El papa Francisco nombró el pasado sábado 15 de diciembre a Gianluca Gauzzi Broccoletti, dirigente del Cuerpo de la Gendarmería, como director adjunto de la Dirección de Seguridad y Servicios de Protección Civil de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano.

TE PUEDE INTERESAR: La pena de muerte, “inadmisible” bajo cualquier circunstancia: Papa Francisco

El nombramiento es de la mayor importancia; Gauzzi es prácticamente ratificado como el segundo de abordo del hasta ahora general Domenico Giani, comandante del Cuerpo de Gendarmería desde 2006.

Gauzzi Broccoletti fue uno de los gendarmes que llevaron el caso de Paolo Gabriele, ex mayordomo del papa Benedicto XVI.

La dirección de Servicios de Seguridad y Protección Civil que, junto con la Guardia Suiza Pontificia y los organismos vaticanos interesados, se ocupa de la seguridad y el orden público y, cuando es necesario, colabora con los servicios semejantes del estado italiano y de otros estados.

De ella dependen:

El Cuerpo de la Gendarmería, fundado en 1971, que se ocupa de las tareas propias de la policía (compuesto de aproximandamente 130 elementos) incluidas las de policía de frontera, judicial y fiscal; vigila la seguridad de los lugares y las personas, el mantenimiento del orden público, y la prevención y represión de internos, en colaboración con los órganos judiciales y las autoridades competentes de la Santa Sede, y el Cuerpo de Bomberos, que realiza actividades de intervención inmediata y prevención de personas y bienes, en colaboración con la Dirección de Servicios Técnicos. El cuerpo está formado por 30 bomberos y hace frente a unas 600 intervenciones anuales por diversos motivos.

“A la Dirección puede ser propuesto el Comandante del Cuerpo de la Gendarmería”, dice el nuevo motu propio papal; hoy es el general Domenico Giani.

Reforma

Recientemente el Papa reorganizó el Estado de la Ciudad del Vaticano -a cargo cardenal italiano Giuseppe Bertello-, para simplificar algunas estructuras y hacerlas más transparentes.

A través de un motu proprio el Papa Francisco especificó que los principios y criterios de esta reforma legislativa son la racionalización, la economía y la simplificación.

Dice el decreto papal que “El Santo Padre con quirógrafo del 22 de febrero de 2017 ha delegado a Su Eminencia Reverendísima, el Cardenal Giuseppe Bertello, el poder y toda la facultad necesaria para redactar una nueva Ley sobre el Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano y los reglamentos correspondientes necesarios para el funcionamiento del aparato administrativo del Estado, en vista de la urgente necesidad de reorganizar la estructura del Estado y hacer que responda a las necesidades de hoy para que sea todavía más clara la peculiar finalidad institucional del Estado de la Ciudad del Vaticano, llamado por su naturaleza a garantizar a la Sede de Pedro la independencia absoluta y visible”.

La Nueva Ley para el Gobierno del Estado de la Ciudad del Vaticano entrará en vigor el 7 de junio de 2019 y deroga la legislación anterior de 2002.

En un comunicado, Francisco defendió la necesidad de reorganizar la gobernación vaticana “con el objetivo de hacerla cada vez más idónea a las exigencias actuales” y para seguir garantizando “la absoluta y visible independencia” del Estado, formado en 1929.

La nueva legislación ha sido desarrollada por una comisión en base a principios económicos, de racionalización y simplificación y siguiendo “criterios funcionales de transparencia, de coherencia normativa y flexibilidad organizativa”, según la nota.

En el documento se define la Gobernación como el ente que ejerce el poder para garantizar la independencia de la Santa Sede y está formada por órganos de Gobierno y por una serie de organismos temáticos (consultivos, operativos, científicos y auxiliares).

La ley prevé la reducción de los organismos consultivos, disminuyendo el número de direcciones temáticas con las que cuenta, de las nueve actuales a siete, al suprimir la Dirección de Tesorería de Estado y la de Farmacia.

Ahora el Vaticano contará con la Dirección de Infraestructuras y Servicios, la de Telecomunicaciones y Sistemas Informáticos, la de Economía (que integra la Tesorería), la de Servicios de Seguridad y Protección Civil y la de Sanidad e Higiene (con la Farmacia).

También tendrá una Dirección de los Museos y los Bienes Culturales y otra dedicada a la gestión y tutela de las Villas Pontificias.

Además de estas direcciones, permanece como organismo científico la Specola Vaticana, el observatorio astronómico de la Santa Sede, situado en el palacio apostólico del Castelgandolfo.

Asimismo, se reduce el número de oficinas centrales, de cinco a dos (la Jurídica y la del Personal) y acaba con las de Filatelia y Numismática, Sistemas Informáticos y Archivos de Estado, cuyas competencias son asumidas por varias direcciones.

Los organismos de Gobierno continuarán siendo la Presidencia y la Secretaría General, las cuales coordinarán con las dos oficinas centrales de personal y jurídica. Los órganos de Gobierno, incluyen la Unidad de Control e Inspección, una nueva figura que deberá “verificar el cumplimiento de la normativa y valorar la eficiencia y eficacia” de la administración.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here