Los cinco sacerdotes y dos laicos que se reunieron con el Papa Francisco en Roma (del 1 al 3 de junio) para contarle los abusos que sufrieron de parte del sacerdote Fernando Karadima están de vuelta en Chile.

“Que (el Papa) nos haya escuchado fue maravilloso”, dijo el sacerdote Sergio Cobo, uno de los asistentes, a los medios de comunicación que los esperaban en el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile, y agregó que fue “impresionante” estar con él “y que supiera lo que pasó de boca de las víctimas”.

RELACIONADO: Sobrevivientes de abuso sexual reconocen “sensibilidad y apertura” del cardenal Aguiar Retes

Dio detalles: “El Santo Padre nos pidió perdón personalmente. Lo hizo con sencillez y debo decir que me he sentido muy acompañado. Ahora, ojalá, se acoja a todas las víctimas”.

Aseguró que Francisco desea arreglar la situación de la Iglesia de Chile, pero “no quiere cortar cabezas simplemente. El punto es afrontar esto como un proceso eclesial donde habrá responsables, aunque no sólo hay que apuntar a una persona que se lleve todo el peso, porque es una responsabilidad de todos”.

Señaló que Francisco “nos dijo las cosas que iba a hacer, pero no es solamente cosa de a quién cambio, a quién pongo, sino de ir a la raíz, ir a las causas. No nos podemos quedar encima, tenemos que mirar a largo plazo”.

Por su parte, el sacerdote Eugenio de la Fuente aseguró que el Papa “nos escuchó y nos acogió como un padre” y “dejó claro cuál es su plan con medidas de corto, mediano y largo plazo para ir sanando nuestra Iglesia”.

Ya hay fecha para el regreso de Scicluna y Bertomeu

Ayer, la Iglesia de Santiago informó que la visita a Chile de Charles Scicluna y Jordi Bertomeu se realizará del 12 al 19 de junio. Permanecerán en Santiago hasta el día 19, mientras que la misión pastoral a la diócesis de Osorno se efectuará entre los días jueves 14 y domingo 17 de junio.

En Osorno está el obispo Juan Barros, acusado por las víctimas de encubrir los abusos cometidos por el sacerdote Fernando Karadima.

El motivo de la visita es “avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos”, informó la Iglesia chilena. El viaje se realizará en colaboración con nuncio apostólico Ivo Scapolo, quien en la primera visita jugó un papel marginal.

Scicluna y Bertomeu estuvieron en febrero pasado en Chile durante 10 días para recopilar información respecto al actuar del obispo de Osorno. Es posible que los enviados papales le informen al nuncio las decisiones tomadas por el Papa Francisco; seguramente habrá renuncias y se nombrarán nuevos prelados.

Para Juan Carlos Cruz, uno de los denunciantes de Karadima, “la visita de Scicluna y Bertomeu es muy positiva. Son dos pastores que han demostrado mucha generosidad y criterio para escuchar a las víctimas de los abusos de la Iglesia en Chile y aconsejar de buena forma al Papa. Su presencia genera plena confianza”.

Añadió que “el papel que jugará el nuncio apostólico Ivo Scapolo es meramente de hospedaje para los enviados y algún otro trámite menor; es una persona cuestionada y sin credibilidad, creo que no puede aportar nada”, dijo.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here