Página de la Divina Comedia Ilustrada por Botticelli. Dante y Virgilio descienden a través de los diez abismos del octavo círculo del infierno a través de una cresta. Foto:Botticelli (Wikipedia)
Página de la Divina Comedia Ilustrada por Botticelli. Dante y Virgilio descienden a través de los diez abismos del octavo círculo del infierno a través de una cresta. Foto:Botticelli (Wikipedia)

Una nota del periódico La Repubblica reabre el debate.

Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate”. Así dice la inscripción en el dintel de la puerta del infierno en el clásico La Divina Comedia, de Dante Alighieri: “Abandonad toda esperanza, vosotros que entráis”.

Las discusiones sobre el infierno siguen después de muchos años. Y este miércoles resurgieron luego de que el diario italiano La Repubblica publicó la reconstrucción de una charla que el periodista Eugenio Scalfari, fundador del periódico, sostuvo en un encuentro privado con el Papa Francisco.

Artículo completo en La RepubblicaIl Papa: “È un onore essere chiamato rivoluzionario”

“¿Existe el infierno? ¿Adónde van las almas malas?”, preguntó el reportero al Sumo Pontífice.

De acuerdo con la nota, el Papa explicó que las personas que se arrepienten “obtienen el perdón de Dios, pero las que no se arrepienten, y por tanto no pueden ser perdonadas, desaparecen. No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras”.

Scalfari tituló su artículo con una frase que atribuyó al Vicario de Cristo: “Es un honor ser llamado revolucionario”.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede se apuró a precisar que lo publicado por Scalfari “es el resultado de su reconstrucción de una reunión privada con el Papa”, por lo que no se trata de “palabras textuales”.

No caer en mentiras

La agencia católica ACI Prensa expuso que las declaraciones citadas por el periodista italiano “se contradicen con repetidas exhortaciones del Papa Francisco a no caer en las mentiras del demonio e incluso a explicaciones de qué es el infierno”.

Hace cinco años, en uno de sus primeros momentos pascuales como Papa, Jorge Mario Bergoglio afirmó que Cristo pasó “a través de la muerte y el infierno”. En 2014 en el tradicional Angelus rezó para que nadie “vaya perdido en el fuego eterno del infierno, donde no puede haber más arrepentimiento”.

Apenas la semana pasada el Sumo Pontífice realizó un llamado a los hombres y las mujeres que pertenecen a la mafia a convertirse y dejar de hacer el mal para “no acabar en el infierno”, que es lo que les espera si continúan por ese camino.

Sin entrevista

El Santo Padre recibió recientemente al fundador La Repubblica en una reunión privada con motivo de la Pascua, sin darle ninguna entrevista. Lo que informó Scalfari es el resultado de su reconstrucción, en la que no se citan las palabras textuales pronunciadas por el Papa. Por lo tanto, ninguna frase del artículo debe considerarse una transcripción fiel, puntualizó la Santa Sede.

En la nota se mencionó también:

—Santidad, recordará que a menudo le llamo revolucionario —le dijo el periodista.

—Sí, lo sé. Y me honra en el sentido en que lo dices —respondió el Pontífice.

Scalfari le preguntó al Papa si practica la política, a lo que, según el reportero, Francisco respondió: “El representante de la Cristiandad debe prestar atención a otros problemas, por ejemplo, la educación de los jóvenes, pero fundamentalmente el sentimiento de amor hacia los demás, la familia, tu propia ciudad y, sobre todo, el amor al prójimo”.

Su Santidad agregó: “La religión tiene para mí gran importancia, pero soy consciente de que el sentido religioso se puede dar en casa, aunque no se practique. O practicas una religión, pero solo en sus rituales y no con el corazón y el alma.

Sobre el infierno

El Catecismo de la Iglesia Católica explica el infierno en sus párrafos 1033 a 1037 de esta manera: “La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, el fuego eterno. […] Dios no predestina a nadie a ir al infierno; para que eso suceda es necesaria una aversión voluntaria a Dios (un pecado mortal) y persistir en él hasta el final. […]

Catecismo de la Iglesia Católica

En 2008, durante un mensaje (que también fue publicado por La Repubblica) el Papa Benedicto XVI explicó que “la salvación no es inmediata ni llegará para todos”, por lo que enfatizó la posibilidad real de ir al infierno.

Artículo completo en La RepubblicaPapa Ratzinger: “L’inferno esiste In Quaresima digiuno dai media”

Uno de los primeros defensores de esta hipótesis fue el teólogo suizo Urs Von Baltasar, buen amigo de Joseph Ratzinger. Y entonces Benedicto XVI lo reiteró de manera categórica en abril de 2007 durante un encuentro con párrocos, a quienes dijo simplemente: “¡el infierno existe!”.

Esta idea fue contraria a la que defendió su antecesor, Juan Pablo II, quien en el verano de 1999, cuando hubo cuatro audiencias para hablar sobre el cielo, el purgatorio, el infierno y el diablo, señaló: “El cielo no es un lugar físico entre las nubes. El infierno tampoco es un lugar, sino la situación de quien se aparta de Dios. El Purgatorio es un estado provisional de purificación, que nada tiene que ver con ubicaciones terrenales. Y Satanás está vencido: Jesús nos ha liberado de su temor”.

Después Ratzinger retomó viejas discusiones y pidió a los fieles no sólo ayuno de comida, sino también de palabra y de escuchar y ver medios de comunicación. “Se necesita un ayuno de imágenes y palabras. Tenemos la necesidad de un poco de silencio”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here