Foto:Mondarte
Foto:Mondarte

El Papa Francisco lo visita para felicitarlo por la Pascua.

El Papa Francisco visitó la tarde de este martes a Benedicto XVI para darle las felicitaciones de Pascua, luego de rumores que circularon en redes sociales en Italia sobre el agravamiento de la salud e incluso la muerte del Papa emérito.

“Todo es una mentira”, puntualizó Paloma García Ovejero, vicedirectora de la sala de prensa del Vaticano, al ser consultada por la agencia Notimex. Las versiones fueron “totalmente falsas”, insistió la funcionaria.

En días recientes se hicieron virales en internet unos mensajes difundidos por la aplicación Whatsapp, que iban acompañados de una fotografía en la que se ve a Joseph Ratzinger excesivamente delgado y con ella una grabación (cuyo autor aún se desconoce), según la cual el “Papa emérito se ha puesto peor… está muy acabado y se podría “ir a la patria celestial” en los próximos días.

Además, a través de Facebook se replicó una declaración que hizo hace tiempo Georg Gänswein, secretario del pontífice retirado, que en referencia al último tramo de la vida de su jefe, señaló que se estaba “apagando como una vela”.

Para hacer frente a estos rumores, la sala de prensa del Vaticano emitió un breve comunicado en el que señaló: “El santo padre (Papa Francisco), como hace en diversas ocasiones, fue esta tarde a visitar a Benedicto XVI para darle las felicitaciones de Pascua”.

La visita tuvo lugar en el monasterio Mater Ecclesiae, ubicado dentro de los Jardines Vaticanos, donde Ratzinger reside desde 2013 cuando renunció al papado.

Apenas el 15 de febrero pasado, la sala de prensa de la Santa Sede desmintió que el Papa Emérito tuviera una “enfermedad paralizante o degenerativa”, como publicó el diario alemán Neue Post.

“Las presuntas noticias de una enfermedad paralizante o degenerativa son falsas. Dentro de dos meses Benedicto XVI cumple 91 años y, como él mismo ha dicho recientemente, siente el peso de los años, como es normal a esta edad”, explicó en ese momento Greg Burke, vocero de la Santa Sede.

Se supo entonces que la versión partió de declaraciones atribuidas al hermano de Benedicto XVI, Georg Ratzinger.

El 13 de abril de 2016, el papa Francisco también felicitó por la Pascua a Benedicto XVI, tres días antes de que éste cumpliera 90 años. Antes de este martes, el encuentro más reciente entre ambos se había dado el 21 de diciembre de 2017, cuando el Vicario de Cristo visitó a su predecesor para saludarlo por la Navidad.

De hecho, se supo de la frágil salud de Benedicto XVI desde que dio a conocer su renuncia el 11 de febrero de 2013. “Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecúan por más tiempo al ejercicio de mi Ministerio. Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma y sucesor de Pedro”, dijo en latín.

Desde entonces, el Papa Emérito se ha mantenido alejado de los actos públicos, aunque recibe constantemente visitas y ha llegado a aparecer en la Basílica de San Pedro en alguna ocasión especial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here