Beatificación de Monseñor Oscar Arnulfo Romero Foto:Cancillería del Ecuador from Ecuador.

Reveló el presidente del Consejo Pontificio para la Familia y postulador de la causa al Vatican Insider.

Fue Benedicto XVI quien desbloqueó el proceso de beatificación del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero y Galdálmez, reveló Vincenzo Paglia, presidente del Consejo Pontificio para la Familia y postulador de la causa, al periodista Andrés Beltramo Álvarez, reportero del Vatican Insider.

El camino del arzobispo de San Salvador a los altares, quien fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba la Comunión en la capilla de la Divina Providencia en San Salvador, fue tortuoso y hubo resistencia de grupos conservadores, explicó Paglia: “La instrumentalización de su figura siempre fue un problema para la Santa Sede, que llegó incluso a bloquear indefinidamente su causa de beatificación”.

Fue Benedicto XVI, semanas antes de su renuncia al papado, quien ordenó desbloquear el proceso de Romero; ese hecho le permitió al Papa Francisco beatificarlo en mayo de 2015 y menos de tres años después anunciar su inminente reconocimiento como santo de la Iglesia católica.

Aquí parte de la entrevista

En 2007, en su viaje a Aparecida, Brasil, Benedicto XVI habló muy bien de Romero. Luego, en 2013, usted anunció que su causa de beatificación había sido “desbloqueada”. ¿Qué ocurrió en este tiempo?

El Papa Benedicto (XVI) estaba convencido de que Romero era digno de ser beatificado y canonizado. Yo mismo había hablado con él varias veces cuando todavía era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por eso, en aquel viaje, él espontáneamente dijo lo que pensaba. La reacción a aquella respuesta fue durísima aquí en Roma. Algunos cardenales hicieron una especie de irrupción violenta al punto de sugerir al Papa dilatar el proceso, detenerlo. De 2007 a 2012 yo mismo no alcanzaba a comprender el por qué, considerando que todas las razones que habían motivado el bloqueo en la Doctrina de la Fe habían sido superadas. No existía una explicación.

¿Cómo se llegó al desbloqueo?

Recuerdo el episodio. Era 20 de diciembre de 2012, el Papa Benedicto me había nombrado presidente del Pontificio Consejo para la Familia, un dicasterio que había sido presidido anteriormente por el cardenal Alfonso López Trujillo, uno de los más feroces opositores (a la canonización de Romero).

Al término de una audiencia, le manifesté al Papa que corríamos el riesgo de pasar a la historia por una injusticia, que era exactamente esta: la causa de beatificación estaba bloqueada por la Doctrina de la Fe, aunque las razones por las cuales había sido detenida habían terminado. Yo no pedía otra cosa, sino que la causa continuase su recorrido ordinario como era previsto en el Código de Derecho Canónico y en las reglas de la Congregación para las Causas de los Santos.

Entonces… ¿qué pasó?

El Papa Benedicto XVI dijo: “Estoy de acuerdo con usted, hay que desbloquearla. Baje inmediatamente, vaya a ver al prefecto de la Congregación y dígale que el Papa pide que sea desbloqueada y después lo escribiré yo mismo”. Faltaba un mes y medio a su renuncia al papado. El gesto me conmovió porque, debo reconocerlo, el desbloqueo se debe a él.

Todos pensaban que había sido el Papa Francisco el responsable…

Fue el Papa Benedicto. Lo considero uno de sus tantos regalos a la Iglesia.

¿Cuál es el milagro que abrió a la canonización?

Una mujer salvadoreña que en los últimos tiempos de su embarazo iba empeorando en su salud hasta el punto de casi perder el niño y morir ella misma. Los médicos salvaron al bebé con una cesárea, pero se resignaron a la muerte de la madre. El 24 de mayo de 2015, cuando ella estaba bastante mal, el marido abrió una Biblia, encontró la imagen del beato y le vino la inspiración de rezarle. Luego, algunos amigos suyos también rezaron. La señora no sólo no murió, sino que se curó completamente.

Sobre Paglia

Vincenzo Paglia (Italia, 12 de abril de 1945- ) fue nombrado por el papa Benedicto XVI como presidente del Pontificio Consejo para la Familia en junio de 2012, en reemplazo del cardenal Ennio Antonelli, cuya renuncia fue aceptada por límite de edad.

En agosto de 2016, el Papa Francisco lo trasladó a la presidencia de la Pontificia Academia para la Vida, así como al Instituto Pontificio Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia. Paglia es uno de los fundadores de la Comunidad de San Egidio y postulador de la causa de beatificación del arzobispo de San Salvador Óscar Romero.

La entrevista completa en: www.lastampa.it

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here