El director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, informó este jueves 6 de junio que el Papa Francisco recibirá en audiencia al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, el próximo 4 de julio.

TE PUEDE INTERESAR: Esta semana se decide si el cardenal George Pell sale de prisión

Será la tercera vez que Francisco reciba a Putin: el primer encuentro se realizó el 25 de noviembre de 2013 y el segundo el 10 de junio de 2015.

En 2013 conversaron durante 35 minutos. Francisco regaló a Putin un mosaico que representa los jardines vaticanos, mientras que el Pontífice recibió una copia del icono de Nuestra Señora de Vladimir, muy venerada en Rusia.

En el centro de la reunión estuvo la crisis siria. Francisco, en esa ocasión, subrayó la urgencia de “poner fin a la violencia” y de “fomentar iniciativas concretas para una solución pacífica del conflicto”.

Y en la audiencia de 2015, la entrevista privada en la Biblioteca del Palacio Apostólico duró 50 minutos. Putin entregó al Papa Francisco una representación bordada de la Iglesia de Jesús Salvador.

Por su parte, el Pontífice donó el medallón del artista Guido Veroi, que representa al Ángel de la Paz e invita a la construcción de un mundo de solidaridad y de paz basado en la justicia, además de un ejemplar de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium.
El diálogo se centró principalmente en el conflicto en Ucrania y la situación en Medio Oriente.

Sobre la situación en Ucrania, el Santo Padre habló entonces del deber de “hacer un gran y sincero esfuerzo para lograr la paz”. Por lo que se refiere a Oriente Medio, Siria e Irak, “se confirmó sustancialmente cuanto ya compartido sobre la urgencia de perseguir la paz con el interés concreto de la comunidad internacional, garantizando al mismo tiempo las condiciones necesarias para la vida de todos los componentes de la sociedad, incluidas las minorías religiosas y, en particular, los cristianos”.

El 23 de agosto de 2017, el presidente ruso recibió al cardenal Pietro Parolin, secretariado de Estado del Vaticano, en su residencia presidencial en Sochi, Rusia, en la costa del Mar Negro. La situación de los cristianos en la región de Medio Oriente y África del Norte, los problemas en Siria y Ucrania fueron los temas en la reunión.

Vladimir Putin ya ha estado cinco veces en el Vaticano: Además de sus dos audiencias con el Papa Francisco, visitó la Santa Sede el 5 de junio de 2000 y en 2003, recibido por Juan Pablo II; en 2007 conoció a Benedicto XVI y hablaron en alemán, especialmente sobre la relación entre católicos y ortodoxos.

Esta visita con Benedicto XVI, celebrada en marzo de 2007, permitió que las relaciones entre la Santa Sede y Rusia se intensificaran. Ambas naciones establecieron relaciones diplomáticas plenas en 2009, después de las primeras relaciones bilaterales en 1990.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here