El diario deportivo más vendido de Italia –Gazzetta dello Sport-, recopiló en su edición de ese día el pensamiento del Papa en tono al deporte y regaló junto a la edición un pequeño libro que definió una “encíclica laica” sobre el deporte, con siete conceptos clave desarrollados: lealtad, compromiso, sacrificio, inclusión, espíritu de grupo, ascesis y rescate.

Cuando el periodista Pier Bergonzi pregunta al Papa Francisco qué representó para Argentina el futbolista Diego Armando Maradona la respuesta del líder religioso fue que“en la cancha fue un poeta, un gran campeón que le regaló alegría a millones de personas, en la Argentina y en Nápoles. Empero, acotó, también era un hombre frágil.

En la entrevista que concedió a pocos día del deceso del astro del fútbol en Casa Santa Marta el ex. arzobispo de Buenos Aires recordó que conoció al astro del fútbol en 2014 (resulta curioso que Maradona no lo haya buscado antes cuando fue arzobispo de Buenos Aires).

El fútbol, ​​de hecho el deporte, ha llorado recientemente el fallecimiento de Maradona, considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia. ¿Qué representó para su Argentina?-, le preguntan.

-Conocí a Diego Armando Maradona durante un partido por la Paz en 2014: recuerdo con placer todo lo que hizo Diego por Scholas Occurrentes, la Fundación que se ocupa de los más necesitados en todo el mundo. En la cancha era poeta, un gran campeón que dio alegría a millones de personas, tanto en Argentina como en Nápoles. También era un hombre muy frágil. .”Cuando me dijeron de la muerte de Maradona recé por él y le hice llegar a la familia un rosario con palabras de consuelo”. dijo. En efecto, el Papa le pidió al embajador de Argentina entregará a la familia un rosario.

No abunda más en este tema el líder religioso.

Jorge Mario Bergoglio contó al periodista una anécdota personal del Campeonato Mundial de 1986,”el que la Argentina ganó justamente gracias a Maradona”. “Estaba en Franckfurt, era un momento difícil para mí, estaba estudiando el idioma y recopilando material para mi tesis. No había podido ver la final del Mundial y sólo me enteré al día siguiente de la victoria de Argentina sobre Alemania, cuando un chico japonés escribió sobre el pizarrón ‘Viva la Argentina’, durante una clase de alemán. Personalmente, la recuerdo como una victoria de la soledad porque no tenía a nadie con quien compartir la alegría de esa victoria deportiva: la soledad te hace sentir solo, mientras que lo que hace linda la alegría es poder compartirla”, afirmó.

Francisco se reunió tres veces con Maradona

La primera vez fue en efecto, en septiembre de 2014 y ocurrió en el Aula Pablo VI del Vaticano, con motivo de un Partido de fútbol por la Paz mundial que se celebró esa noche en el Estadio Olímpico de Roma; en abril del 2015, el Pibe de oro, volvieron a encontrarse  para charlar sobre la organización de un nuevo partido por la paz, y el 12 de octubre de 2016, la tercera edición de la Fiesta de la Paz, Maradona participó en un evento para recaudar fondos para Amatrice, localidad italiana afectada por un terremoto.

Después del primer encuentro privado, Maradona se definió entonces como “hincha de Francisco”, y le agradeció “el cariño” recibido y del que dijo que es un “Papa muy bueno, fantástico”. Entonces entregó al jesuita la camiseta con las palabras “Francisco” y la dedicatoria: “Al Papa Francisco con todo mi afecto y mucha paz para el mundo entero”.

Al salir de la reunión con el Papa, confesó haberse distanciado de la Iglesia, pero ha sentido una profunda cercanía con el papa Francisco.

-¿Crees que el deporte puede contribuir a la paz?

– ¡Es fundamental! ¡Es esencial! Creo que un balón vale más que 100 armas. ¡Eso está muy claro para mí! El deporte es lo que te hace pensar que no dañarás a los demás.

Francisco dijo muchas mas cosas en la entrevista con el diario deportivo.

Santo Padre, usted dijo que de niño iba al estadio con sus padres a ver partidos de fútbol-, le pregunta iPer Bergonzi al Papa

“Recuerdo muy bien y con gusto cuando, de niño, mi familia iba al estadio El Gasómetro. Recuerdo, en particular, el campeonato de 1946, el que ganó mi San Lorenzo. Recuerdo aquellos días que pasé viendo futbolistas jugando y la alegría de los niños cuando regresamos a casa: la alegría, la alegría en la cara, la adrenalina en la sangre. Luego tengo otro recuerdo, el de la pelota de trapos, la pelota de trapo: el cuero costaba y estábamos pobre, el caucho aún no era tan común, pero una bola de trapos nos bastaba para divertirnos y casi hacer milagros jugando en la pequeña plaza cercana a casa. De niño me gustaba el fútbol, ​​pero no estaba entre los mejores, de hecho Yo era lo que en Argentina llaman “pata dura”, literalmente pierna dura. Por eso siempre me hacían jugar de portería. Pero ser portero fue una gran escuela de vida para mí. El portero debe estar preparado para responder a los peligros que puedan surgir. llegan de todas partes … Y también jugaba baloncesto, me gustaba el baloncesto porque mi papá era una columna en el equipo de baloncesto de San Lorenzo “.

Le preguntan también sobre algún hecho deportivo que lo hubiera impactado especialmente, el papa Francisco habló del legendario ciclista italiano, Gino Bartali, que, según le contaron cuando visitó en Jerusalén el Memorial de Yad Vashem (Memorial de las víctimas del Holocausto perpetrado por los nazis contra los judíos bajo el nazismo y durante la Segunda Guerra Mundial. El sitio está ubicado en el Bosque de Jerusalén).ayudó a miles de judíos a escapar, yendo y viniendo de Florencia a Asís, escondiendo en su bicicleta documentos que les servían para escapar. “Pedaleaba centenares de kilómetros por día sabiendo que si lo hubieran detenido hubiera significado su fin. Pero, así, ofreció una nueva vida a familias enteras perseguidas por los nazis, también escondiendo a algunos en su casa. Se dice que ayudó a unos ochocientos judíos a salvarse de la barbarie.

Decía que el bien se hace, no se dice, si no ¿qué bien es? El Yad Vashem lo considera ‘Justo entre las naciones’ reconociendo su compromiso”, destacó. “Es la historia de un deportista que dejó un mundo un poco mejor de como lo encontró”.

En la amplia charla dijo que en Vaticano tienen su propio equipo de atletismo “para dar testimonio de un estilo evangélico en el deporte. También es una forma de crear comunidad. Estoy pensando en la variedad de deportistas que vienen de diferentes administraciones: guardias suizos, jardineros, farmacéuticos, empleados de los Museos Vaticanos, de las Villas Pontificias. , sacerdotes y quizás incluso algunos monseñores. ¡Una Iglesia saliente … en los campos deportivos! “.,

La entrevista completa en italiano en el portal de la Gazzetta dello Sport

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here