El martes 20 de noviembre, el papa Francisco recibió en audiencia a los 53 miembros de la Fundación Maronita y a autoridades del Líbano, quienes acudieron al Vaticano en compañía del Patriarca de Antioquía de los Maronitas, su beatitud el cardenal Béchara Boutros Raï.

TE PUEDE INTERESAR: Lanza la CEM el Equipo Nacional para la Protección a Menores

La audiencia se concretó en la Sala Clementina del Palacio Apostólico al finalizar la visita ad limina de los 35 obispos de la Iglesia Patriarcal de Antioquía de los Maronitas.

Durante la audiencia, el papa Bergoglio destacó la generosidad del pueblo libanés a la hora de acoger a los refugiados que huyen de la inestabilidad y violencia en Siria.

También señaló la capacidad de los libaneses para sobreponerse a la desconfianza interreligiosa después de años de guerra civil y construir juntos una sociedad sustentada en el respeto a los demás.

En su discurso, Francisco afirmó que le parece una buena idea la propuesta del cardenal Boutros Raï de acompañar la visita ad limina con un grupo de fieles: “Es una buena idea, se podría oficializar, ¡para que puedan hablar mal de los obispos!”, dijo en broma a los alrededor de 40 fieles presentes en la audiencia. “¡Se puede hacer! Así conocemos las cosas más concretas de la comunidad”.

Precisó que ello le “recuerda al milagro de la multiplicación de los panes, porque me han dicho: ‘Habrá unas cuarenta personas que le quieren saludar’, así que ¡he asistido a la multiplicación de los libaneses’”, bromeó. “Gracias por haber venido, tantos. ¡Gracias!”.

“Deseo agradecer a la comunidad libanesa todo lo que hace en El Líbano. Por dos motivos: por mantener el equilibrio – este equilibrio creativo, fuerte como los cedros– entre cristianos y musulmanes, sunitas y chiitas; un equilibrio de patriotas, de hermanos. Le doy las gracias ante todo por esto. Y también quiero agradecer por otro motivo: por su generosidad, su corazón hospitalario con los refugiados: tienen más de un millón de ellos. Gracias, ¡muchas gracias!”, manifestó el Papa Francisco en su alocución.

Al final les dio la bendición 

“Y ahora pediré que el Señor os bendiga a todos. Que el Señor os bendiga, así como a vuestras familias, a vuestra patria, a vuestros hijos, a vuestros refugiados. Que os bendiga a todos. Amén”.

Jorge Mario Bergoglio dedicó el mensaje a toda la población libanesa, principalmente por la enrome generosidad que han demostrado en la crisis de los refugiados.

Según la ONU, se trata de alrededor de un millón de personas que han huido de un Medio Oriente en llamas, principalmente de dos países: Siria e Irak. Todos ellos han encontrado refugio en tierras libanesas y han superado en número a la población local.

La Orden Libanesa Maronita

Oficialmente en latín: Ordo libanensis maronitarum, es conocida como Orden de los Antonianos Libaneses Maronitas; se trata de una orden religiosa católica de derecho pontificio, cuyos orígenes se remontan a los primeros monjes maronitas. El instituto como tal nace en 1695.

  • A los religiosos de este instituto se les conoce como antonianos libaneses maronitas o también como baladitas. Sus miembros posponen a sus nombres O.L.M.
  • El patriarca maronita de Antioquía y de todo el Oriente es su beatitud Béchara Boutros Raï
  • Es el líder de la mayor parte de la población católica del Medio Oriente y de las comunidades católicas de origen libanés en el mundo entero, tiene su sede Bkerké, Líbano.
  • Nació en Himlaya (Líbano) el 25 de febrero de 1940.
  • Fue ordenado sacerdote el 3 de septiembre de 1967.
  • El 2 de mayo de 1986, el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Caesarea Philippi y auxiliar del Patriarcado de Antioquía de los Maronitas, siendo consagrado el 12 de julio de 1986 por el patriarca Nasrallah Pedro Sfeir de Reyfoun.
  • El 9 de junio de 1990 fue nombrado obispo de Jbeil.

Tras la dimisión del cargo de patriarca del cardenal Sfeir por llegar a la edad de jubilación, aceptada por Benedicto XVI el 26 de febrero de 2011, el Sínodo de la Iglesia Maronita le eligió como nuevo patriarca el 15 de marzo de ese año.

Al mismo tiempo asumió la presidencia del propio sínodo. Tras su elección asumió como segundo nombre el de Boutros (Pedro), como es tradicional en todos los patriarcas de Antioquía de los Maronitas. El 25 de marzo, diez días después de su elección como patriarca, Benedicto XVI le concedió la necesaria comunión eclesial.

El 24 de octubre de 2012 Benedicto XVI lo nombra cardenal de la Iglesia católica, asumió el cargo en el consistorio del 24 de noviembre.

Es miembro de la Congregación para las Iglesias Orientales, del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales.

Durante el pontificado del papa Francisco fue convocado en calidad de padre sinodal para participar del Sínodo extraordinario de obispos sobre la familia (2014), en su calidad de Patriarca de Antioquía de los Maronitas y Jefe del Sínodo de la Iglesia Maronita.

Los maronitas en México

La Diócesis Maronita de México es una jurisdicción eclesial creada por Juan Pablo II el 6 de noviembre de 1995 con el nombre oficial de Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires de Líbano. El primer Eparca (obispo) en nuestro país (1995-2002) fue Wadih Boutros Tayah; en 2003 fue nombrado obispo Georges Saad Abi-Younes, quien es actualmente es la máxima autoridad religiosa en México, con jurisdicción de los fieles de Centro América y Venezuela.

Existen aproximadamente 500 mil personas que profesan la religión en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here