El arzobispo de Morelia Mons. Carlos Garfias Merlos, dijo recientemente en conferencia de prensa que Don Vasco de Quiroga, más conocido como “Tata Vasco”, podría ser declarado venerable en 2021.

Garfias Merlos señaló que “la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos ha tenido a bien informarnos las buenas noticias sobre Don Vasco de Quiroga, que, con alegría y esperanza, nos confirman que se dieron los votos favorables de los teólogos, que constatan que el Siervo de Dios vivió las virtudes teologales en grado de heroicidad”.

Don Vasco de Quiroga, ejemplo de servicio y amor a los pobres, constructor de una nueva sociedad en armonía y amor, cuyo ejemplo sigue tan vivo, que aún en nuestras pequeñas comunidades, oímos hablar de Tata Vasco, es el hombre cuyo ejemplo sirvió para moldear este pueblo que tiene sed de volver a sus orígenes más puros de convivencia en el amor de Dios”, añadió  el también vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Dijo que la positio, el documento donde se reúnen la biografía y los testimonios sobre Tata Vasco, y los votos de los teólogos “serán estudiados por los Obispos y Cardenales, para que, en el Consejo en marzo de 2021, si es favorable, el Papa podría declararlo Venerable”.

El arzobispo expresó su deseo de que “muy pronto podamos invocarlo como nuestro intercesor en el cielo a favor de esta Arquidiócesis de Morelia, heredera de su gran preocupación pastoral por construir en estas tierras una sociedad donde se viviera la igualdad, el respeto a la dignidad y la fraternidad entre las personas”.

A su vez, el presbítero Abraham Díaz Hernández, colaborador “en la causa de canonización”, explicó que se logró un resultado favorable en una primera etapa del proceso de beatificación del Tata Vasco, la cual estuvo orientada a confirmar que se trata de una persona real que existió en determinado tiempo y lugar, mientras que la siguiente etapa a seguir con los cardenales y otras autoridades de El Vaticano consiste en estudiar un presunto milagro para dar su aprobación a nombrar como “Venerable” a Vasco de Quiroga.

“Considero que el proceso va bastante rápido por las circunstancias que se están presentando. Ya se ha pasado el filtro de la historicidad, en donde los historiadores pusieron mucho hincapié para ver qué Vasco de Quiroga existió en el tiempo y en el lugar. Después de medio año de estudio, los teólogos dieron su voto y de los nueve votos, los nueve estuvieron a favor”, ahondó el presbítero.

¿Quién fue Tata Vasco?

Vasco Vázquez de Quiroga, fue uno de los principales evangelizadores de México. Los indígenas Purépechas lo bautizaron como “Tata” que quiere decir “padre”..

Nació entre 1470 y 1479 en Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila  en España; sus padres fueron don Vasco de Quiroga y doña María Alonso de la Cárcel.

En diciembre de 1529 la reina Isabel de Portugal, esposa de Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, lo nombró oidor de la Segunda Audiencia de la Nueva España; su misión también implicaba el cuidado de las poblaciones indígenas.

En 1531 construyó un hospital en las afueras de la Ciudad de México- Santa Fe- para atender a enfermos y desamparados;

En 1535 tomó los hábitos como franciscano y a pesar de su reciente ingreso en la vida religiosa fray Juan de Zumárraga, entonces arzobispo de México, avaló su nombramiento como primer obispo de Michoacán; el papa era  Pablo III.

En su nueva misión Vasco de Quiroga fundó también el hospital de San Nicolás de Tolentino, así como una red de pueblos y comunidades autosuficientes que actualmente todavía se encuentran en las zonas de Paracho, Quiroga, Tzintzuntzan, Santa Clara del Cobre y muchos otros lugares de Michoacán.

Su gran trabajo social hizo que los indios le tuvieran un gran aprecio y lo llamaran Tata Vasco.

Falleció en 1565 en Uruapan a la edad de 95 años.

En su visita a Michoacán, en febrero de 2016 el papa Francisco lo recordó en un servicio religioso  “La realidad que vivían los indios Purépechas descritos por él como vendidos, vejados y vagabundos por los mercados, recogiendo las arrebañaduras tiradas por los suelos, lejos de llevarlo a la tentación y de la acedía de la resignación, movió su fe, movió su vida, movió su compasión y lo impulsó a realizar diversas propuestas que fuesen de “respiro” ante esta realidad tan paralizante e injusta”, señaló Francisco entonces…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here