La Corte Suprema de Australia anunció una nueva audiencia con la defensa del cardenal George Pell para examinar la solicitud de apelación contra la sentencia de seis años de cárcel por abusos contra dos menores, dictada en diciembre del año pasado por el Tribunal de Melbourne.

Se trata de una nueva etapa para investigar a fondo el caso antes de tomar una decisión definitiva. El fallo de primera instancia, hecho público en febrero pasado, había sido confirmado el 21 de agosto por la Corte Suprema del Estado de Victoria.

RELACIONADO: “Unirme al sufrimiento de Jesús me da un propósito y una dirección”: George Pell

Sin embargo, el purpurado presentó en el último minuto del martes 17 de septiembre un recurso de apelación ante el Alto Tribunal, la máxima instancia judicial del país, contra su condena.
Según los abogados de Pell, la opinión discordante de uno de los tres jueces de la Corte de Apelación de Victoria, Mark Weinberg, puede proporcionar motivos razonables para revocar la sentencia.

El magistrado explicó que el veredicto contra Pell no satisface el principio en base al cual una persona sólo puede ser condenada si las pruebas demuestran su culpabilidad, más allá de toda duda razonable.

Éste es el último recurso que tiene el otrora poderoso purpurado de revertir la sentencia de cárcel, porque se trata de la máxima autoridad de la Iglesia católica en ser condenada por delitos de pederastia.

RELACIONADO: Corte ratifica condena contra el cardenal George Pell

El arzobispo Mark Coleridge, presidente de la Conferencia Episcopal católica australiana, afirmó que “todos los australianos tienen derecho a apelar contra un fallo de la Alta Corte y el cardenal George Pell ha ejercido ese derecho”.

Agregó: “La Alta Corte ha establecido que su condena merece ser reexaminada. Esta decisión prolongará lo que ha sido un proceso largo y difícil, pero sólo podemos esperar que la apelación se desarrolle lo más pronto posible y que la sentencia del Tribunal Supremo aporte claridad para todos.

Matteo Bruni, vocero de la Santa Sede, señaló que el Vaticano reitera “su confianza en la justicia australiana” y toma conocimiento de la decisión del Tribunal Supremo, “consciente de que el cardenal ha afirmado siempre su inocencia”.

“En esta ocasión la Santa Sede reitera su cercanía a cuantos han sufrido a causa de los abusos por parte de los miembros del clero”, subrayó.

RELACIONADO: George Pell, en manos del Tribunal Superior de Australia

Todo apunta a que el caso será incluido en el calendario de juicios para después del 4 de marzo de 2020.

Si la Corte Suprema confirma la decisión del Tribunal de Apelaciones, Pell deberá cumplir la sentencia dictada en su contra. Pero en caso contrario será libre de todo cargo.

En este supuesto, ¿regresaría Pell a su cargo en la Curia?

Creemos que de quedar libre de todo cargo deberá ser reparado el daño causado en su contra.

George Pell tiene 78 años. Fue denunciado en 2014 y se le encontró culpable de cinco cargos de abuso sexual, que presumiblemente cometió entre 1996 y 1997 contra algunos niños del coro de la catedral de Melbourne.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here