La mañana de este jueves 4 de abril de 2019, en la Sala de los Papas del Palacio Apostólico Vaticano, Jorge Mario Bergoglio recibió a una delegación de periodistas de Alemania, quienes iban encabezados por el cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal de ese país.

TAMBIÉN: Los pecados de periodistas y la compleja entrevista al Papa Francisco por Jordi Évole

El Papa agradeció a toda la delegación el trabajo que realiza por el bien de la sociedad. En su breve discurso en italiano, dijo: “Como periodistas colocáis a las personas en el centro de vuestra atención, con la intención de dar vuestra aportación para que sus vidas sean, y sigan siendo, dignas de ser vividas. Espero que en vuestros programas nunca falten las cosas buenas, las muchas buenas noticias que vale la pena contar y que dan esperanza”.

Lamentó algunas de las lacras que afectan al mundo de hoy. “Desde hace tiempo somos testigos de una preocupante evolución en el mundo: la contestación del derecho a la vida, el avance de la eutanasia, la negación de la igualdad social, la falta de integración, la violación de la dignidad humana y de la libertad de conciencia”, reprochó.

En este contexto, agregó, “compete a los medios de comunicación públicos la responsabilidad de asumir decididamente posición por el bien precioso de la libertad humana. Y las Iglesias os sostienen en este servicio, ya que se les confío la misión de Cristo, que vino entre los hombres ‘para que tengan vida y la tengan en abundancia’”.

No es la primera vez que el Papa Francisco habla sobre la profesión periodística y la responsabilidad de los periodistas.

En la reciente entrevista que concedió al periodista español Jordi Évole, del canal La Sexta, Francisco alertó sobre cuatro pecados o desviaciones en las que pueden caer los hombres de prensa y los medios de comunicación: uno, la desinformación; dos, la calumnia; tres, la difamación y, cuatro, el amor a la cosa sucia.

La desinformación, explicó es “doy la noticia pero doy solo la mitad. La otra mitad no la doy. Eso va contra el derecho que tiene uno que recibe noticias a estar informado. Le informas la mitad, le informas mal. Esa es una de las desviaciones que ustedes tienen que cuidarse de no caer en ella”.

Manifestó que hay medios de comunicación que calumnian sin ningún problema. ‘¿De dónde sacó eso usted? Lo vi en la televisión, lo leí en el diario’. El medio de comunicación tiene tanto poder frente a las masas, la gente, que puede calumniar impunemente. Además, ¿quién le va a hacer juicio? Nadie”, criticó.

Sobre la difamación dijo que es más sutil. “Toda persona tiene derecho a la reputación. Y si vos hace 20 años pegaste un resbalón en la vida, hiciste una macana, pagaste la cuenta, pagaste la pena sos ahora una persona libre y sin mancha. No te pueden sacar en los medios de comunicación una historia que está superada, bien pagada ya y resarcida. La difamación: te traen una mancha de antes y te la tiran ahora”.

Y respecto a la “coprofilia”, explicó que es “el amor a la cosa sucia”, a los escándalos. “Hay medios que viven de publicitar escándalos sean o no verdaderos, o sean la mitad verdaderos o no, pero viven de eso”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here