La semana pasada 120 estudiantes de 60 ciudades de todo el mundo se dieron cita en el Primer Ciberencuentro Mundial de Jóvenes sobre el Coronavirus, con el objetivo de  enfrentar juntos este desafío global, sin miedo y con esperanza.

Pequeños cuadros, unos más pixelados que otros, nos descubrían unos ojos madrugadores, en México, donde estaba amaneciendo o trasnochadores, desde Japón. Un mosaico de rostros, jóvenes todos, inundó la pantalla…Y los auriculares: “Ciao!”, “Hi!”,”¡Hola!”, “Kon’nichiwa!”, “Bonjour!”, Alo!”, “Olá!”, saludos y gritos de felicidad en medio del caos y el miedo, dice una nota de la fundación pontificia; difunden un breve  vídeo de poco más de dos minutos

Participaron en el Primer Ciberencuentro Mundial de Jóvenes sobre el Coronavirus más de 120 jóvenes de varias partes del mundo quienes pudieron transmitir y conocer de viva voz la realidad que viven sus amigos en otros lugares del mundo, y compartir sus sensaciones, no exentas de miedo y confusión, pero contundentes en su llamado a la empatía y a la solidaridad.

Testimonios compartidos: ¡quédate en casa!

“Tenemos que estar en nuestras casas para prevenir y cuidarnos…hay gente que quiere salir a la calle, pero es porque desconocen la gravedad del virus”, dijo Celestino, de Mozambique.

En tanto, Dominique, de Haití, afirmó: “Estamos preocupados aquí, porque si los países que están preparados para soportar mejor este tipo de crisis están sufriendo, imagínense nosotros… (por eso) si tienes la oportunidad de ayudar a alguien, hazlo. Este es el momento de ser solidarios”, dijo.

“Yo siempre veo algo positivo en todo, y es que estamos comunicándonos; no hemos perdido la red de comunicación, y eso es lo más importante; a pesar de que estamos en un momento de crisis, seguimos en pie; no como amigos o conocidos, sino como la gran familia que somos Scholas”, fueron las palabras de Brayan, de Panamá. “Podemos seguir trabajando por el bien común”, agrego.

“Ha llegado el momento de reivindicar la cultura del encuentro que defiende Scholas”, apunto, Sergio, de España.

Y desde Panamá llegó la voz de Brayan: “Yo siempre veo algo positivo en todo, y es que estamos comunicándonos; no hemos perdido la red de comunicación, y eso es lo más importante; a pesar de que estamos en un momento de crisis, seguimos en pie; no como amigos o conocidos, sino como la gran familia que somos Scholas”.

“Scholas es un soplo de aire en todo esto, es pedazos de corazón repartidos por todo el mundo, es especial. Gracias por seguir haciéndome vivir emociones que nunca puedo transmitir en palabras”, expresó Sonia, desde Palermo, Italia.

Durante varios minutos el dialogo fluyó, y en el vídeo que conocimos se pueden escuchar varias palabras como diálogo, fraternidad, sacrificio, coraje, solidaridad, familia, fragilidad, empatía, incertidumbre, desconcierto, comunicación, pero “hubo dos que se repitieron, y se respiraron, incesantemente, esas fueron las de “esperanza” y “encuentro”.

Al final José María del Corral les dijo a los jóvenes: “Hoy ustedes crearon la mejor vacuna y le pusieron el nombre: esperanza”.

Hay un mensaje al final del papa Francisco retomado de una reciente entrevista  “yo tengo esperanza en la humanidad, tengo esperanza en los hombres y en las mujeres …Tengo fe vamos a salir mejores….”

Los jóvenes ha estado muy atentos a los mensajes del papa Francisco ante esta crisis mundial. Tienen presente el exhorto del pasado viernes 27 de marzo desde la Plaza de San Pedro, cuando invitó  a todo el mundo a abrazar  la Cruz de Cristo, en la que “hemos sido salvados para hospedar la esperanza”. Abrazar al Señor para abrazar la esperanza. Esta es la fuerza de la fe, que libera del miedo y da esperanza….”, dijo el papa jesuita a  millones de católicos que lo vieron por la vía virtual

¡Enhorabuena a Scholas por esa experiencia de diálogo mundial.

Ese primer Ciberencuentro fue organizado por Scholas con la bendición del Papa Francisco.

Hace unos meses el papa Francisco se reunió con jóvenes de Scholas en Japón…

¿Qué es Scholas Occurrentes?

Es una organización Internacional de Derecho Pontificio presente en 190 países y que a través de su red integra a más de 500 mil instituciones y redes educativas de 190 países.

Su misión es lograr la integración de todos los alumnos del mundo a través de propuestas tecnológicas, deportivas y artísticas que promueven la educación desde la cultura del encuentro.

Presiden esta fundación José María del Corral y Enrique Palmeyro, en México la dirige Héctor Sulaimán Saldivar

Sitio oficial de Scholas Ocurrentes en español

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here