El Cenote Sagrado del 6 de enero: Profecías y malos augurios 2020; El “desastre” del obispo auxiliar Carlos Samaniego; Promesas de nuestro presidente AMLO; Quema de iglesias y violencia
El Cenote Sagrado del 6 de enero: Profecías y malos augurios 2020; El “desastre” del obispo auxiliar Carlos Samaniego; Promesas de nuestro presidente AMLO; Quema de iglesias y violencia

Profecías y malos augurios 2020

Parece que cuando suceden ciertos acontecimientos, comienzan a surgir los “mensajeros de malas noticias”. Resulta que en los medios se cita a Nostradamus y Baba Vanga. Dos “videntes” que predicen catástrofes y calamidades. Llama la atención que siempre estos personajes parecen tener visiones de lo malo. Pocas veces, o nunca, se escucha decir a estos “videntes” de cosas buenas y positivas. Notradamus predijo muchas cosas que nunca sucedieron ni en el tiempo ni en el lugar. Claro está que en una de esas, aciertan y todo el mundo los cita. Por otro lado quieren hacer coincidir las catástrofes con el año bisiesto 2020. Veamos y  no olvidemos algunas de las cosas que anuncian: 1) Atentado contra Putin. 2) Caída de un meteorito. 3) Colapso económico. 4) Colonización de la luna. 5) Consecuencias del cambio climático. 6)Devastadores terremotos. 7) Inicio de la III Guerra Mundial. 8) Enfermedad de Trump. 9) Fin de la Reina Isabel. 10) Rebelión en Corea del Norte. ¿Quieren más? Estas y otras muchas más cosas pueden suceder. Si las analizamos una por una de esta lista,  todo es posible que suceda. Salvo que la III Guerra ya comenzó como dijo el Papa, solo que se da en “cachitos”, como la lotería. No seamos ingenuos. No hace falta ser “profeta” para saber que todo esto puede suceder. Lo que pasa que  a todos nos gusta un poco de “misterio”. Los “videntes” nos lo hacen más atractivo.

TE PUEDE INTERESAR: Los obispos no serán oposición ni muros de contención para el nuevo gobierno de AMLO: CEM

El “desastre” del obispo auxiliar Carlos Samaniego

Parece que el Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México, Carlos Samaniego, “le picó algún mosquito” porque según la información que llega se fue con todo en la homilía que pronunció en la Basílica de Guadalupe. Según la nota del Universal nos dice que el Prelado alertó que “México es un desastre”, pues no hay quien marque rumbo de las instituciones y se realizan propuestas de “fundamentalismos so pretexto de democracia”. Según parece criticó las iniciativas que, desde el Congreso de la Unión, se han impulsado para despenalizar el aborto. Podremos estar de acuerdo con el Sr. Obispo o no estar de acuerdo. Pero en estos momentos que nos toca vivir, lo que menos necesitamos es golpear el “avispero”. No creemos en lo que dice de que “México es un desastre”. Estamos en un momento de cambio y todo cambio crea conflicto y a veces confusión, pero de ahí a decir que estamos casi en el caos, creemos que es un disparate. D. Carlos Samaniego, usted podrá decir lo que quiera, pero también debe tomar en cuenta que cuando uno habla debe hacerlo con propiedad, es decir, dando datos precisos y con argumentos que convenzan. A veces, la prudencia es más efectiva que las palabras dichas al tanteo. Deseamos que  sus reflexiones ayuden a los creyentes a saber discernir los acontecimientos para bien de nuestro México.

Promesas de nuestro presidente AMLO

Nos levantamos con la buena noticia que nos anuncia el Sr. Presidente de la 4T que no habrá incremento de combustibles. Esto significará que la inflación se mantenga en niveles bajos. Dice que está controlada porque no hay aumento de gasolina, ni de diesel, ni de gas ni de luz y que así vamos a continuar todo el sexenio”. Bueno, hasta aquí una gran noticia. Pero, ¿Cómo le van a hacer para sacar adelante los programas sociales de gobierno? Por un lado, no dicen que no habrá incremento y luego nos vienen por la “puerta trasera” poniendo “X” subidas a diferentes insumos.  Sabemos que gobernar no es fácil porque no es lo mismo, como dice el refrán: “torear que ver los toros desde la barrera”. Una cosa es estar en el poder gobernando para todos y otra es ser oposición. México es un país grande, con muchos recursos, pero tan mal distribuidos, que solo unos pocos son archimillonarios y una gran mayoría pobre. Sr. Presidente, lo hemos venido diciendo en diferentes ocasiones, la pobreza no se abatirá mientras los pobres sean objetos de las políticas públicas de los gobiernos de turno. El día que lleguen los pobres a ser sujetos, es decir, protagonistas de su futuro, seguro que México cambiará.

TE PUEDE INTERESAR: Expulsan a cura de la Compañía de Jesús en Chile

Quema de iglesias y violencia

Nos llega la noticia de que en Chile unos encapuchados incendiaron una Iglesia destinada al servicio religioso de los Carabineros. No es la primera vez que suceden disturbios y vandalismo en algunas Iglesias de Chile, también en Argentina y poco a poco se va extendiendo la ola por otros rincones del planeta. El gobierno chino ha derruido varios templos  porque aquellas comunidades no estaban a favor de las políticas de gobierno. Llama la atención que estos grupos de inconformes, en el caso de Chile y algunos otros países de Latinoamérica arremetan contra la Iglesia católica. Es cierto que a partir de los abusos de algunos sacerdotes existan personas, jóvenes sobre todo, que estén enojados con la institución, pero de ahí, a llegar a destruir los templos, se nos hace poco maduro y pareciera que responde más a otros intereses que no sabríamos en este momento del porqué. Sea lo que sea, la furia hay que canalizarla por otros medios y no destruyendo momentos como esta Iglesia en Chile que según nos informan fue construido en 1876 y como tal, es un monumento histórico. No se vale estos tipos  de vandalismo, venga de donde venga. La tolerancia y el respeto serán las mejores armas  para entendernos dentro de la diversidad de opiniones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here