El pasado jueves 30 de julio -día mundial contra la trata de personas – el papa Francisco lanzó un nuevo llamado a trabajar en contra de esta plaga a la que calificó como una “herida en el cuerpo de la humanidad”. “¡Aún queda mucho por hacer!”, advirtió el líder religioso al enviar un mensaje a través de su cuenta de Twitter @Pontifex_es en el afirmó que “la trata de personas sigue siendo una herida en el cuerpo de la humanidad contemporánea”.

Agradeció “de corazón a todos los que trabajan a favor de las víctimas inocentes de esta mercantilización de la persona humana”. y colocó el hashtag  #EndHumanTrafficking que se volvió tema del momento

Durante sus poco más de 7 años de pontificado, Francisco ha condenado en diversas ocasiones la trata de personas, como fue el caso del pasado 8 de febrero, memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, fecha en que la Iglesia celebra la Jornada mundial de oración y reflexión contra la trata de personas.

Al finalizar el rezo del Ángelus de aquel domingo, el pontífice afirmó que la trata “es una verdadera plaga que explota a los más débiles” y para curar “esta plaga, porque es una verdadera plaga que explota a los más débiles, es necesario el compromiso de todos: instituciones, asociaciones y agencias educativas”.

Advirtió que al hablar de prevención de la trata de personas existen “diversas investigaciones que muestran que las organizaciones criminales están utilizando cada vez más los medios modernos de comunicación para atraer a las víctimas con el engaño”.

Además del tuit que se volvió tema del momento, el pasado lunes a través del cardenal Pietro Parolín, el Papa alentó a los miembros del Equipo No a la Trata, de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJyP) de Argentina a renovar su compromiso por “la erradicación total de esta plaga, que vulnera la dignidad de los hermanos y hermanas más débiles”.

“En medio de la dramática y persistente situación de mercantilización que es la trata de personas en sus múltiples formas, el Santo Padre los anima en su compromiso por la erradicación total de esta plaga, que vulnera la dignidad de los hermanos y hermanas más débiles”, expresó en una carta firmada por el Cardenal Pietro Parolin, secretario de estado.

El mensaje finalizó con la invocación del Papa Francisco a la “celestial intercesión de Nuestra Señora de Luján, y envió su bendición apostólica “como signo de gracias abundantes”.

La carta fue leída por el presidente de la CNJyP, Emilio Inzaurraga, al cierre del conversatorio virtual “Juntos contra la Trata” realizado el lunes 27 de julio y en el que participaron unas 600 personas.

La trata de personas es una de las actividades criminales más lucrativas del mundo, hay 40 millones de víctimas. Según los últimos informes de la ONU afecta sobre todo a mujeres y niñas.

En ese tema el Papa siempre alza la voz, y más en estos tiempos de pamdemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here