El ex Nuncio Apostólico en EU y uno de los principales opositores al Papa Francisco, Carlo Maria Viganò, escribió una carta al ex cardenal Theodore McCarrick para pedirle que se arrepienta públicamente de los abusos sexuales y de la mala conducta de los que está acusado.

TE PUEDE INTERESAR: Paga Opus Dei de EU un millón de dólares a víctima de abuso

“Usted, paradójicamente, tiene a su disposición un inmenso don de gran esperanza de parte del Señor Jesús; usted se encuentra en condiciones de hacer un gran bien a la Iglesia”…. escribió Viganò.

“Un arrepentimiento público por su parte proporcionaría una medida extraordinaria de sanación a una Iglesia gravemente herida y que sufre. ¿Está dispuesto a ofrecer este don a la Iglesia? Cristo ha muerto por todos nosotros cuando todavía éramos pecadores (Rm 5, 8).

“Él sólo nos pide que respondamos arrepintiéndonos y haciendo el bien que se nos ha dado a hacer”, añadió.

McCarrick, de 88 años, fue acusado en los últimos meses de abusar sexualmente de al menos dos adolescentes y de tener durante décadas comportamientos sexuales coercitivos hacia sacerdotes y seminaristas.

Las acusaciones se hicieron públicas por primera vez en junio de 2018, cuando la Arquidiócesis de Nueva York informó que consideraba creíble una acusación de que McCarrick abusó sexualmente de un adolescente en la década de 1970, mientras se desempeñaba como sacerdote de Nueva York.

Por ello el papa Francisco le aceptó la renuncia como miembro del Colegio Cardenalicio, siendo la primera vez que a un cardenal se le retira el cargo por estar acusado de abuso sexual, pese a que en este caso los hechos ocurrieron hace 50 años.

Carlo María Viganó, ex nuncio de EU entre 2011 y 2016, aseguró en una carta que el Sumo Pontífice sabía de las acusaciones contra el arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick, pero que decidió convertirlo en “su consejero de confianza”.

Perversamente Viganó hizo pública una carta de 11 cuartillas en la que, sin prueba alguna denunció a varios integrantes de la curia vaticana ligados a un supuesto lobby gay y al propio Papa Francisco de haber encubierto durante años los abusos del cardenal McCarrick.

Ello generó una serie de reacciones…

Aquí la carta en español a McCarrick tomada del periodista italiano Marco Tosati en su blog Stilum Curiae. Tosatti fue colaborador del ex nuncio para la edición del primer “comunicado” emitido el 26 de agosto de 2018.

Estimado arzobispo McCarrick:

Como ha informado la Congregación para la Doctrina de la Fe, las acusaciones presentadas contra usted por crímenes contra menores y por abuso de seminaristas serán examinadas y juzgadas muy pronto mediante un procedimiento administrativo.

Cualquiera que sea la decisión que tome la autoridad suprema de la Iglesia, lo que de verdad importa y que ha causado un gran dolor a quienes siente afecto y rezan por usted es el hecho que durante estos meses usted no haya dado ninguna señal de arrepentimiento. Soy uno de los que rezan por su conversión, para que usted se arrepienta y pida perdón a las víctimas y a la Iglesia.

El tiempo está a punto de concluir, pero usted puede aún confesar y arrepentirse de sus pecados, crímenes y sacrilegios, y hacerlo públicamente, dado que ahora son ya públicos. Su salvación eterna está en peligro.

Hay otra cosa de suma importancia, sin embargo, que está también en peligro. Usted, paradójicamente, tiene a su disposición un inmenso don de gran esperanza por parte del Señor Jesús; usted se encuentra en una condición en la que puede hacer un gran bien por la Iglesia. De hecho, está en una condición en la que puede hacer por la Iglesia algo más importante que todas las buenas obras que haya hecho usted en su vida. Un arrepentimiento público por su parte proporcionaría una medida extraordinaria de sanación a una Iglesia gravemente herida y que sufre. ¿Está dispuesto a ofrecer este don a la Iglesia? Cristo ha muerto por todos nosotros cuando todavía éramos pecadores (Rm 5, 8). Él sólo nos pide que respondamos con el arrepentimiento y haciendo el bien que se nos pide hacer. El bien que usted puede hacer ahora es ofrecer a la Iglesia su arrepentimiento sincero y público. ¿Le dará este don a la Iglesia?

Su hermano en Cristo
+ Carlo Maria Viganò
Domingo, 13 de enero de 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here