Foto:Roman Catholic Archdiocese of Boston.

En la tarde del sábado 5 de octubre de 2019, en la Basílica Vaticana, el Papa Francisco celebró su sexto Consistorio Público Ordinario para la creación de 13 nuevos cardenales; con ello Jorge Mario Bergoglio habrá designado a 52 por ciento de los miembros del Colegio Cardenalicio y tendrá junto con su antecesor Benedicto XVI, controlada la sucesión en caso de renuncia anticipada.

TE PUEDE INTERESAR: Recordamos cómo fue el primer mensaje del Papa Francisco

Como dice Elisabetta Pique, corresponsal del periódico La Nación en el Vaticano: hoy la mayoría absoluta de purpurados será bergogliana, pues 67 de los 128 cardenales electores del Colegio Cardenalicio fueron designados por él; 43 por Benedicto XVI y 18 por Juan Pablo II.

Con ello el Papa jesuita intenta blindar su sucesión. “Un tema que, lejos de ser tabú, está en boca de todos y especialmente de esa minoría tradicionalista que no ve la hora que llegue el final de este pontificado y que maniobra subterráneamente para debilitarlo e influenciar el cónclave que elegirá a su sucesor”, señaló la periodista.

El rito del Consistorio

El rito del Consistorio comenzó con el saludo litúrgico. A continuación, el nuevo cardenal español Miguel Ángel Ayuso Guixot, en nombre de los nuevos cardenales, dirigió unas palabras al Papa Francisco, al que le aseguró el apoyo de los nuevos purpurados y su “sincera cooperación”.

Estas palabras son de gran apoyo en un momento en el que Francisco está recibiendo duras críticas a su pontificado y a sus documentos por parte de varios cardenales del sector ultraconservador, sobre todo del estadunidense, que incluso ha pedido su renuncia.

Después se leyó el Evangelio según san Marcos y Francisco pronunció una homilía, dirigida principalmente a los nuevos cardenales, a los que animó a sentir “compasión” y “misericordia” y aprovechó para criticar abiertamente algunos comportamientos desleales de los hombres de la Iglesia, que “dependen de la falta de este sentido de la compasión recibida y de la costumbre de mirar a otra parte, la costumbre de la indiferencia”.

“La capacidad de ser leal en el propio ministerio depende también de esta conciencia viva. También para vosotros, hermanos cardenales. La disponibilidad de un purpurado a dar su propia sangre —que está simbolizada por el color rojo de la vestidura—, es segura cuando se basa en esta conciencia de haber recibido compasión y en la capacidad de tener compasión. De lo contrario, no se puede ser leal”.

Pidamos hoy, dijo, por intercesión del apóstol Pedro, la gracia de un corazón compasivo para que seamos testigos de aquel que nos miró con misericordia, nos eligió, nos consagró y nos envió a llevar a todos su Evangelio de salvación.

Acto seguido, el Papa leyó la fórmula de creación (en latín) de los cardenales y proclamó solemnemente los nombres de los nuevos cardenales, así como su título o diaconía. De inmediato los nuevos cardenales profesaron la fe y juraron ante el Santo Padre sus nuevos títulos.

Posteriormente, cada uno de los 13 nuevos cardenales, por ordenación, se aproximó al Papa y se arrodilló ante él para recibir el birrete y solidoleo cardenalicio, el anillo cardenalicio y la asignación a cada uno del título o la diaconía.

VIDEO: Ceremonia completa del Consistorio Público Ordinario para la creación de nuevos cardenales, desde la Basílica de San Pedro. Fuente: Vatican News

De los nuevos 13 cardenales, los que podrán participar en un futuro Cónclave son:

  • Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, (67 años, España);
  • José Tolentino Mendoça, bibliotecario de la Santa Romana Iglesia, (53 años, Portugal);
  • Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo, arzobispo de Jakarta (69 años, Indonesia);
  • Juan de la Caridad García Rodríguez, arzobispo de San Cristóbal de La Habana (71 años, Cuba);
  • Fridolin Ambongo Besungu, O.F.M. Cap, arzobispo de Kinshasa (59 años, República Democrática del Congo);
  • Jean-Claude Höllerich, arzobispo de Luxemburgo (61 años);
  • Álvaro L. Ramazzini Imeri, obispo de Huehuetenamgo (72 años, Guatemala);
  • Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia (63 años, Italia);
  • Cristóbal López Romero, arzobispo de Rabat (67 años, Marruecos);
  • Michael Czerny, subsecretario de la Sección Migrantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, (73 años, República Checa-Canadá).

Además, el Papa eligió a dos arzobispos y un obispo mayores de 80 años y por ello cardenales no electores, por “su servicio a la Iglesia” y son: Michael Louis Fitzgerald, arzobispo emérito de Nepte (82 años, Túnez); Sigitas Tamkevicius, arzobispo emérito de Kaunas (80 años, Lituania) y Eugenio dal Corso, obispo Emérito de Benguela (80 años, Ángola).

¿Estará entre ellos el nuevo Papa?

¿Cómo queda el Colegio Cardenalicio hoy?

Queda constituido por 225 miembros; de ellos 128 serán electores en un futuro cónclave que elegirá al sucesor del Papa Francisco. Los demás ya superaron los 80 años de edad y por tanto están excluidos del cónclave, según las normas establecidas en 1971 por San Pablo VI.
Pero en una semana, entre el 7 y el 15 de octubre, el número de cardenales electores descenderá a 124, al cumplir 80 años los cardenales Monsengwo Pasinya, Grocholewski, Menichelli y Toppo.

En cualquier caso, Italia seguirá siendo el país con mayor número de cardenales con menos de 80 años, es decir, con 23 electores.

Pero nos os preocupéis porque aún hay Papa para rato; veremos en unos meses más un séptimo consistorio…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here