Un número aún no cuantificable de muertos y decenas de desaparecidos, según reportes de las autoridades de Laos, dejó el derrumbe de la presa hidroeléctrica Xepian-Xe Nam Noy en el sureste del país; aproximadamente seis mil 600 personas quedaron sin hogar y las autoridades desplegaron embarcaciones y lanchas para ayudar a evacuar a los habitantes del distrito de San Sai, en la provincia de Attapeu, por el aumento del nivel del agua, según la cadena ABC Laos.

TE PUEDE INTERESAR: Francisco encomienda almas de víctimas de incendios en Grecia al amor de Dios

Se pueden ver a muchas personas arriba de los techos de casas sumergidas por el agua. La presa se derrumbó a las 20:00 horas locales del lunes y ha liberado unos 5 mil millones de metros cúbicos de agua que han inundado seis aldeas de la zona.

El primer ministro del país, Thongloun Sisoulith, ha pospuesto las reuniones gubernamentales y se ha trasladado al área afectada para supervisar las labores de rescate.

Las autoridades locales han solicitado ayuda a los organismos gubernamentales para proporcionar a las víctimas ropa, alimentos, agua potable y medicamentos.

La presa colapsada está situada a unos 550 kilómetros al sureste de Vientiane; la obra con un costo de más de 1000 millones de dólares comenzó a construirse en 2013 por la sociedad de riesgo compartido Xe-Pian Xe-Namnoy Power Company’s, y tenía previsto operar en 2019.

La compañía tailandesa Ratchaburi Electricity Generating Holding, que participa en la construcción atribuyó el derrumbe “a las continuas lluvias que han causado la entrada de un gran volumen de agua en el embalse”.

En un comunicado, la empresa ha explicado que se está “realizando una evaluación urgente de la situación para poder resolverla inmediatamente una vez que el nivel del agua de la presa haya bajado”.

El negocio de la energía

Actualmente hay varias presas en construcción en Laos, que exporta la mayoría de su energía hidroeléctrica hacia los países vecinos, especialmente a Tailandia.

Dicen las agencias de prensa que los grupos ecologistas llevan años alertando del riesgo que vive Laos por las ambiciones en materia hidroeléctrica del gobierno y han avisado del impacto que pueden tener las presas en el curso del río Mekong, su flora, su fauna y las comunidades rurales de la zona.

El papa Francisco envió a través de su secretario de Estado telegrama de condolencias:

A las autoridades eclesiásticas y civiles locales

Al enterarse con tristeza de la pérdida de vidas y de los heridos por causa de las graves inundaciones como consecuencia del derrumbe de una presa hidroeléctrica en el sudeste de Laos, Su Santidad el Papa Francisco expresa su más profunda solidaridad a todos los afectados por este desastre.

Su Santidad reza especialmente por el descanso de los difuntos, la curación de los heridos y el consuelo de todos los que lloran la pérdida de sus seres queridos y que temen por la vida de los que aún están dispersos.

El Santo Padre alienta igualmente a las autoridades civiles y a todas las personas involucradas en las tareas de búsqueda y rescate que ayudan a las víctimas de esta tragedia.

A todos envía su bendición.
Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here