Informe Anual de la Autoridad de Información Financiera.

Este viernes 27 de abril se presentó en El Vaticano el Informe Anual de la Autoridad de Información Financiera (AIF) sobre la actividad de información financiera y de vigilancia, tanto en ámbito prudencial como para la prevención y lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

En la conferencia de prensa hablaron el presidente y el director de la AIF, René Brülhart y Tommaso di Ruzza, respectivamente. “2017 fue un año de consolidación y normalización de las actividades institucionales”, dijo Brülhart, “consolidación de las medidas adoptadas para establecer un marco normativo eficaz y su aplicación plena y sostenible. Normalización del sistema de informaciones, que puede considerarse sólido”.

El sistema ha registrado una disminución progresiva de las señales de actividad sospechosa (SAS). En 2017 se enviaron 150 señales de actividades sospechosas a la AIF, en comparación con las 207 del año anterior. “Esta tendencia se puede leer de manera positiva porque, en paralelo, ha aumentado la calidad de las señales, que dan prueba de una creciente sensibilización y del fortalecimiento de las funciones de control de los sujetos informantes”, aseguró Di Ruzza.

El año pasado se enviaron ocho informes a la oficina del promotor de Justicia del Vaticano para su posterior investigación por parte de las autoridades competentes de law enforcement. “Considerando la singularidad de la jurisdicción, la cooperación internacional es un elemento clave de la AIF”, subrayó Di Ruzza, quien puntualizó que “en 2017, la AIF firmó 19 memorandos de entendimiento con sus homólogos en jurisdicciones extranjeras e intercambió información en 268 casos”.

El marco regulador se ha fortalecido aún más, en particular con la introducción del Reglamento no. 2, que establece las normas con respecto a los datos e informaciones que acompañan las transferencias de fondos y requisitos técnicos sobre transferencias bancarias y débitos directos en euros.

Acerca de la AIF

La Autoridad de Información Financiera tiene la jurisdicción en la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano para la vigilancia y la inteligencia financiera en la prevención y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, así como para la supervisión cautelar.

Instituida por el papa Benedicto XVI con la carta apostólica en forma de motu proprio el 30 de diciembre de 2010, la AIF lleva a cabo sus actividades institucionales sobre la base de la nueva constitución promulgada por el Francisco con el motu proprio del 15 de noviembre de 2013 y la ley XVIII del 8 de octubre de 2013.

La AIF ha firmado memorandos de entendimiento con las Autoridades de Vigilancia y Unidades de Información Financiera (UIF) de Albania, Alemania, Andorra, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Chipre, Colombia, Cuba, Ecuador, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Francia, Ghana, Gibraltar, Guernsey, Hungría, India, Isla de Man, Italia, Jersey, Letonia, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Moldavia, Mónaco, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania, Rusia, San Marino, Sudáfrica, Suiza y Taiwán (República de China).

La AIF es miembro del Grupo Egmont desde 2013.

Fuente: Vatican News, Vaticano: Informe Anual AIF sobre la actividad financiera y vigilancia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here