¡Francia en estado de máxima alerta!

Al menos tres personas han muerto en un ataque terrorista en la Basílica de Nuestra Señora de Niza, en Francia. .El ataque se produjo alrededor de las 9 horas, y según los primeros reportes, el asesino decapitó al menos a una de sus víctimas: dos mujeres de edad avanzada y el sacristán del templo.

En la iglesia, los investigadores hallaron una bolsa con pertenencias del agresor, entre otros un ejemplar del Sagrado Corán y otros dos cuchillos además del de 30 centímetros con el que perpetró el ataque. La Fiscalía Antiterrorista abrió una investigación por “asesinato con fines terroristas”, entre otros cargos.

El atacante, fue herido por la policía local, 10 minutos después, permanece en un hospital.

En su cuenta de Twitter, el alcalde de Niza confirmó de inmediato que “todo sugiere que (ha ocurrido) un ataque terrorista en la Basílica de Notre-Dame de Niza”.

Declaró que esta ciudad ha sido de nuevo golpeada por el “islamofascismo”; confirmó que el asaltante entró en la iglesia y gritó “Alá Akbar”, es decir, “Alá es grande” antes del ataque, algo que según afirma, “no deja dudas a las motivaciones del acto”.

El ataque, además, coincide con las celebraciones musulmanas de Mawlid por el nacimiento de Mahoma, que se realizan este jueves.

Cinco horas después del atentado, el presidente francés Emmanuel Macron, llegó a la basílica de la Asunción.

El “ataque terrorista islamista”, en palabras de Macron, tuvo lugar poco antes de las nueve de la mañana.

Al final de su visita anunció el aumento de 4 mil soldados que reforzarán a los 3 mil que ya participan en la ‘operación centinela’.

Serán destinados a “proteger todos los lugares de culto. En particular las iglesias para que Todos los Santos pueda celebrarse en condiciones debidas”. Prometió que las escuelas gozarán también de protección cuando abran el lunes tras estas vacaciones.

Macron en su breve declaración quiso expresar “antes que nada, el apoyo de la nación toda entera a los católicos de Francia y de todas partes”. Recordó “el asesinato del padre Hamel” y que Niza ha sido golpeada por “tercera vez por el terrorismo”.

La Asamblea Nacional ha guardado un minuto de silencio.

En la tribuna, el primer ministro defendía el confinamiento anunciado anoche por el presidente Macron.Jean Castex anunció horas después que el nivel de alerta pasaba a su nivel máximo, llamado “urgencia atentados”.

El atentado es similar al que costó la vida al profesor Samuel Paty, decapitado al salir de su colegio por un islamista checheno que actuó con el pretexto de que su víctima había insultado al islam al mostrar en clase alguna de las caricaturas de ‘Charlie Hebdo’ sobre Mahoma.

Nicolas Sarkozy, ex presidente de Francia expresó su “profunda indignación” ante el ataque terrorista. A través de su cuenta de Twitter, el expresidente Sarkozy aseguró que se trata de “un combate de todos contra la barbarie y por la civilización” y calificó el acto como “un nuevo atentado criminal” tan sólo varios días después del asesinato del profesor Samuel Paty”.

El presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, Mons. de Moulins-Baufort, arzobispo de Reims aseguró a través de su cuenta de Twitter que ora “por los fieles de Niza y Mons. Marceau, su Obispo” y los animó a “sostenerse en esta prueba y apoyar a quienes son probados en su carne”.

Los obispos franceses dijeron que “estos asesinatos nos recuerdan el martirio del P. Jacques Hamel” y aseguraron que “estos actos horribles afectan a todo el país”.

“Este terrorismo tiene como objeto infundir angustia en toda la sociedad. Por eso es urgente que se detenga esta gangrena, así como es urgente también encontrar la hermandad indispensable que nos mantendrá a todos en pie frente a estas amenazas.”, advirtieron los prelados.

El papa Francisco expresó su cercanía a los católicos franceses y aseguró sus oraciones por las víctimas del ataque terrorista.

“El Papa está informado de la situación y es cercano a la comunidad católica en luto. Reza por las víctimas y sus seres queridos, para que cese la violencia, para que la gente se mire de nuevo como hermanos y hermanas y no como enemigos, para que el amado pueblo francés pueda reaccionar unido al mal con el bien”, dijo el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Bruni señaló que “es un momento de dolor, en un momento de confusión” y añadió que “el terrorismo y la violencia nunca pueden aceptarse”.

En esta línea, Bruni indicó también que “el ataque de hoy sembró la muerte en un lugar de amor y consuelo, como la casa del Señor”.

Poco después, el Papa Francisco expresó personalmente su cercanía a la comunidad católica de Niza @Pontifex_es

Deseo expresar mi cercanía a la comunidad católica de #Niza, que está de luto a causa del ataque que ha sembrado muerte en un lugar de oración y consuelo. Rezo por las víctimas, por sus familias y por el amado pueblo francés, para que pueda responder al mal con el bien.

6:30 a. m. · 29 oct. 2020·

¿Y quién fue y por qué?

El fiscal antiterrorista, Jean-François Picard, confirmó a medios que el agresor es un inmigrante irregular recientemente llegado a Europa. (de 21 años de nombre  Brahim Aoussaoui)  “En el momento de su detención, portaba un documento de la Cruz Roja italiana diciendo que era ciudadano tunecino nacido en 1999. Las primeras investigaciones confirman su identidad”, explicó.

El joven habría entrado en Italia vía Lampedusa el 20 de septiembre y, “en un segundo tiempo, desembarcó en Bari el 9 de octubre”.

Los investigadores buscan ahora cómo llegó hasta Francia.

¿Por qué lo hizo…

Pronto habrá respuestas

Muchas reacciones muchas…

Lamentable…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here