Xóchitl Guadalupe Cruz López, la mujer más joven en ser reconocida por el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM Foto:PAUTA, A.C.

Xóchitl Guadalupe Cruz López, indígena de Chiapas.

¿Qué nos puede asombrar de un calentador solar hecho con material de reciclo? Que haya sido ideado por una niña de solo 9 años y que por ello se convirtió en la mujer más joven en ser reconocida por el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM.

Se trata de Xóchitl Guadalupe Cruz López, indígena originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, quien cursa el tercero de primaria.

Desde hace cuatro años ha presentado proyectos al Programa Adopta un Talento (PAUTA), desarrollado por un grupo de científicos y educadores del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), el Instituto de Biotecnología (IBt) y la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la UNAM.

Fue hasta el pasado 28 de febrero que su proyecto de un calentador (que consiste en dos puertas de vidrio, mangueras y botellas) estuvo entre los seleccionados para obtener un reconocimiento por el impacto social que puede tener en su comunidad.

Aunque Xóchitl afirmó que el calentador lo desarrolló para tenerlo en su propio domicilio a fin de que su familia pudiera darse un “baño calientito”, aseguró que ahora tiene la intención de desarrollar un aparato más grande con paneles solares, por lo que busca apoyo de instituciones educativas e investigadores.

Al otorgarle el “Reconocimiento ICN a la Mujer”, la UNAM destacó las aptitudes sobresalientes de la niña para el trabajo de divulgación científica.

Ese día también fueron reconocidos otros cuatro proyectos. Uno fue el de Raúl Alejandro Segura Hernández, de 11 años, alumno de sexto de primaria, quien diseñó una molécula antioxidante para atrapar radicales libres, que son los que “nos hacen envejecer, aceleran la oxidación del ADN y provocan enfermedades como cáncer y Parkinso”, explicó.

También estuvo el de Gael Osollo Anario, de 13 años y quien cursa el segundo año de secundaria. Él creó un purificador de agua de lluvia para consumo humano con materiales de bajo costo. Otro trabajo destacado fue el de Iván Jair Díaz Reyes y Miranda Ibarlucea Guerrero, ambos de 17 años, quienes desarrollaron una diadema como parte de un sistema de simulación contra el Parkinson.

El PAUTA surgió en noviembre de 2007, cuyo objetivo es apoyar a estudiantes con interés y habilidades para la ciencia, desde preescolar hasta preparatoria. Actualmente cuenta con mil 557 alumnos en sus sedes de Ciudad de méxico, chiapas, Morelos y Michoacán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here