Foto:iglecia.cl

Con las declaraciones de cuatro chilenos más que acusan haber sido víctimas de pederastia sacerdotal, este miércoles concluyó la misión de Charles J. Scicluna, arzobispo de Malta, quien por órdenes del papa Francisco recabó testimonios acerca del obispo Juan Barros, señalado por encubrir al sacerdote Fernando Karadima Fariña.

Scicluna, experto contra casos de pederastia, inició los encuentros con las presuntas víctimas el pasado 20 de febrero, pero tuvo que interrumpir su misión un día después para ser operado de la vesícula en una clínica de Santiago.

Mientras el jerarca católico estuvo convaleciente, fue reemplazado por el sacerdote español Jordi Bertomeu, quien en las investigaciones encomendadas por el Sumo Pontífice.

Este miércoles, la Conferencia Episcopal Chilena dio a conocer que el arzobispo de Malta abandonará el país mañana, pero antes manifestó su agradecimiento por el diálogo sereno, respetuoso y de confianza que sostuvo con las personas en conflicto con el obispo Barros.

“Se han cumplido las expectativas. El Santo Padre nos ha pedido escuchar y hemos escuchado. Ahora hay que gestionar toda esta información para entregarla al Papa”, señaló Jordi Bertomeu.

El encuentro entre los enviados papales y las supuestas víctimas se realizó en el Instituto Alonso de Ercilla. En éste participaron los denunciantes Jaime Concha, Jorge Franco, Gonzalo Dezerega e Isaac Givovich.

Aunque la Congregación Marista de Chile (a la que pertenecen Barros y Karadima) efectúa una investigación encabezada por el sacerdote David Albornoz, los afectados manifestaron su confianza de que sea el Vaticano el que asuma la indagatoria y realice justicia.

Isaac Givovich manifestó: “Hemos sido escuchados por parte del obispo de Malta. Nos llevamos el compromiso de él, que es lo que más nos importa, de transmitir a la Santa Sede el que los hermanos maristas no puedan ser juez y parte en el proceso”.

La misión papal “ha escuchado con mucha caridad a cada uno de nosotros en nuestros testimonios. Ha habido momentos muy difíciles. No es fácil escuchar a compañeros como Jorge, Gonzalo o Jaime. No es fácil volver a contar lo que hemos vivido y sufrido… es un paso más para la justicia, porque la verdad ya está. Es algo irrefutable”, subrayó.

Ahora Scicluna y Bertomeu deberán redactar un informe y presentarlo al papa Francisco. En Chile, los afectados y algunas autoridades manifestaron su confianza de que se den los primeros resultados a partir del próximo 21 de marzo.

La Congregación Marista de Chile mantuvo su llamado “a quienes deseen declarar o tengan información” que puedan aportar a la investigación canónica por abusos sexuales que dirige el padre David Albornoz, que puedan hacerlo escribiendo al correo electrónico dalbornozp@gmail.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here