Foto:Wengen
Foto:Wengen

Este jueves 6 de abril de 2019, el Papa emérito Benedicto XVI cumple 93 años, y casi ocho de que presentó su renuncia al pontificado,  “tras haber examinado ante Dios reiteradamente” su conciencia –aseguró– porque ya no se sentía capaz de llevar –física y espiritualmente–, el peso del pontificado.

TE PUEDE INTERESAR: Benedicto XVI fue quien desbloqueó la beatificación del salvadoreño Óscar Romero: Vincenzo Paglia

Esta vez no recibió ninguna visita, ni siquiera del papa Francisco, no obstante, describe su secretario particular Georg Gänswein, recibió numerosas llamadas telefónicas, en especial una de su hermano, Georg, que tiene 96 años de edad; además son numerosos los mensajes de saludo vía correo electrónico.

Dice su secretario que Ratzinger está plenamente informando sobre la evolución de la pandemia y reza diariamente por los enfermos y los que sufren a causa del virus, “participa en este dolor”, sigue “con preocupación”, pero “no deja que le roben la esperanza”.

La agenda del día incluyó un solemne servicio religioso. Después, siguió con oración y lecturas, así como con momentos dedicados a los cantos típicos de Baviera, Alemania, esta vez no hubo cerveza .

Eso sí recibió como regalo de cumpleaños una biografía escrita por el periodista alemán Peter Seewald, que se publicará el próximo 4 de mayo por la editorial Droemer Knaur. El autor ha publicado varios libros-entrevistas con el Papa emérito, incluyendo los bestsellers “Luz del mundo” y “Últimas conversaciones”.

No se sabe aún si recibió felicitaciones del papa Francisco, seguramente si.

Su Pontificado

Hace 15 años, el 16 de abril de 2005 Jospeh Ratzinger entró al cónclave y tres días después, el 19 de abril, fue nombrado el Papa # 265 iniciando su pontificado bajo el nombre de Benedicto XVI; menos de ocho años después, el 11 de febrero de 2013 presentó su histórica renuncia.

¿Qué dijo textualmente Benedicto XVI?

Sus palabras en su carta fechada el 10 de febrero son breves y concisas. Dijo en latín:

“Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice”.

Se convirtió en el primer Papa en renunciar al cargo durante muchos años.

La dimisión fue una novedad de facto pero no de iure, históricamente los casos de renuncia al pontificado han sido escasos: cuando mucho tres en toda la historia: Benedicto IX (1032), Celestino V (1294) y Gregorio XII (en 1415).

La llegada de Francisco

Jorge Mario Bergoglio fue elegido a las 12:06 horas del miércoles 13 de marzo de 2013 convirtiéndose en el papa número 266, el primer americano, el primer jesuita en la historia del papado; el 19 de marzo, Día de San José, asumió el pontificado.

Lo primero que hizo fue habblar con Benedicto XVI y rezar por él.

Benedicto XVI vive desde el 2 de mayo de 2013 en el convento Mater Ecclesiae, en el Vaticano; ahí descansa, lee, escribe y reza.

Su salud es buena para alguien de sus edad. Permanece en su residencia, donde ya es tradición que lo pasen a saludar los nuevos cardenales nombrados por su sucesor inmediatamente después de la ceremonia.

El papa Francisco lo ha visitado en varias ocasiones y en abril de 2014 oficiaron juntos en la misa de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, conocida como “la de los cuatro papas”.

Esta vez no fue a verlo pero seguramente le habló por teléfono para felicitarlo..

Quizá la fiesta será el próximo domingo 19 de abril cuando Benedicto XVI cumpla años de su elección papal.

Su pontificado duró poco menos de 8 años, pero en ese tiempo publicó 80 cartas Apostólicas, cuatro Exhortaciones Apostólicas y tres Encíclicas, y viajo a varios países, incluyendo México, que visito en marzo de 2012.

¡Felicidades, Benedicto XVI, ojalá que viva 100 años!

PD: Primera visita a México de Ratzinger. Era 11de mayo de 1996 cuando el poderoso cardenal Ratzinger viajó a la Ciudad de México -en visita privada- acompañado de su amigo Tarcisio Bertone; por cierto el entonces nuncio Girolamo Prigione fue su anfitrión, incluso les dio alojamiento y los llevó a conocer la Catedral Metropolitana y al templo Mariano: la Basílica de Guadalupe.

Aquel domingo 12 de mayo el cardenal alemán -y futuro papa- celebró un servicio religioso, muy discreto casi nadie lo difundió; ahí pidió a los sacerdotes mayor fidelidad y coraje en la evangelización, en especial con los sectores más pobres.

Ratzinger ofició Misa en compañía del nuncio apostólico y del arzobispo Primado de México, todavía estaba ahí como Abad Guillermo Shulemburg.

PD2.- Recomiendo ver para quién no la visto el filme ” Los dos Papas” que se estrenó en la plataforma de Netflix el pasado mes de diciembre.