En la columna El Cenote Sagrado del 7 de abril de 2020: Sheinbaum y sus seguidores; “O todos coludos o todos…”; Otra de AMLO; El Cardenal Pell
En la columna El Cenote Sagrado del 7 de abril de 2020: Sheinbaum y sus seguidores; “O todos coludos o todos…”; Otra de AMLO; El Cardenal Pell

Sheinbaum y sus seguidores

Ayer comentábamos que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México había decidido donar dos meses de sueldo para contribuir y contratar personal médico con el fin de atender los problemas que se puedan presentar con el coronavirus. Decíamos que, si bien, a nadie se le obligaba, era como ponerle a uno una “camisa de fuerza”, porque si tu jefe dice que va a hacer algo y el que quiera que le siga, pues la respuesta es sencilla. Pocos serán los que no quieran seguir al jefe porque tarde o temprano vendrán las consecuencias. Todo esto para decir que la Sra. Sheinbaum ya ha recogido de un día para otro, nada más ni nada menos que, la friolera de 50 millones de pesos. A eso se le llama “liderazgo”, claro que, no sabríamos en qué categoría calificarlo. Si en un día recogió 50 millones, qué no sucederá en las siguientes semanas. Ni el SAT de Buenrostro, con todas las artimañas que maneja,  es tan efectivo para recaudar dinero tan eficazmente. El Presidente, en caso de emergencia, ya tiene a quien recurrir. Lástima que las pymes y otros giros de negocios no tengan la misma suerte que la Jefa de Gobierno para conseguir fondos y remediar la situación por la que pasa el país.

TE PUEDE INTERESAR: Un Domingo de Ramos en tiempos de Covid-19

“O todos coludos o todos…”

“Sin querer queriendo”, se les ha obligado a cerrar empresas que poco o nada tienen que ver para evitar la expansión del coronavirus. Parece que hay un empeño en desquiciar las economías de los países en vías de desarrollo. Es verdad que tenemos que prever y atender todas las recomendaciones que nos dan para evitar contagios, pero que sea parejo para todos, es otra cosa. Creemos que los gobiernos, tanto federal como local, deberían ver cada caso y no “barrer parejo”, porque, además, de cerrar la puerta a nuevos empleos, están peligrando los ya estables. Nos informaban que las cementeras de Hidalgo pararán su producción, pero, siempre hay un “pero”, las empresas que tienen contratos con el gobierno, deben operar regularmente, nos estamos refiriendo a las empresas acereras, de cemento y vidrio. Estas empresas surten materiales a las mega obras de Dos Bocas, Tren Maya y Nuevo Aeropuerto. No se vale hacer esas distinciones. No se puede aplicar la ley del embudo: “para mi lo ancho y para ti, lo picudo”. Debemos ser justos y medir con la misma vara para todos. “Bajar la cortina de la producción” porque lo manda la OMS, es un suicidio que todavía no vislumbramos las consecuencias que esto pueda tener para el futuro cercano. Señores del Gobierno en turno, vean cada caso, y todo, por el bien de México.

Otra de AMLO

Ya no sabemos si lo hace por llamar la atención o porque así lo piensa. Cada día Andrés Manuel nos sale con una cosa, tan dispar que no alcanzamos a vislumbrar los alcances de sus dichos. Ahora nos sale diciendo que este virus con el que todos soñamos noche y día, ha precipitado la caída del neoliberalismo. Ya no se sabe, si “reír o  llorar”. Semejante locura no puede caber en una mente completamente sana. Él mismo, cuando fue Jefe de gobierno de la Ciudad de México, fue el primero que fomentó el así llamado “neoliberalismo”. Que venga a decir esto en este momento, es para llorar. ¿Sabrán lo que es el neoliberalismo? Hasta ahora lo que hemos escuchado de ellos es que lo asocian con la “corrupción” y el “saqueo de las riquezas nacionales”. Fuera de esto, no hemos escuchado nada nuevo en torno al tema. De nueva cuenta se está invocando la “tragedia” humana para justificar el fracaso de unas políticas populistas que hasta ahora no han dado resultado alguno, al contrario, la producción se ha contraído y los puestos de trabajo formal han disminuido. Señores que gobiernan, razonen un poco y no nos acerquen cada vez más al precipicio del caos y la incertidumbre.

TE PUEDE INTERESAR: Corte Suprema de Australia absuelve a George Pell

El Cardenal Pell

Ya habíamos comentado en otra ocasión sobre el juicio del cardenal Pell, donde surgían muchas dudas y contradicciones por parte de sus acusadores. Uno muerto por sobredosis y otro utilizado por grupos anticlericales que son capaces de mentir  con tal de desprestigiar a quien se ponga por delante.  El Tribunal Superior de Australia absolvió a Pell por no encontrar sustento en las acusaciones que le había formulado el Tribunal de Victoria. La acusación caía por sí sola. Resulta que el único acusador, porque el otro ya había muerto, dijo que al terminar la misa de domingo, en la sacristía el entonces arzobispo Pell le había hecho una felación. Los argumentos son absurdos, porque si querían mentir los acusadores, al menos que lo hubieran hecho bien. Nadie puede creer que un domingo al terminar la misa pueda estar solo en la sacristía el celebrante y abusar de unos “inocentes” monaguillos. Los abogados de Pell demostraron con argumentos serios y convincentes que la mentira no se podía sostener. Celebramos que se haga justicia a un hombre que se le acusaba injustamente con argumentos “ideológicos” y no reales. En casi todos los países del mundo hay una persecución contra la Iglesia, principalmente la católica al saltar a la “palestra” casos de pederastia que si bien, son dolorosos y deleznables, hoy por hoy es la única Institución que ha puesto reglas claras y severas para erradicar este flagelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here