El embajador mexicano ante la Santa Sede, Jaime del Arenal Fenochio, se reunió el pasado sábado 17 de noviembre de manera privada con el Papa Francisco, a pocos días de concluir su misión diplomática por el cambio de gobierno; iba acompañado de su esposa.

TE PUEDE INTERESAR: Los obispos no serán oposición ni muros de contención para el nuevo gobierno de AMLO: CEM

El Papa Francisco -dice el embajador en una entrevista con la agencia Notimex- alabó la actitud del pueblo de México ante la caravana migrante que atraviesa el país con destino a Estados Unidos.

“(El Papa) mostró su preocupación por la caravana migratoria que está cruzando el país. Me dijo que estaba muy complacido con la actitud del pueblo mexicano hacia ese fenómeno, reconoció que se portó muy bien, así me lo dijo literalmente”, contó Del Arenal a Andrés Beltramo corresponsal de la agencia Notimex ante la Santa Sede.

Sostuvo el embajador que la cita “fue muy cordial” y el obispo de Roma le dedicó tiempo pese a la abultada agenda del día.

Además, precisó que el pontífice mostró estar “enteradísimo” sobre todos los detalles con respecto a la caravana migrante y destacó especialmente el rol de la Iglesia mexicana en la atención a los caminantes.

El Papa está enteradísimo de lo que pasa en México y ello es posible tanto por los informes del nuncio Franco Coppola como los del sacerdote Fabio Baggio, quien dirige, junto con Michael Czerny, la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral del Vaticano.

Entre otras cosas, el embajador Del Arenal le aseguró al Papa que al final de su servicio dejaba la relación entre México y la Santa Sede “en muy alto nivel”, recordándole el cumplimiento de un intenso programa con motivo del 25 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas partes.

Incluso habló de la “joya de la corona” de ese programa: un coloquio sobre migración con la presencia del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, que se llevó a cabo en la Casina Pío IV del Vaticano el 14 de junio pasado.

“También me dijo que estaba pidiendo a la Virgen de Guadalupe por el pueblo de México. A nombre del gobierno mexicano le regalé una impresión, una litografía de la imagen guadalupana que recibió con mucho gusto”, señaló el diplomático.

“Me garantizó que iba a seguir rezando por México, yo le insistí que rezara por nuestro país, por nosotros. Al final, muy enfáticamente me pidió: por favor, recen por mí”, añadió.

Francisco y el embajador se tomaron la foto del recuerdo y luego se despidieron.

Del Arenal duró muy poco tiempo en el cargo de embajador. Y aunque fue ratificado por el Senado a finales de abril de 2017, pudo presentar sus cartas credenciales cuatro meses después, el viernes 1 de septiembre, sustituyó en el cargo a Mariano Palacios Alcocer, quien fue el embajador que hizo posible la visita del Papa Francisco a México en febrero de 2016.

Jaime del Arenal es el noveno embajador desde que se restablecieron las relaciones diplomáticas con la Santa Sede, en septiembre de1992, una vez aprobadas las reformas constitucionales en materia religiosa en 1991.

Han ocupado ese cargo:

  • El profesor Enrique Olivares Santana (1992-1995)
  • Guillermo Jiménez Morales (1995-1998)
  • Horacio Sánchez Unzueta (1998 -2000)
  • Fernando Estrada Sámano (2001-2003)
  • Javier Moctezuma Barragán (2003-2005)
  • Luis Felipe Bravo Mena (2005-2008)
  • Federico Ling Altamirano(2009-2013)
  • Mariano Palacios Alcocer (2013-2016)
  • Jaime del Arenal Fenochio (septiembre de 2017 a la fecha)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here