De las reuniones más importantes para consolidar el diálogo interreligioso fue el fraternal encuentro que tuvo el Papa Francisco el pasado jueves 21 de noviembre con Somdej Phra Maha Muneewong, patriarca supremo de los budistas de Tailandia.

RELACIONADO: Viaje apostólico de Francisco a Tailandia

Antes de entrar el templo histórico, Francisco se quitó los zapatos. Ya descalzo y envuelto en un tradicional manto “jee worn”, el Papa escuchó atentamente las palabras del patriarca.

Y tras intercambiar regalos y antes de firmar en el Libro de Honor pronunció un breve saludo de cortesía. El Papa manifestó:

Su Santidad:

Le agradezco sus amables palabras de bienvenida. Al comienzo de mi visita a esta nación me alegra visitar este Templo Real, símbolo de los valores y las enseñanzas que caracterizan a este amado pueblo.

En las fuentes del budismo la mayoría de los tailandeses han nutrido y permeado su manera de reverenciar la vida y a sus ancianos, de llevar adelante un estilo de vida sobrio basado en la contemplación, el desapego, el trabajo duro y la disciplina; características que nutren ese distintivo tan especial vuestro: ser considerados como el pueblo de la sonrisa.
En este sentido, doy las gracias a este pueblo porque, desde la llegada del cristianismo a Tailandia, hace unos cuatro siglos y medio, los católicos, aun siendo un grupo minoritario, han disfrutado de la libertad en la práctica religiosa y durante muchos años han vivido en armonía con sus hermanos y hermanas budistas.

Una vez más, agradezco a Su Santidad este encuentro. Pido que sea colmado de todas las bendiciones divinas para su salud y bienestar personal, y por su alta responsabilidad de guiar a los creyentes budistas en los caminos de la paz y la concordia.

¡Gracias!

El cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, en entrevista con Vatican News señaló:

“Creo que el punto axial del diálogo, más allá del discurso oficial que ambos líderes han hecho, está el tema de esta fraternidad activada en un diálogo fraterno entre Su Santidad el Papa Francisco y el Gran Patriarca Supremo de Tailandia”.

Subrayó que esta fraternidad quizás es el punto a través del cual ambas tradiciones religiosas tienen que trabajar para difundir el espíritu de la declaración de Abu Dhabi.
Aquí el documento obsequiado por Francisco al Gran Patriarca.

Documento sobre la FRATERNIDAD HUMANA por la paz mundial y la convivencia común

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here