En la columna El Cenote Sagrado del 6 de abril de 2020: Informe presidencial, todo igual; Robos y saqueos; Una parodia: hospital inflable en Morelos; Claudia y su generosidad
En la columna El Cenote Sagrado del 6 de abril de 2020: Informe presidencial, todo igual; Robos y saqueos; Una parodia: hospital inflable en Morelos; Claudia y su generosidad

Informe presidencial, todo igual

Todos lo medios de comunicación resaltan el informe presidencial del día de ayer. Informe que todos esperábamos con ansias, aunque también, con cierto escepticismo pensando que no habría muchas novedades. Así sucedió. Más que un informe para animarnos a salir de la crisis por la que estamos pasando, fue un recuento de lo  que ha venido haciendo y las medidas que va a tomar para seguir ayudando, según él, a los pobres. Las medidas que anunció se quedaron muy cortas para la magnitud del problema que vivimos y, peor, el que se nos acerca. Como siempre, parece que él tiene otros datos y no le importa lo que digan los demás, en este caso, los empresarios que le vienen haciendo propuestas desde hace tiempo y poco las toma en cuenta. De inmediato, ahí estuvieron los resultados: el dólar se elevó a 25.31, el euro a 27,34. De esta forma recibieron los inversionistas el tan cacareado informe. En pocos palabras, no fue un informe de unidad, sino un informe de labores. El Presidente perdió la oportunidad de hacer un llamado a todos los mexicanos para unirnos para afrontar los problemas que estamos viviendo. Nada de ello ocurrió. Las “esperanzas” de las que habló no tienen ningún sustento y nos dejaron más dudas que respuestas. Acostumbrado a tener siempre delante una multitud, ayer estaba prácticamente solo, fuera de sus ayudantes. Es decir, aislado en Palacio Nacional. Dará mucho que hablar y mucha tinta correrá estos días en los medios impresos. Sin embargo, no todo está perdido, México siempre se ha sabido levantar a pesar de sus dirigentes.

Robos y saqueos

Por desgracia, estamos viendo y escuchado continuamente estos días en diferentes partes de la República que se han venido dando robos y saqueos a tiendas de todo tipo. Esto es una infamia. Resulta que lo que se roba no es comida, sino todo lo contrario. Se roban pantallas de televisión, celulares y otros aparatos electrónicos. Se informa que hasta el momento se han detenido a 109 delincuentes. Claro está que de estos detenidos, el 99% saldrá libre porque nuestro sistema de procuración y peor, impartición de justicia, es un desastre. A veces culpamos a los jueces porque dan la orden de soltar a los aprehendidos, incluso los acusamos de corruptos, claro que los hay, pero cuando hablamos con ellos, nos expresan lo mal que están armados los expedientes o carpetas, como les llaman ahora y, se ven obligados por esas fallas a soltar a los detenidos porque la misma ley no los protege a ellos en caso de seguir reteniéndolos. ¡Eso huele mal! ¿Qué intereses se manejan por medio para que las leyes no se cambien? La respuesta la dio un “cualquiera”: “no se hagan bolas, lo que importa es el dinero”. Así de simple y así de canalla está la situación. Lo hemos dicho y lo reafirmamos, mientras no se cambie de raíz el sistema de procuración e impartición de justicia, no habrá paz en México. A estos pillos que roban en las tiendas, lo primero, hacerles regresar lo robado y si no, pagar el valor de lo hurtado. En segundo lugar, si no ameritan prisión, trabajo social, durante el tiempo necesario y con “adoctrinamiento social” en lugares difíciles para que aprendan la importancia de la honestidad y cómo salir adelante con trabajo y honrado.

Una parodia:  hospital inflable  en Morelos

Los políticos se pintan solos. Resulta que nos muestran un video donde aparece el Gobernador de Morelos, el Sr. Cuauhtemoc Blanco inaugurando un hospital inflable,  de los que ahora se usan para atender de emergencia a los enfermos de coronavirus, pero resulta que no está en operación y presume de tener 50 camas con posibilidad de aumentar el número de ellas. Sr. Blanco, no nos engañe. Lo que debería caracterizar a un dirigente es la veracidad. Más bien su anuncio parecía un spot de televisión sobre un producto de terminado, más que una solución a un problema que se puede presentar de un momento a otro. Sabemos de su amistad con el Sr. Presidente de la República, pero no nos salga que su amistad es garantía de las respuestas que se pueden dar a los problemas que tiene en su entidad y, que por cierto, no son pocos. Necesitamos líderes que se sepan hacer frente a los problemas de la gente y le den soluciones tangibles y no “atole con el dedo”.

Claudia y su generosidad

Claudia siempre nos sorprende con noticias. Noticias que hacen nota, valga la redundancia. Ayer nos dice que va a donar dos meses de su sueldo para colaborar a pagarle a los médicos que se contraten para atender al problema del coronavirus que comienza a afectarnos de manera masiva. Claro está que con la cantidad que done, creemos que serán alrededor de 150 mil pesos, no soluciona el problema, pero también  dice, y ahí está la solución que, espera que otros subalternos hagan otro tanto, pero que no obliga a nadie. Bueno, hay muchas formas de obligar. Una es por la fuerza, es decir, yo tengo el poder, ordeno y mando y se hace esto o aquello y, la otra, es más dura, la presión psicológica. Como decir: “mira, yo pongo el ejemplo que soy tu jefa, espero que tú también lo hagas”. Esta presión es más dura que la orden directa. En fin, sea lo que sea, estamos seguros que todo concurre para el bien. Esperamos que muchos funcionarios que tienen buenos sueldos contribuyan a paliar un poco la situación que comienza a complicarse en la Ciudad de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here