La provincia de Quebec en Canadá aprobó el domingo 16 de junio una ley que prohíbe a los funcionarios públicos usar símbolos religiosos en sus horas de trabajo.

TE PODRÍA INTERESAR: El Papa presenta “los 10 mandamientos” de un buen nuncio

La ley fue aprobada con el visto bueno de 73 diputados y con 35 votos en contra. El proyecto promovido por el ministro de Inmigración y diversidad de Quebec, Simon Jolin-Barrette, fue presentado el 28 de marzo con el objeto de prohibir el uso de los pañuelos musulmanes, la kipá judía y los crucifijos cristianos.

La ley 21 aprobada tiene por objeto prohibir que varias categorías de funcionarios públicos (jueces, agentes de policía, fiscales de la Corona, guardias de prisiones, directores de escuela y maestros de enseñanza primaria y secundaria del sector público) lleven símbolos religiosos en el desempeño de sus funciones.

Se precisa que los empleados podrán continuar utilizándolos mientras permanezcan en su puesto, pero si se presentan para otro tendrán que eliminarlos.

A los ojos del gobierno, “cualquier objeto, incluyendo ropa, símbolos, joyas, adornos, accesorios o sombreros” será considerado una señal religiosa, si se usa “en conexión con una convicción o creencia religiosa o si se considera razonablemente que se refiere a una afiliación religiosa”.

No se menciona el tamaño del objeto en cuestión: diminuto u ostentoso, por lo tanto, el signo religioso estará prohibido.

Reacciones

Marc Tanguay, diputado liberal, aseveró que lo aprobado va a llevar a la instauración de una “policía para la laicidad. Esto no fue discutido y es inaceptable”, dijo a CBC News.
Por su parte, Sol Zanetti, diputada por Quebec Solidaire, también de oposición, se expresó preocupada por los cambios.

“¿Así que ahora vamos a tener oficiales policiales que verifiquen en los ciudadanos si están usando símbolos religiosos? No lo sabemos”, advirtió.

Quienes critican la norma indicaron que atenta contra la libertad de religión y expresión.
La Ley está dirigida principalmente contra los musulmanes; de hecho, desde 2010 diversos gobiernos quebequeses han promovido proyectos legislativos para prohibir específicamente velos islámicos.

Antecedentes

En 2017, el parlamento de Quebec aprobó la Ley 62 que prohíbe que a las personas que ofrecen o reciben servicios públicos cubrir su cara “por razones de seguridad”. Sin embargo, los tribunales suspendieron en diciembre de 2017 las provisiones de la ley que prohibían el uso de los velos islámicos.

El asunto resurgió con la llegada al poder tras las elecciones de octubre de 2018 del partido Coalition Avenir Quebec (CAQ), que consideró la ley de 2017 demasiado permisiva, supuso el abandono de la Ley 62 en favor del nuevo proyecto de ley denominado “ley para el respeto de la laicidad del Estado”.

La ley aprobada fue una de las promesas electorales de CAQ, que el año pasado rompió el tradicional bipartidismo entre el soberanista Partido Quebequés (PQ) y el federalista Partido Liberal (PL) y que es la primera vez que gobierna la provincia francófona canadiense.

Según The New York Times, el primer ministro de Quebec, François Legault, dijo hace unos días que la ley es una medida necesaria para la separación entre la religión y el Estado; y que es apoyada por la mayoría en la provincia.

Rechazó que el proyecto de ley esté dirigido contra los musulmanes y afirmó que incluso retirarán el crucifijo que preside la Asamblea Nacional desde 1936.

Aunque el crucifijo tenía que haber sido retirado en 2008 por vulnerar la laicidad del parlamento quebequés, ningún gobierno ha procedido a su eliminación.

Varios especialistas señalaron que la propuesta de ley es anticonstitucional, el proyecto de ley invoca la sección 33 de la Carta de los Derechos y las Libertades de la Constitución canadiense y que permite a las legislaturas provinciales ignorar parte de la Carta Magna.

CAQ cuenta con 74 de los 125 escaños de la Asamblea Nacional, por lo que está garantizada la aprobación del proyecto de ley.

En los últimos años Europa también ha debatido el tema de los símbolos religiosos. En el 2017 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea prohibió el uso de los símbolos religiosos en el lugar de trabajo, si la medida se basa en reglas internas de la compañía que requieren vestimenta neutral.

En Alemania, la prohibición de que las maestras usen pañuelos religiosos fue declarada inconstitucional en una corte en el 2015. En Austria y en el estado alemán de Baviera, los velos que tapan el rostro están prohibidos en público. Francia prohibió los símbolos religiosos y los velos en las escuelas en 2004.

¡Caray!

No me imagino una ley es este tipo en México; prohibido prohibir…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here