El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó que el papa Francico, dirigirá un mensaje a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en el marco de la “Semana de Alto Nivel” después del 22 de septiembre.

Hace cinco años Francisco visitó los Estados Unidos realizando  una visita de unas horas a la sede de la ONU en Nueva York, donde emitió un emotivo discurso ante la Asamblea General.

Entonces, el líder religioso pidió a los líderes mundiales que concentraran sus esfuerzos en la protección del medio ambiente y la lucha contra la exclusión: “La exclusión económica y social es una negación total de la fraternidad humana y un ataque muy grave a los derechos humanos y al medio ambiente”. “Estos fenómenos constituyen la ‘cultura del desperdicio’ que está tan extendida y reforzada inconscientemente hoy en día”, declaró entonces Jorge Mario Bergoglio.

La sesión de la Asamblea General de la ONU empezó el martes 15 de septiembre, y según el Secretario General, Antonio Guterres, los temas de la Asamblea serán cuatro temas, a saber: i) la petición de un alto el fuego mundial durante 2020; ii)  la cuestión climática; iii)  la lucha contra la Covid19, y, iv)  la recuperación de la economía golpeada por las medidas de confinamiento.

Durante su mensaje para la efeméride, que se celebra oficialmente el próximo 21 de septiembre, António Guterres destacó que la aparición de la epidemia fue el motor que le impulsó a llamar a un alto el fuego de alcance global el pasado mes de marzo. “Nos enfrentamos a un enemigo común: un virus mortífero que está causando un sufrimiento enorme, destruyendo medios de vida, intensificando las tensiones internacionales y exacerbando unos ya de por sí enormes desafíos en materia de paz y seguridad”, remarcó.

Indicó que el lema escogido este año para la celebración “Forjando la paz juntos”, es una consigna que se ajusta perfectamente a la celebración del 75º aniversario de la Organización, ya que busca reunir a gente de todo el mundo “para mantener una conversación global sobre cómo forjar nuestro futuro y la paz en tiempos difíciles”. Un objetivo que, debido al distanciamiento físico al que obliga la COVID-19, no puede producirse presencialmente pero que debemos perseguir de igual manera.

“Y, juntos, sé que podemos —y lograremos— construir un mundo más justo, sostenible y equitativo”, finalizó en tono optimista, el líder de la ONU.

Al finalizar su intervención, como es tradición durante este evento, Guterres pidió un minuto de silencio por las víctimas de la guerra y los conflictos en todo el mundo y, a continuación, hizo sonar la campana de la paz, forjada con monedas y medallas donadas por los Estados miembros y niños de más de 60 países.

La Asamblea General de la ONU instauró el Día Internacional de la Paz en 1981. Dos décadas más tarde, en 2001, la Asamblea General decidió por unanimidad designar este Día como una jornada de no violencia y alto el fuego.

Reunión Guterres y el papa Francisco.

La mañana del viernes 20 de diciembre el Papa Francisco recibió en audiencia en el Palacio Apostólico a António Guterres, por primera vez desde quye asumió el cargo el 1 de enero de 2017.

En un comunicado, la Santa Sede señaló que en la reunión “se expresó la consideración de la Santa Sede por el compromiso de las Naciones Unidas con la paz mundial. Posteriormente se habló del proceso de actuación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de la crisis del multilateralismo, particularmente evidente debido a las dificultades de gestionar algunos problemas actuales, como la migración y la trata de personas, el cambio climático y el desarme”.

También se abordaron algunas situaciones de conflicto, inestabilidad social y graves emergencias humanitarias. Ambos líderes aprovecharon el encuentro para grabar un video en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, en que unen sus voces en la defensa de la dignidad humana, “tantas veces explotada y pisoteada”.

Entonces Francisco leyó en español un mensaje escrito conjuntamente con Guterres, haciendo un llamado a la solidaridad y a la caridad con nuestros hermanos para toda la humanidad.

Por ahí vendrá el mensaje papal, y seguramente Francisco hablará también de su tercera encíclica Fratelli tutti sobre la fraternidad y la amistad social, que firmará el próximo sábado 3 de octubre en Asís en la provincia de Perugia, región de Umbría, en Italia.

RELACIONADO: Nueva encíclica del papa Francisco

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here