Foto: Vatican News
Foto: Vatican News

El próximo  lunes el 18 de mayo, en memoria del centenario del nacimiento de San Juan Pablo II, el papa Francisco celebrará la Santa Misa matutina en directo a las 7 horas en la capilla de la tumba del santo en la Basílica vaticana”, afirmó el director de la sala de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Agrega que ese día retomará en Italia -como en otras partes del mundo- la celebración de la Misa con la presencia de los fieles.

En efecto, como ya lo comentamos aquí los obispos italianos acordaron con el gobierno un acuerdo por el cual a partir del 18 de mayo volverán a celebrarse misas en el país, bajo estrictas normas sanitarias, lo que incluye accesos limitados, distanciamiento social, tapabocas y uso de guantes, además de evitar cualquier contacto del cura con los fieles, y de los fieles con sus semejantes.

Esa medida pone fin a un cierre de más de dos meses cuando Italia implementó una inédita cuarentena total para frenar el contagio del Covid-19.

Y al abrir los templos se abrirá el Vaticano. Por este motivo desde el día sucesivo, 19 de mayo, cesará la transmisión en directo de las misas matutinas desde la Casa de Santa Marta”, agregó el vocero papal.

“Como pude afirmar en los últimos días, el papa auspicia que el Pueblo de Dios pueda volver así a la familiaridad comunitaria con el Señor en los sacramentos, participando en la liturgia dominical y retomando, también en las iglesias, la asistencia diaria al Señor y su Palabra”, concluyó el vocero vaticano.

Además, el lunes 18 se festeja el centenario del nacimiento de Karol Wojtyla (1920-2005), el papa polaco que estuvo al frente de la Iglesia Católica por 26 años y 5 meses; desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte en 2005.

La transmisión en directo por televisión, radio y streaming de la celebración de la misa en Santa Marta se realizó durante toda la cuarentena, fiueron más de dos meses.

Mucha gente extrañara los servicios religiosos que se han trasmitido todo el tiempo que ha durado la cuarentena desde la casa Santa Martha.

Para muchos fieles ese servicio religioso fu “un regalo inesperado y hermoso.” Mucha gente, incluso los que están lejos de la Iglesia, se sintieron acompañados y apoyados por el papa Francisco…

Nunca antes -comenta  Andrea Torrnieli para Vatican News – tanta gente había seguido la liturgia de la semana por televisión y con algunos minutos de adoración silenciosa del Santísimo Sacramento.

La belleza y sencillez de las homilías espontáneas pronunciadas por el Papa nos permitieron entrar en las páginas del Evangelio, como si hubiésemos estado presentes cuando esos eventos tuvieron lugar, subraya Andrea.

Cierto, fueron millones los fieles que se conectan para participar en la ceremonia religiosa por la ví virtual.

Ahora aparentemente poco a poco empezará la normalidad en el Vaticano, con sus reservas de distanciamiento social.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here