Este jueves 15 de noviembre, el Papa Francisco recibió en audiencia a Reuven Rivlin, presidente del Estado de Israel. Antes el mandatario y su esposa Nechama recibieron los honores correspondientes por la Guardia Suiza Pontificia.

TE PUEDE INTERESAR: Charles Scicluna, secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Se trata de la segunda audiencia del mandatario israelí al Papa Jorge Mario Bergoglio; la primera fue en septiembre de 2015.

Cuando se aproxima el vigésimo quinto aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas “se ha manifestado el deseo de alcanzar acuerdos satisfactorios sobre algunas cuestiones de interés común”, señaló la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Agregó: “Se ha reiterado, por tanto, la importancia de construir una mayor confianza recíproca en vista de la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos para alcanzar un acuerdo respetuoso con las legítimas aspiraciones de los dos pueblos, y se abordó la cuestión de Jerusalén, en su dimensión religiosa y humana para judíos, cristianos y musulmanes, así como de la importancia de salvaguardar su identidad y su vocación de Ciudad de la Paz.”

Ambos líderes hablaron sobre la situación política y social en la región, marcada por varios conflictos y las consiguientes crisis humanitarias. En este contexto, se subrayó la importancia del diálogo entre las diferentes comunidades religiosas “con el fin de garantizar la convivencia pacífica y la estabilidad”.

En el encuentro el presidente Rivlin destacó que “la conexión entre Israel y el Vaticano es de gran importancia para ambos y espero que la reforcemos”.

Asimismo, se refirió a la actual situación en la Franja de Gaza: “Hamás lleva una y otra vez a una grave escalada de violencia mientras usa cínicamente la situación de la población en Gaza” y agregó que “no permaneceremos indiferentes mientras Hamás intenta afectar nuestras vidas y hacer un daño a nuestros ciudadanos”.

Rivlin dijo al Papa que para cualquier acuerdo futuro con Hamás, una condición humanitaria imprescindible será el retorno de los cuerpos de los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) cautivos en Gaza, así como los civiles israelíes retenidos en la franja.

Refirió que Israel está avanzando en el proyecto conocido como “Tierra de Monasterios”, cerca del lugar de bautizo de Jesús en la zona de Judea. Este proyecto busca recuperar varios monasterios que había en el lugar y así promover mayor visita de turistas cristianos a la zona.

“Jerusalén es una ciudad santa para las tres religiones monoteístas por cientos de años… para el pueblo judío es el centro espiritual desde los días del Primer Templo hace 3 mil años pero es también un microcosmos de nuestra capacidad de vivir juntos”, puntualizó Rivlin.

Por último, agradeció al Papa, en nombre de los judíos del mundo, por su apoyo en la lucha contra el antisemitismo.

“Su condena absoluta de los actos de antisemitismo y su definición de tales actos como anticristianos son un paso significativo en la lucha en curso para acabar con ella”, dijo.

https://www.youtube.com/watch?v=oSnB_KymQYs

Después del encuentro con el Papa el mandatario israelí se reunió con el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, acompañado por monseñor Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados.

Según la agencia ACI Prensa, la visita se produjo en un contexto especialmente complejo en Oriente Medio debido a los diversos ataques y contraataques entre el grupo terrorista Hamás y el Ejército de Israel en la franja de Gaza. Se trata de la escalada de violencia más importante desde la guerra desatada entre Israel y Hamás en 2014.

Además, el pasado 12 de noviembre, el Observador Permanente de la Santa Sede en la Asamblea General de la ONU, monseñor Bernardito Auza, reafirmó el inquebrantable apoyo de la Santa Sede “a la solución de dos Estados (uno israelí y otro palestino) como el único camino viable a largo término para abordar el amplio problema de los apátridas, que continúa siendo la condición de los palestinos”.

Rivlin es el décimo presidente del Estado de Israel. Fue juramentado en julio de 2014 ante el Parlamento de Jerusalén; sucedió en el cargo a Shimon Peres.

Forma parte del ala más derechista del Likud, es conocido por su carácter afable y por su extravagante sentido del humor. Comenzó su carrera política en 1988 como diputado del Likud en la Knesset (parlamento), institución que presidió de 2003 a 2006 y de nuevo de 2009 a 2013.

Abogado de profesión, tiene 78 años, es famoso por su defensa de la democracia y de los derechos civiles, que le han valido el respeto de la izquierda e incluso de la minoría árabe israelí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here