noticias, pero no únicamente esta familia, también otras que estaban en la misma situación. Decidieron a la brava romper el  leve cerco de seguridad y se encontraron con lo que nunca hubieran pensado ver. Un montón de cadáveres en una sala. Como todo mundo trae celular, claro está, se tomó video y saltó a las redes y el estado de alarma no se hizo esperar. Las imágenes que muchos vimos parecían de película de terror. No es posible que esto suceda, era el comentario más común entre la gente que pudo tener acceso a los videos. Se pudo constatar que el sistema informativo  en los hospitales a los familiares de los enfermos es deficiente, así como otros muchos asuntos que no se tenían contemplados ante el desbordamiento de esta pandemia. Las autoridades sanitarias expresan su preocupación por temor a más contagios. Pero, ¿no podían haber previsto esto con antelación? Es claro que somos expertos en improvisar, pero nunca será la mejor solución.

TE PUEDE INTERESAR: Información oportuna sobre enfermos de Covid-19 para evitar violencia, pide obispo de Ecatepec

AMLO y sus luces

No nos cabe la menor duda que nuestro Presidente es un vendedor de ilusiones. Como predicador, no tiene precio y como vendedor, los consorcios económicos más notables se lo rifarían. Ante las adversidades y las crisis, siempre tiene alguna salida recurrente. Ahora nos dice que ante esta pandemia, “ya estamos viendo la luz al final del túnel”. Muchos se preguntan, ¿cuál luz? ¿Cuál túnel? Si estamos en la caverna más profunda que hemos visto en las últimas décadas. Claro está que, si las cosas no le salen como él quiere, también tiene la “herramienta” a la que suele recurrir, de echarle la culpa al “neoliberalismo”. Pero como esto no es muy entendible, es más fácil decir que fueron las administraciones corruptas anteriores las que generaron estos “desmadres”. No es la forma de salir adelante, Sr. Presidente. Aquí lo hemos venido repitiendo una y otra vez. El camino correcto es el diálogo e involucrar a toda la sociedad en la solución de los problemas que  nos aquejan. No es dividiendo como se arreglan las cosas, es uniendo como se solucionan. Mientras Usted siga hablando de “ricos y pobres”, de “”corruptos y honestos”, de “patriotas y vende-patrias”, no vamos a solucionar nada, al contrario, las cosas empeorarán. La pandemia terminará, ¿qué pasará luego? La crisis económica que se avecina será mucho peor que la misma pandemia. Seamos realistas y llamemos a las cosas por su nombre. No busquemos justificaciones a lo que tiene.

Noticias, noticias, todo es Covid

No hay noticiero tanto en radio, televisión, prensa, redes sociales… todo está enfocado al coronavirus. Si los tianguis callejeros funcionan, se les conmina a que cierren porque las aglomeraciones de gente puede generar contagios. Si ya no se ponen, también es noticia. Si la violencia intrafamiliar ha aumentado en 300% se debe al encierro y al coronavirus. Así podríamos hacer una lista interminable de noticias que van y vienen por esta causa que nos ha trastocado a todos en nuestro vivir cotidiano. Cuando se le pregunta a la gente sobre este tema de la pandemia, la respuesta suele ser: “ya ni me hables del tema”. Cuando esto sucede, es que la gente está harta de escuchar tanta noticia y la mente se comienza a saturar. Lo peor del caso, como son tantas las informaciones y, más por las redes sociales, comienzan a surgir las dudas de que si lo que nos dicen es verdad o no. Los números varían y los métodos que utilizan las autoridades para contabilizar contagios, ya se vuelven sospechosos. ¿A quién creerle? Estamos en un momento crucial. Si de por sí, la comunicación se había vuelto sospechosa sobre las noticias, ahora es más. Las dudas revolotean por la cabeza y esto va en detrimento de la verdad. Porque lo certero, se vuelve sospecha. Es grave y los “gurús” de la información deberían buscar soluciones e informaciones para que la población no se vaya haciendo una idea errónea de lo que es la comunicación.

TE PUEDE INTERESAR: Carta del Papa Francisco a voceadores del mundo

El Papa emérito y su “silencio”

El Papa emérito vuelve a hablar ante su “confesor-periodista” Seewald. Hoy sale a la luz en alemán el nuevo libro: “Benedicto XVI. Vida”.  En español, lo tendremos en otoño de la mano de la editorial Loyola. Según se reporta es un libro de mil páginas. Una frase resuena en este volumen: “ quieren hacerme callar” y otra también muy significativa: “ mi amistad personal con el papa Francisco no solo se mantuvo sino que se desarrolló”. Así se podrían ir señalando diferentes expresiones que no dejan de pensar en lo difícil que es ser “emérito” en estos tiempos donde la comunicación corre como la luz y poco o nada se puede ocultar por mucho tiempo. Es cierto que se le ha querido utilizar a este hombre tanto por los detractores del papa Francisco como por los “amigos”  de Francisco. Principalmente por los detractores. El caso más reciente lo tenemos con el controversial libro del cardenal Sarah. Entre las notas que llegan a nuestras manos, resalta también lo dicho por Benedicto. Hay algunos, diríamos muchos, que se oponen a la modernización de la Iglesia. Este hombre, el Papa emérito es un hombre sabio y los sabios entienden los movimientos de la historia. Por eso no nos extraña que en doctrina sea conservador, pero en lo social, adelantado a los tiempos. Esperemos la pronta traducción al castellano para degustar esta obra que no dudamos será de gran riqueza para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here