Es necesario encontrar las soluciones más adecuadas al problema de los abusos sexuales, a fin de que “la Iglesia sea un lugar seguro para todos, sobre todo para los niños”, afirmó monseñor Charles J. Scicluna, arzobispo de Malta y subsecretario de la Congregación para la doctrina de la Fe.

RELACIONADO – El destino de la Iglesia, en manos del combate a la pederastia: Centro Católico Multimedial

El también miembro del comité organizador del encuentro “La protección de los menores en la Iglesia”, que se llevará a cabo del 21 al 24 febrero en el Vaticano, llamó a no “desistir en la protección de nuestros hijos”.

En conferencia en la sala de prensa de la Santa Sede, donde se dio a conocer el programa del encuentro, Scicluna puntualizó que “la negación es un mecanismo primitivo; debemos alejarnos del código del silencio, romper la complicidad, porque la omisión no es aceptable”, en referencia a los señalamientos de encubrimiento casos de abuso que enfrentan varios prelados.

A partir del jueves y hasta el próximo domingo, presidentes de conferencias episcopales de todo el mundo estarán reunidos en el Aula del Sínodo del Vaticano para analizar los casos de pederastia que enfrenta la Iglesia.

Al respecto, Scicluna puntualizó que tienen “expectativas razonables” del encuentro, pues en tres días no se puede resolver todo el problema. Sin embargo, hizo ver que ya existe un camino y se establecieron “premisas justas” para que después haya una labor concreta de seguimiento y apoyo a las víctimas.

Cuando se trata de “proteger la inocencia no hay que desistir, ya que es necesario encontrar siempre las soluciones más adecuadas al problema” insistió.

El coraje de las víctimas

En el acto, el cardenal Blase J. Cupich, arzobispo de Chicago y también miembro del comité organizador, subrayó que el Papa Francisco convocó a este encuentro motivado por “el coraje de las víctimas”.

“Él (el Pontífice) se ha ocupado de todos los detalles, ha insistido que nos concentremos sobre todo en los niños durante este encuentro. Y nosotros debemos dar voz a quien no tiene voz. El Papa sabe que hay desafíos que tenemos que enfrentar dentro de la Iglesia, pero el trabajo que nosotros desarrollemos aquí y el modo en el que lo desarrollemos contribuirá a la resolución también de los demás problemas. Por lo tanto, el trabajo que emprendemos es realmente importante”, recalcó.

El cardenal Cupich manifestó que en materia de transparencia, en la Iglesia existe un “nuevo albor”, por lo que todos los presidentes de las conferencias episcopales que participarán en el encuentro deben tener claro cuáles son sus responsabilidades en este horizonte.

“Un programa de salvaguarda” es la clave para evitar que se repita lo acontecido en el pasado, consideró.

El prelado reveló que muchos de los participantes en la reunión tuvieron encuentro con las víctimas, por lo que “llevan en su corazón las heridas de quienes han sufrido los abusos por parte de miembros de la Iglesia”.

Adelantó que entre los temas a tratar en el encuentro también estará la homosexualidad (“que no es causa de abusos”, aclaró) y el monitoreo a los aspirantes a entrar en los seminarios, a fin de que se impida el ingreso a quienes estén “en riesgo” de cometer abusos sexuales.

Las actividades

Federico Lombardi, presidente de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger, detalló que cada una de las tres jornadas de discusión estará dedicada a un tema: el primero será la responsabilidad de los obispos; el segundo, la rendición de cuentas y, el tercero, la transparencia.

Abundó que 190 obispos participarán en el encuentro, el cual será inaugurado a las 9 de la mañana del próximo jueves con una oración, a la que le seguirá un videotestimonio y la introducción del Papa Francisco.

El viernes y el sábado habrá tres exposiciones presentadas por mujeres, dos laicas y una religiosa, a las que seguirá una sesión de preguntas y respuestas, trabajos de grupo, testimonios de sobrevivientes y oraciones de cierre de jornada.

Además, el sábado los participantes realizarán la Liturgia Penitencial, que será encabezada por el Papa Francisco en la Sala Regia.

Ya el domingo, el encuentro antiabuso concluirá con la celebración eucarística que dará el Pontífice, en la cual la homilía estará a cargo del arzobispo Mark Coleridge, presidente de la Conferencia Episcopal Australiana.

Haz click aquí y checa el programa completo:

En la conferencia se anunció también que estará disponible la página http://www.pbc2019.org/it/home, en la que se dará todos los pormenores de la reunión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here