“Siempre se preocupó por ofrecer respuestas y orientaciones a partir del mensaje de Cristo”, afirma el Santo Padre.

Ante la muerte del cardenal Karl Lehmann a los 81 años de edad, ocurrida la madrugada del domingo 11 de marzo, el Papa Francisco envió un telegrama para expresar sus condolencias a Peter Kohlgraf, obispo de Maguncia, y todos los fieles de esta diócesis.

“En su larga actividad como teólogo y obispo, así como presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, contribuyó a plasmar la vida de la Iglesia y de la sociedad. Siempre se preocupó por la apertura a los interrogantes y los desafíos de los tiempos y por ofrecer respuestas y orientaciones a partir del mensaje de Cristo, para acompañar a las personas a lo largo de su camino, buscando lo que une más allá de los confines de las confesiones, convicciones y Estados”, se lee en el documento.

Su misa funeraria está programada para el 21 de marzo en la catedral de Mainz. Lehmann durante 33 años obispo de Maguncia, había sufrido una embolia y un derrame cerebral en septiembre del año pasado del que había sido tratado inicialmente en un hospital. Y desde diciembre del año pasado recibía cuidados en su casa de Maguncia. Presidió la Conferencia Episcopal alemana durante 21 años y fue representante del ala modernizadora de la Iglesia católica.

Tristeza de Merkel

La canciller alemana Angela Merkel dijo que estaba muy triste por la muerte de Lehmann: “Estoy profundamente agradecida por nuestras buenas conversaciones y reuniones a lo largo de los años… era un mediador excepcionalmente dotado entre los católicos alemanes y Roma, en el espíritu del movimiento económico entre las iglesias cristianas, pero también entre los cristianos y los creyentes de otras religiones”.

Nacido el 16 de mayo de 1936 en Sigmaringen, Lehmann fue ordenado sacerdote en la Arquidiócesis de Friburgo de Brisgovia el 10 de octubre de 1963. Obtuvo sus doctorados en Filosofía y en Teología en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Fue profesor de Teología Dogmática en la Universidad Johannes Gutenberg, en Münster, y miembro del Comité Central de Católicos Alemanes y del Círculo Ecuménico Jaeger-Stählin.

Posteriormente dio clases en la Universidad Albert Ludwig, en Friburgo, y fue miembro de la Comisión Teológica Internacional. Además, se encargó de la edición de las publicaciones oficiales de los documentos del Sínodo Conjunto de Diócesis de la República Federal Alemana, celebrado entre los años 1971 y 1975 y conocido como Sínodo de Würzburg.

El 21 de junio de 1983 fue nombrado Obispo de Mainz y recibió la ordenación episcopal el 2 de octubre. En 1991 fue secretario Especial de la Primera Asamblea Extraordinaria para Europa del Sínodo de los Obispos. Fue creado cardenal por San Juan Pablo II en el consistorio del 21 de febrero de 2001. Desde el 16 de mayo de 2016 fue obispo emérito de Mainz.

Participó en el cónclave de abril de 2005, del que resultó elegido Benedicto XVI como papa, y en el cónclave de marzo de 2013, en el que fue elegido Francisco.

Promotor de la nominación de Francisco

El periodista católico británico Austen Ivereigh afirma en su libro The great reformer. Francis and the making of a radical pope (El gran reformador. Francisco y la creación de un papa radical) que en los días precedentes al cónclave de 2013, cuatro cardenales, el británico Corman Murphy O’Connor, el belga Godfried Daneels y los alemanes Walter Kasper y Karl Lehmann, consiguieron el “acuerdo” de que Jorge Mario Bergoglio fuera designado como el papa número 266.

En el libro también se afirma que los cuatro cardenales pusieron en marcha una campaña de promoción del cardenal jesuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here