La Fiscalía Nacional de Chile dio un informe sobre los abusos sexuales relacionados con integrantes de la iglesia Católica en los últimos años en el país sudamericano. Según sus cifras, 158 personas son investigadas, están asociadas a 144 pesquisas; 74 de los involucrados son sacerdotes u obispos diocesanos y 65 son de congregaciones, donde resaltan los salesianos con 16 casos y maristas con 15.

TE PUEDE INTERESAR: Ante la tragedia, hay que mirar hacia el futuro: Aguiar Retes a víctimas de abuso sexual

El informe de la Fiscalía Nacional establece que las víctimas de abuso por parte de la Iglesia son 266, y de ellos 178 son menores de edad. En este conteo se incluyen sacerdotes, monjas frailes o religiosos, y también laicos que ejercían gestiones en el ámbito eclesial.

Este lunes se dio a conocer también la separación de sus funciones eclesiásticas del párroco de la comuna de Hualqui, región del Biobío, quien es investigado por presunto abuso sexual. Hace poco, el Arzobispado de Concepción entregó a la fiscalía antecedentes por acusaciones de abusos de clérigos para que estos fueran investigados.

Este procedimiento se distancia de las decisiones emanadas desde el Arzobispado de Santiago, cuyo representante, Ricardo Ezzati, justificó la negativa previa diciendo que la iglesia no está obligada a entregar antecedentes al organismo persecutor.

La vocera de los Laicos de Concepción, Carol Crisosto, calificó la acción de la jurisdicción penquista como positiva, aunque tardía.

Recientemente se conoció una carta redactada en junio de 2013 y dirigida al cardenal Ricardo Ezzati, la cual fue firmada por el entonces obispo de Rancagua y presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Abusos, Alejandro Goic. El documento fue incautado por la fiscalía de Rancagua para estudiar un eventual encubrimiento en casos de abusos cometidos por sacerdotes.

El obispo Goic manifestó dijo en un comunicado que el documento es en realidad un borrador que nunca envió y que es privado. En la misiva acusaba a Ezzati de abuso de poder.