El Papa Francisco expresó su cercanía a Francia ante el terrible incendio de la Catedral de Notre Dame en París.

TIENES QUE LEER Incendio en Notre Dame: lo que se perdió, se salvó, la historia y las reacciones

En un mensaje enviado la mañana del 16 de abril al arzobispo de esa ciudad, monseñor Michel Aupetit, el Papa Francisco se unió a la tristeza del pueblo francés.

El mensaje del Papa Francisco

S.E. Mons. Michel Aupetit

Arzobispo de París

Tras el incendio que ha devastado gran parte de la catedral de Notre-Dame, me uno a su tristeza, así como a la de los fieles de su diócesis, a de los habitantes de París y a la de todos los franceses. En estos Días Santos, donde recordamos la pasión de Jesús, su muerte y su resurrección, les aseguro mi cercanía espiritual y mi oración.

Esta catástrofe ha dañado gravemente un edificio histórico. Pero soy consciente de que también ha afectado un símbolo nacional muy amado por los parisinos y los franceses, sean cuales sean sus creencias. Notre-Dame es la joya arquitectónica de una memoria colectiva, el lugar de encuentro de muchos eventos importantes, el testimonio de la fe y de la oración de los católicos en el seno de la ciudad.

Al mismo tiempo que elogio el valor y el trabajo de los bomberos que intervinieron para circunscribir el fuego, expreso mis mejores votos para que la catedral de Notre-Dame vuelva a convertirse, gracias a los trabajos de reconstrucción y a la movilización de todos, en este hermoso tesoro en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la edificaron, iglesia madre de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, de Francia y de la humanidad.

Con esta esperanza, le otorgo de todo corazón la bendición apostólica, así como a los obispos de Francia y a los fieles de su diócesis, e invoco la bendición de Dios para los habitantes de París y para todos los franceses.

Papa Francisco

Reacciones de Papa

Además, en la cuenta de Twitter del Papa se emitió el siguiente mensaje:

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, emitió un comunicado donde señaló que “la Santa Sede ha recibido con conmoción y tristeza la noticia del terrible incendio que ha devastado la Catedral de Notre Dame, símbolo de la cristiandad en Francia y en el mundo”.

“Expresamos la cercanía a los católicos franceses y a la población de París y aseguramos nuestras oraciones por los bomberos y cuantos hacen lo posible por hacer frente a esta dramática situación”, señaló.

Al sentimiento de la Santa Sede se sumaron obispos de diversas partes del mundo.
“Horrorizados por la trágica pérdida del patrimonio religioso y cultural mientras vemos cómo se quema la Notre Dame de Paris. Nuestras oraciones y apoyo con la Arquidiócesis de París, con París, con Francia”, manifestó el arzobispo de Malta, monseñor Charles Scicluna en su cuenta de Twitter.

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de EU, el cardenal Daniel DiNardo, expresó su dolor a la Iglesia en París por la destrucción de la catedral, que “no es solo una iglesia majestuosa, sino también un tesoro mundial”.

“Somos un pueblo de esperanza y de resurrección, y por más devastador que sea este fuego, sé que la fe y el amor que encarna esta magnífica catedral se harán más fuertes en los corazones de todos los cristianos”, afirmó.

El cardenal francés Paul Joseph Jean Poupard, historiador de las religiones, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Cultura y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, dijo: “Es una catástrofe para la cristiandad y para los fieles de todo el mundo. Nos sacude duramente. Y nos llama dejar a un lado las divisiones que están afligiendo a la Iglesia”.

Agregó sentirse “aniquilado aquí por las llamas que están plegando París y destruyendo el corazón espiritual de todo el país”.

El devastador incendio en la catedral de Notre-Dame “me parece una escena de una película, es increíble. No puedo creerlo”, añadió.

Por su parte, la Conferencia del Episcopado Mexicano lamentó “la invaluable pérdida para la humanidad que ha causado el incendio en la Catedral de Notre Dame. Nos unimos en oración con la Iglesia Católica de Francia”.

El cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo Primado de México señaló en Twitter: “No hay palabras para describir el drama humano, espiritual, y cultural por el incendio de la catedral de Notre Dame. Son momentos para la solidaridad y la oración, por eso expreso públicamente mis sentimientos en favor de Francia y de la Iglesia Católica de ese hermano país”.

La Conferencia Episcopal Española manifestó: “La Iglesia española une sus oraciones a las de sus hermanos franceses ante el incendio de Notre Dame. Arde un pedazo de la historia cultural de Europa”.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, invitó a suplicar a la Virgen María “que esta ‘desgracia’ se convierta en ‘gracia’; de forma que la restauración de tu templo, llegue a ser una parábola de la reconstrucción de la fe de Europa desde sus cenizas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here